La OMS considera que los mercados de pescado y otros alimentos deben ser reabiertos sólo si cumplen los estándares necesarios de seguridad alimentaria e higiene.

Ginebra, 17 abr (EFE).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) recordó en el contexto de la pandemia de COVID-19 que un 70 por ciento de los virus son zoonóticos (pasan al hombre a través de animales), por lo que para prevenir nuevas epidemias debería prohibirse la venta de carne de animales salvajes y mejorar la higiene de los mercados.

“Los gobiernos deben imponer estrictas prohibiciones en la venta y comercio de vida salvaje como alimento”, señaló en rueda de prensa el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La actual pandemia, cuyos primeros casos fueron identificados en un mercado de pescado y otros alimentos en Wuhan (centro de China) ha puesto en el punto de mira la existencia de los llamados “mercados húmedos”, muy populares en Asia y otras regiones, y ha sembrado sospechas sobre su seguridad.

Tedros señaló que estos “mercados húmedos” son una importante fuente de empleo y alimento para millones de personas en todo el mundo “pero en muchos sitios no están suficientemente regulados y están pobremente mantenidos”.

“La OMS considera que estos mercados deben ser reabiertos sólo si cumplen los estándares necesarios de seguridad alimentaria e higiene”, añadió.

El experto etíope indicó que la OMS está trabajando junto a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para desarrollar guías sobre la operación segura de este tipo de mercados.