México tiene contratos de precompra de 34.4 millones de dosis de Pfizer, 77.4 millones de la británica AstraZeneca, 35 millones de CanSino y 34.4 millones de la plataforma Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ciudad de México, 17 de enero (SinEmbargo).- La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, informó que el 99 por ciento de los médicos en la primera línea de contención contra la COVID-19 ya han recibido al menos una de las dosis de la vacuna de Pfizer.

“Hoy nos informaba el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de la reunión de la mañana que tenemos para el tema de Salud que está vacunado prácticamente todos los trabajadores y trabajadoras de la salud del primer nivel, se podría decir que estamos prácticamente al 99 por ciento”, dijo hoy durante su conferencia de prensa.

La Jefa de Gobierno añadió que la Ciudad de México ya cuenta con la segunda dosis que será destinada a todo el personal de salud capitalino.

“Ya está la segunda dosis, ya se está vacunando a las personas en su segunda dosis”, aseguró.

Hasta el día de ayer, la capital del país acumulaba 403 mil 501 casos de COVID-19, 7 mil 995 más que la jornada anterior; y 24 mil 867 defunciones totales, 230 más a las informadas 24 horas antes.

Mientras la ocupación hospitalaria era de 7 mil 167 camas; del total, 5 mil 323 correspondían a camas generales y mil 844 a camas con apoyo respiratorio.

Por la mañana, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que México aceptó la petición de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de ceder turnos de entregas de la vacuna de Pfizer para los países más pobres, y aseguró que esto no afectará el plan del país para acelerar la vacunación.

El Jefe del Estado mexicano denunció que en varios países europeos se reciben las vacunas… y se congelan.

“La mayoría de la gente entiende que hay que esperarnos, hasta que nos toque. Yo voy a esperarme hasta que me toque mi turno, de acuerdo a mi edad. Nadie puede, en circunstancias de salud tan delicadas, actuar con prepotencia, y la autoridad está obligada a dar el ejemplo”, dijo el mandatario durante un evento en el estado de Guerrero.

“La primera vacuna que se aplica en México es la Pfizer y requiere de muy bajas temperaturas para que sea efectiva, si se descongela y no se aplica, se pierde. Entonces tiene un tiempo de duración. El hecho de que todo lo que ha llegado de vacunas de Pfizer se esté aplicando al 100 por ciento, es una muestra de que se actúa con responsabilidad”, explicó frente al Gobernador Héctor Astudillo.

“En el mundo hay polémica porque la ONU ha pedido a Pfizer que baje sus entregas a países en los que se tiene contrato, como es el caso nuestro y países europeos, para que se disponga una cantidad de vacunas a la ONU y no haya acaparamiento y que la misma ONU ponga esas vacunas a disposición de países más pobres. Nosotros estuvimos de acuerdo con eso, que nos abren y luego nos repongan”, dijo López Obrador.

Proceso de vacunación en el Hospital de Especialidades Centro Médico “Siglo XXI”. Foto: Cuartoscuro.

El mandatario aseguró que lo anterior “no cambia nuestro plan. Ya estamos buscando otras vacunas, no sólo Pfizer. Ya estamos en tratos para que llegue la vacuna CanSino, la vacuna rusa y la vacuna de la Universidad de Oxford. Tendremos vacunas suficientes. Si aplicamos las vacunas, tendremos más autoridad y más derecho que los que reciben la vacuna y no la aplican, la tienen congelada. Eso pasa en algunos países europeos, y hay reclamos hasta al interior de cada país”.

El quinto cargamento de las vacunas de Pfizer y BioNTech, conformado de 439 mil 725 dosis, arribó esta semana al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para comenzar con el plan de vacunación masiva en los 32 estados del país.

El cargamento aterrizó en suelo mexicano en un avión de la compañía DHL con el nuevo lote de las vacunas que fueron distribuidas a través de 179 rutas terrestres, 46 aeronaves, 879 hospitales y 32 centros, según reveló Luis Cresencio Sandoval González, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

México tiene contratos de precompra de 34.4 millones de dosis de Pfizer, 77.4 millones de la británica AstraZeneca, 35 millones de CanSino y 34.4 millones de la plataforma Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La vacunación masiva contra la COVID-19 en México inició el 13 de enero, luego de que 439 mil 725 dosis de Pfizer, que llegaron un día antes a territorio nacional, fueron llevadas a los centros de redistribución.

Las dosis a distribuir, 439 mil 725 , fueron conducidas a 879 hospitales. Se habilitaron 32 centros de redistribución, 879 células de vacunación, 179 rutas terrestres, 179 escoltas de seguridad, 8 rutas aéreas, 46 aeronaves.

Además, se activaron brigadas Correcaminos de vacunación en cada instalación hospitalaria de las 32 entidades federativas. Su objetivo es concluir la vacunación de los profesionales de la salud empeñados en hospitales COVID.