El pasado 8 de enero, el Presidente López Obrador expresó que las acusaciones contra Félix Salgado Macedonio, candidato de Morena a la gubernatura de Guerrero, fueron consideradas como un “asunto partidista”, desestimando así los testimonios de las presuntas víctimas en contra del Senador con licencia.

Ciudad de México, 17 de febrero (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que ya no opinará sobre las acusaciones en contra de Félix Salgado Macedonio, pues debe ser el pueblo quien decida qué sucederá con la candidatura del Senador con licencia a la gubernatura de Guerrero.

El mandatario agregó que de ser necesario, las autoridades intervendrán y harán que este tipo de casos no se utilicen con fines electorales o de “politiqueros”.

Desde el Salón de Tesorería de Palacio Nacional, una reportera cuestionó directamente al Jefe del Ejecutivo federal sobre su postura al respecto de las acusaciones de agresiones sexuales contra Salgado Macedonio, pero López Obrador intentó no hablar mucho del tema aunque insistió en que estas denuncias se agravan cuando son tiempos de elecciones.

“Yo no opino, ya di mi punto de vista en una ocasión. Ya dije que son tiempos de elecciones y hay acusaciones de todo tipo. Yo no tengo por qué opinar en este caso”, dijo frente a los reporteros que acuden a la llamada “mañanera”.

Andrés Manuel insistió en que se debe confiar en las decisiones que toma el pueblo, y que si éste decide que sus ideales convergen con los de algún candidato deberá respetarse, pues “la política es asunto de todos”.

“No tengo por qué opinar en este caso, ya mencioné que primero hay que tenerle confianza al pueblo, la gente es la que decide, si se hacen encuestas y la gente dice ‘estoy de acuerdo con esta compañera, con este compañero’ yo pienso que se debe de respetar, o sea porque la política es asunto de todos, no de las élites”, señaló el mandatario oriundo de Tabasco.

A pesar de que la reportera insistió en que ya había acusaciones legales en contra de Salgado Macedonio y que los testimonios de las víctimas eran consistentes, el Presidente insistió en que no se deben hacer linchamientos políticos, porque son acusaciones “muy fuertes”.

“Entonces, ver esto, claro, imagínense, asuntos que tienen que ver con violación, ese tipo de acusaciones son muy fuertes, pero, tampoco se pueden hacer linchamientos políticos. O sea, dejarle el asunto, si es político, al pueblo, para no equivocarnos lo mejor es preguntarle al pueblo, primero; y, segundo, la autoridad, el Ministerio Público, los jueces, no la campaña mediática”, destacó.

Por ello, defendió el uso de las encuestas en las que la ciudadanía pueda opinar acerca de los temas de coyuntura y expresar cuál es su postura frente a este tipo de temas, para que no se juzgue “sin elementos”.

“Yo establecí desde que fui dirigente en partidos que lo mejor era la realización de las encuestas para preguntarle a la gente. Eso hay que tomarlo en cuenta porque si no estamos juzgando sin elementos. El pueblo no es tonto. Tonto es el que piensa que el pueblo es tonto, los guerrerenses, ellos, la mayoría mediante procedimientos democráticos y darle la confianza a la gente porque sabe lo que conviene”, afirmó.

“Pero, sí es como para preguntar, ¿y de parte de quién? Siempre hay acusaciones, siempre, pero cuando hay temporada electoral, se incrementa el número de acusaciones, de descalificaciones, de todo tipo”, finalizó.

“NO DEFIENDA A UN VIOLADOR, AMLO”: VÍCTIMA DE FÉLIX SALGADO

La confirmación del registro como candidato a Gobernador del senador Félix Salgado Macedonio, a pesar de que enfrenta varias denuncias por abuso sexual que incluye una por violación, desató una serie de reclamos contra López Obrador y su partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), en medio de un creciente clima de indignación de los feminismos en este país por este caso.

“Le pido que sea serio y que se ponga en el lugar de la víctima, no puede defender a un violador, todo esto me ha dañado, me ha jodido la vida”, advirtió Basilia, la mujer que en noviembre del año pasado denunció al hoy candidato.

“Que no se siga diciendo que esto es una guerra sucia y parte de la contienda electoral, lo que dije no es mentira, voy a seguir dando batalla hasta que se me escuche, aquí hay un violador y como tal se le tiene que tratar”, agregó al anticipar que podría buscar asilo político en otro país ya que teme por su vida en caso de que el candidato gane las elecciones y obtenga más poder como Gobernador.

La denunciante ofreció una conferencia de prensa después de presentarse ante la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena para ampliar su acusación al interior del partido y en presencia de los abogados de su presunto agresor. Sin embargo, el mismo día se ratificó la candidatura de Salgado Macedonio a Gobernador de Guerrero, un estado ubicado en el sureste del país, con miras a los comicios del próximo 6 de junio.

Esto implica que Morena no esperó a que concluyeran los procesos judiciales y exoneró por anticipado al dirigente político para postularlo, sin tomar en cuenta ni siquiera a las militantes partidarias, entre las que se encuentran legisladoras y funcionarias, que han impugnado de manera recurrente esta decisión.

Por eso, Aimé Vega Montiel, abogada de la víctima, aseguró que Morena simplemente armó una simulación, ya que en ningún momento se analizó seriamente impedir la candidatura del acusado. “Es evidente la protección”, dijo.

También aclaró que hasta el momento no ha recibido ninguna notificación por parte de las autoridades judiciales de Guerrero sobre la supuesta prescripción de la causa iniciada por la víctima por hechos ocurridos hace 22 años.

Antes de la conferencia de prensa, un grupo de activistas realizó la performance “Un violador en el camino” como muestra de repudio a Salgado Macedonio, pero las movilizaciones feministas continuarán tanto en Guerrero como en la Ciudad de México bajo el lema “un violador no puede ser Gobernador”.

-Con información de RT