El gigante mexicano del cemento optó por no hacer una oferta para el muro propuesto por el Presidente Donald Trump entre la frontera México-Estados Unidos, renunciando a los beneficios de cara a una posible reacción en el país, informa hoy el diario Bloomberg.

Foto: Cemex

Ciudad de México, 17 de marzo (SinEmbargo/EconomíaHoy).- Pese a que Cemex ha declarado abiertamente que el muro fronterizo sería un área de oportunidad para el crecimiento de la industria cementera, la empresa mexicana no participó en el proceso para los potenciales proveedores confirmó a Bloomberg, el portavoz de la firma, Jorge Pérez.

“El gigante mexicano del cemento, optó por no hacer una oferta para el suministro del muro propuesto por el presidente Donald Trump entre la frontera México-Estados Unidos, renunciando a los beneficios de cara a una posible reacción en su país de origen”, señala la publicación.

El mayor fabricante de cemento de México tiene plantas en ambos lados de la frontera, y su potencial para ser uno de los mayores beneficiarios del muro fronterizo había sido considerado por analistas en Barclays Plc y otros investigadores como un resultado irónico del intento de Trump de detener a los inmigrantes mexicanos indocumentados. De acuerdo con algunos cálculos el muro podría costar 15 mil millones de dólares o más.

Aunque la firma no está en la lista de las empresas interesadas en participar directamente como proveedores, ve en su posible construcción una oportunidad para ganar. De acuerdo a la publicación de Bloomberg, aunque Cemex no provea de materiales para el muro obtendría beneficios por el alza de la demanda de cemento.

La empresa que es el mayor fabricante de Cemento de México cuenta con plantas en ambos lados de la frontera, y su potencial para ser uno de los mayores beneficiarios del muro fronterizo había sido considerado por analistas en Barclays Plc y otros investigadores como un resultado irónico del intento de Trump de detener a los inmigrantes mexicanos indocumentados, señala el diario estadounidense.

Trump quiere construir un muro a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos, de 3 mil 200 kilómetros para frenar la migración y el narcotráfico, una idea que el país latinoamericano rechaza. De acuerdo con algunos cálculos el muro podría costar 15,000 millones de dólares o más.

“La empresa también espera verse beneficiada de un aumento de precios en Estados Unidos en 2017, al tiempo que contiene sus costos y logra un mayor flujo de efectivo libre”, informó ayer Reuters.

Dentro de las proyecciones de Cemex para este 2017 las ventas de sus activos alcanzarán hasta los 2 mil 500 millones de dólares, además de que planean bajar, entre mil 200 a mil 700 millones de dólares su deuda actual, la cual asciende a los 13 mil millones de dólares, de acuerdo a la publicación de la agencia noticiosa.

Las acciones de Cemex en México acumulan en los últimos 12 meses una ganancia cercana a 65 por ciento y operaban este jueves en 17.31 pesos.

El pasado 1 de marzo se dio a conocer que Cemex estaría dispuesta a presentar una cotización para proveer materiales para el muro que el Presidente de Estados Unidos.

“Si pudiéramos cotizar, estaríamos en la mejor disposición”, declaró Zambrano al diario Reforma.

“No tenemos nada en concreto; si alguien nos pide una cotización con gusto lo haremos”, agregó el presidente de una de las principales cementeras del mundo.

Tras su llegada a la Casa Blanca el 20 de enero pasado, Trump ordenó la construcción inmediata de un muro a lo largo de la frontera con México para frenar la inmigración ilegal, tal como lo prometió en campaña.

Hoy se dio a conocer que el Presidente estadounidense, Donald Trump, solicitará mil 500 millones de dólares al Congreso para comenzar la construcción del muro fronterizo este año y 2 mil 600 millones adicionales para 2018 dentro de su propuesta de presupuesto federal.

“Vamos a pedir un suplemento de financiación este año 2017 que incluya mil 500 millones de dólares para comenzar el muro este año”, indicó un funcionario de la Casa Blanca.

El funcionario apuntó que estos fondos van destinados “a dos proyectos pilotos”, con diferentes tipos de barreras, para ver cuál es el modelo más efectivo y de menor coste.

La promesa de construcción de un muro fronterizo con México es una de las más polémicas de Trump, quien además insiste en que el vecino del sur reembolsará la factura de la obra.

El coste estimado del muro ha ido creciendo progresivamente desde los alrededor de 8 mil millones de dólares que calculó inicialmente Trump, hasta los 21 mil 600 millones, según los últimos cálculos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), que ya ha reconocido que será sufragado con dinero aprobado por el Congreso de EU.

De acuerdo a documentos de esta agencia, se prevé que la construcción del muro con México se inicie en los enclaves fronterizos clave de El Paso (Texas), Tucson (Arizona) y El Centro (California).

Estos puntos hacen frontera con las ciudades mexicanas de Ciudad Juárez (Chihuahua), Nogales (Sonora) y Mexicali (Baja California), respectivamente.

 

Con información de EFE