La difusión de imágenes, voz, nombre, datos personales o cualquier otra referencia que permita la identificación de niñas, niños o adolescentes queda prohibido, aún cuando se modifiquen, difuminen o no se especifiquen sus identidades, en caso de que los medios de comunicación incumplan con las medidas serán acreedores a sanciones.

Ciudad de México, 17 febrero (SinEmbargo).- En el marco del crimen de Fátima ‘N’, la Secretaría de Gobernación (Segob) hizo un llamado a los medios de comunicación para que eviten difundir imágenes y datos personales de menores involucrados en cualquier delito.

La dependencia recordó que aquellas publicaciones que difundan información sensible podrían hacerse acreedores a una sanción.

Las publicaciones de datos personales de niñas, niños o adolescentes relacionados con la comisión de algún delito, ya sean autores, víctimas o testigos, deben cuidarse para evitar que éstas propicien discriminación, criminalización o estigmatización de los menores, detalló en un comunicado la Segob.

Así mismo, la difusión de imágenes, voz, nombre, datos personales o cualquier otra referencia que permita la identificación de niñas, niños o adolescentes queda prohibido, aún cuando se modifiquen, difuminen o no se especifiquen sus identidades.

 La Secretaría recordó  que de acuerdo al cumplimiento a los artículos 1º y 4º de la Constitución, 17 y 19 de la Convención sobre los Derechos del Niño, 27 fracción XL de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, 66 y Capítulo Décimo Séptimo de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (LGDNNA), así como 40 del Reglamento Interior de la Secretaría de Gobernación, se deben considerar los aspectos antes mencionados respecto a la difusión de información.

La sugerencia  viene a raíz del crimen de la menor de 7 años pues la cobertura del caso ha sido amplia desde su desaparición.

La Segob informó que como dependencia será la encargada de dar puntual seguimiento al cumplimiento de la Ley, a través del monitoreo, para ponderar ante todo la protección del derecho a la intimidad de los menores e invitó a los medios a no hacerse acreedores de sanciones por no dar el debido tratamiento a la información.