Durante las primeras horas de este viernes, usuarios de redes sociales reportaron la situación de riesgo en Reynosa por enfrentamientos entre Fuerzas Armadas y delincuentes en distintos puntos de la ciudad. Medios locales informaron que los enfrentamientos dejaron nueve muertos.

Ciudad de México, 17 de febrero (SinEmbargo/EFE).-  Nueve presuntos miembros de la delincuencia organizada murieron en enfrentamientos con la Marina mexicana registrados en la ciudad de Reynosa, fronteriza con Estados Unidos, informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

“Los hechos violentos que se registraron la noche del jueves y la madrugada del viernes provocaron nueve personas muertas”, confirmó a Efe un portavoz del gobierno de Tamaulipas.

De acuerdo con los reportes, el primer incidente se reportó en la colonia Puerta del Sol, donde para evadir las persecuciones de los militares, los presuntos criminales incendiaron llantas y dos vehículos.

También se reportaron enfrentamientos en las colonias Lomas Sección Las Fuentes, Cañada, Puerta del Sol, Villa Esmeralda, Rancho Grande y Bulevar Morelos, a la altura del puente El Anhelo, en el crucero de Río Purificación y Libramiento, en la Colonia Renacimiento, por la calle de entrada al penal, y otras localidades.

Los tiroteos más nutridos se registraron al filo de las 02.15 horas en la colonia Fuentes, una zona de clase media alta ubicada en el oriente de la ciudad y donde presuntamente vive un capo del Cártel del Golfo, causando la muerte de cuatro hombres.

Otros tres fallecieron en el cruce de la calles Mina y Esmeralda, en la colonia La Joya, y dos cuerpos más fueron recuperados en otros puntos de la ciudad.

Durante la madrugada se reportaron bloqueos realizados por presuntos narcotraficantes en varios puntos de la ciudad, vehículos afectados por los tiroteos y abandonados en la vía pública, así como el incendio de un depósito de autos.

Los operativos de las fuerzas de seguridad federales continuaron toda la mañana en algunas zonas de Reynosa, una urbe controlada por el Cártel del Golfo.

La violencia en Reynosa se desató desde el pasado 14 de febrero, cuando en un puente peatonal aparecieron los cuerpos colgados de dos hombres que habían sido torturados, crimen que se atribuyó un supuesto líder del Cártel del Golfo, “El Comandante Toro”, quien pedía al Gobierno del estado que no lo culparan de todas las extorsiones, robos y secuestros, pues “empresa” no se dedicaba a eso.

Al día siguiente se reportaron más homicidios y enfrentamientos, por lo que el Gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca declaró semáforo rojo y pidió a los ciudadanos resguardarse.

La situación ocasionó que varias personas no lograran llegar a sus lugares de trabajo, el cierre de negocios y daños a vehículos por la gran cantidad de “ponchallantas” esparcidas en las vías.