20 AÑOS DE VIDA MENOS CON OBESIDAD

17/02/2013 - 12:00 am

La obesidad no solo ocasiona problemas estéticos en quien la padece sino que también merma considerablemente la vida, sostiene el Centro Internacional de Cirugía Bariátrica y Metabólica.

Los cambios metabólicos que provoca el exceso de peso son muchos. El enfermo puede sufrir alteraciones hormonales diversas, problemas cardiovasculares, resistencia a la insulina, diabetes tipo II, problemas en los huesos como la osteoporosis o artrosis, artritis, entre otros.

Foto: Cuartoscuro

Un estudio publicado por la prestigiada Revista de Medicina de Nueva Inglaterra (NEJM por sus siglas en inglés) ha demostrado que las personas que padecen de obesidad -con un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor a 45- viven hasta 20 años menos que las personas que no padecen exceso de peso.

Según el departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS por sus siglas en ingles), el estimado de años de vida perdidos como resultado del sobrepeso y la obesidad puede ser hasta de 20 años.

Las dietas mal balanceadas, provocan un aumento del tejido graso. Lentamente, todo el cuerpo va recubriéndose con grasa, por lo que el sistema circulatorio se ve gravemente afectado. El corazón, las venas y arterias trabajan en exceso para poder responder a la mayor demanda de irrigación sanguínea. La sobre exigencia al sistema circulatorio da como resultado la aparición de diferentes afecciones. La hipertensión arterial y los infartos son dos de las más comunes.

El sistema respiratorio también se ve afectado por el tejido adiposo que comienza a instalarse por todas partes. Cuando la grasa comienza a depositarse en la garganta, aparecen los ronquidos y las apneas del sueño, los cuales repercutirán en la vida social y laboral del paciente quien presentará problemas de concentración, falta de energía, mala memoria, cansancio extremo, puede quedarse dormido durante el día, y además, la falta de sueño aumenta el mal humor, la irritabilidad y el nerviosismo.

Los trastornos hormonales son muy frecuentes entre las personas con exceso de peso. Uno de los problemas más comunes es la resistencia a la insulina pero no es el único, también pueden darse otras alteraciones como el mal funcionamiento de la glándula tiroides y la disminución de las hormonas del crecimiento en niños y adolescentes, entre otros.

El exceso de peso genera una gran presión sobre las articulaciones y huesos, provocando un desgaste muy superior al normal. Por esta razón las afecciones como gota, artrosis, osteoporosis, entre otras, son muy comunes entre los pacientes que padecen obesidad.

Es posible detener este deterioro con solo bajar de peso. Es muy importante que si tienes exceso de peso comiences a tomar medidas para recuperar tu salud.