Las rocas del mar, las paredes de los restaurantes, quedaron expuestas a la visita en playas como Caleta, Caletilla y en zonas del Revolcadero, aunque los turistas no suspendieron sus actividades y algunos fueron vistos nadando en el agua.

Acapulco (México), 17 de febrero (EFE).- El mar se desplazó varios metros de la playas del puerto de Acapulco, sur del Pacífico mexicano, debido un sistema anticiclónico por lo menos dos veces en las últimas 24 horas, informó este domingo la oficina de Protección Civil del estado mexicano de Guerrero.

El desplazamiento de las aguas del mar, que despertó curiosidad de los visitantes en algunas zonas de Acapulco, se originó en un sistema anticiclón situado frente a las cosas de California, señaló el meteorólogo mexicano Roel Ayala Mata, director de monitoreo y análisis de riesgos de la oficina.

Las rocas del mar, las paredes de los restaurantes, quedaron expuestas a la visita en playas como Caleta, Caletilla y en zonas del Revolcadero, aunque los turistas no suspendieron sus actividades y algunos fueron vistos nadando en el agua.

Durante dos días continuos se ha observado que el mar se ha alejado por varios metros en playas de Acapulco. Foto: Cuartoscuro

En este fenómeno, los vientos giran en sentido a las manecillas del reloj, desplazando hacia el interior el agua superficial, “sin representar algún riesgo mayor para la población”, explicó el experto.

Protección Civil precisó que este espectáculo suele ser habitual durante el invierno y que se debilita al final de la primavera, razones por las cuales puede volver a ocurrir en una intensidad variada.

Asimismo se le relaciona con la posición del centro del anticiclón en combinación con efectos de marea, manifestó.

De acuerdo con testigos, las aguas del mar se alejaron del nivel de playa hasta 10 metros durante al menos de una hora este sábado y por dos horas este domingo.

Un hombre camina entre las rocas que quedaron expuestas luego del fenómeno. Foto: Cuartoscuro

Acapulco es el principal destino turístico del Pacífico sur, por su cercanía de unos 350 kilómetros de la Ciudad de México, que se recorren en poco menos de cuatro horas en una de las autopistas más modernas del país.

Protección Civil de Guerrero confirmó que después de estos ligeros desplazamientos de las aguas marinas la situación ha regresado a la normalidad.

Estos sucesos “no representa ningún riesgo mayor para la población que habita cerca de las zonas de playa, sin embargo, mantiene el monitoreo necesario para informar a la población”, añadió Protección Civil.