El accidente ocurrió la tarde del 24 de diciembre de 2018, cuando se desplomó en Puebla el helicóptero en el que viajaba la Gobernadora Martha Erika Alonso, y su esposo, el Senador y exgobernador de la misma entidad, Rafael Moreno Valle. También perdieron la vida dos pilotos y un asistente del legislador.

Ciudad de México, 17 de marzo (SinEmbargo).– La Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla obtuvo una nueva vinculación a proceso para la octava persona vinculada a proceso al accidente aéreo ocurrido en 2018, en el que fallecieron la Gobernadora Martha Erika Alonso y su esposo, el Senador Rafael Moreno Valle.

Por medio de un comunicado de prensa, la dependencia de justicia estatal precisó que esta vez  se trata de  Rafael “N”, director de la empresa Rotor Flight Service, la cual era propietaria de la aeronave.

De acuerdo con la FGE de Puebla, la vinculación se obtuvo el pasado 12 de marzo en contra del ahora exdirector por los delitos de homicidio a título de culpa, daño en propiedad ajena a título de culpa y falsedad en declaraciones dadas a una autoridad.

“En seguimiento a la investigación por el evento aéreo del 24 de diciembre de 2018, la @FiscaliaPuebla obtuvo una nueva vinculación a proceso, esta vez contra Rafael “N”, director de la empresa que era propietaria de la aeronave”, tuiteó la Fiscalía.

Anteriormente, el pasado 28 de febrero, FGE detuvo a José Alonso “N”, la séptima persona implicada en el accidente aéreo ocurrido el 24 de diciembre de 2018 y también vinculó a proceso a Iris Cristina “N”, empleada de Rotor Flight Services, fue detenida por la Fiscalía General de Puebla por su probable responsabilidad en el accidente de helicóptero.

José Alonso “N”, fue detenido en Puebla y de acuerdo con información de la FGE, tenía relación con el funcionamiento del helicóptero.

Con los datos de prueba que aportó en audiencia la Fiscalía de Investigación Metropolitana, obtuvo el 23 de febrero del 2020, la vinculación a proceso de José Alonso “N” por los delitos de homicidio a título de culpa, daño en propiedad ajena a título de culpa y falsedad en declaraciones dadas a una autoridad.

En el caso de Iris Cristina, quien laboraba como responsable del área de compras de la empresa Rotor Flight Service, y era encargada de dar mantenimiento a la aeronave, se le vinculó a proceso luego de ser acusada por el cambio de una pieza que presentaba falla en el helicóptero, sobre lo cual no informó, pese a que esto tenía que haber sido verificado por un supervisor.

La Fiscalía de Puebla dio a conocer en un comunicado que el arresto se efectuó en Veracruz, Veracruz, en colaboración con la Fiscalía de esta entidad. Por estos mismos hechos, cinco personas más permanecen en prisión preventiva.

En marzo del año pasado, el Gobierno de México publicó su informe definitivo sobre el accidente en el que descartó un sabotaje a la aeronave y atribuyó el siniestro a una falla técnica.

El accidente ocurrió la tarde del 24 de diciembre de 2018, cuando se desplomó en Puebla el helicóptero en el que viajaba la Gobernadora Martha Erika Alonso, y su esposo, el Senador y exgobernador de la misma entidad, Rafael Moreno Valle. También perdieron la vida dos pilotos y un asistente del legislador.

Martha Erika Alonso había asumido el Gobierno estatal diez días antes del accidente en medio de un fuerte conflicto político, a causa de que su principal rival en las elecciones, Miguel Barbosa, de Morena, impugnó el resultado. Tras la muerte de la Gobernadora, se repitieron las elecciones y las ganó Barbosa.

Días después del siniestro, el Presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó las teorías de la conspiración que apuntaban a su Gobierno y a su partido como causantes de la tragedia.

Pasados 15 meses, el Gobierno de López Obrador concluyó que la causa del accidente fue una falla técnica y no humana, una situación que fue cuestionada por el PAN.

Las primeras detenciones por este caso tuvieron lugar el pasado 24 de diciembre, cuando fueron puestos a disposición de las autoridades José Antonio “N”, María Magdalena “N”, Ricardo “N” e Israel “N”, todos ellos empleados de Rotor Flight Services.

Las detenciones se efectuaron en la Ciudad de México, Estado de México, Hidalgo y Puebla. Días después, el 29 de diciembre, se aprehendió en Puebla a Miguel “N”, quien también laboraba en esta empresa.

-Con información de EFE y de Periódico Central