AVISO: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS

El título del Capi está libre y Sam vuelve a ser el candidato ideal para el puesto -recuperó el escudo de Steve Rogers- y todo apunta a que esa misteriosa caja estará detrás de su conversión en heredero de Steve Rogers.

Madrid, 17 de abril (Europa Press).- El final de Falcon y el Solado de Invierno está cada vez más cerca. El quinto episodio, además de incluir la primera escena post-créditos de la serie, ha dejado un cliffhanger que podría estar preparando al público para uno de los momentos que los fans más esperan de la ficción: ¿Qué hay en la caja que Bucky le da a Sam y que proviene de Wakanda?

Sam (Anthony Mackie) se ha quedado sin su traje y sin sus alas de Falcon. Al inicio del episodio, Falcon y Bucky (Sebastian Stan) luchan contra John Walker (Wyatt Russell), ahora convertido en un supersoldado tras inyectarse el suero. Los dos Vengadores lo derrotan, pero en la batalla Walker inutiliza las alas de Falcon, que sufren daños que parecen casi irreparables.

El nuevo Capitán América ha visto cómo sus terribles actos han provocado que el Gobierno estadounidense le retire el título. Repudiado, todo apunta a que Walker abrazará con más fuerza su lado oscuro.

Ahora bien, el título del Capi está libre y Sam vuelve a ser el candidato ideal para el puesto -recuperó el escudo de Steve Rogers- y todo apunta a que esa misteriosa caja estará detrás de su conversión en heredero de Steve Rogers. A mitad del capítulo, el Soldado de Invierno entrega a los ciudadanos de Wakanda a Zemo (Daniel Brühl), al que había liberado, para que pague por sus crímenes.

No obstante, antes de despedirse de las Dora Milaje Bucky les pide un favor a las guerreras de Wakanda. Aunque la serie no revela inicialmente su petición, minutos después muestra que dicho favor no era para él, sino para Sam ya que cuando se reúne con él en su casa, y le ayuda a reparar el barco de su familia, le entrega un maletín de parte de la gente de Wakanda a los que, dice, les “reclamó un favor”.

Pero no es hasta el final del capítulo cuando Sam abre el maletín… y lo hace sin que el público sepa qué hay dentro, algo que no se descubrirá hasta el último episodio.

No es muy difícil adivinar que se trata, obviamente, de su nuevo traje, aquel que se filtró en la nueva línea de figuras de la Casa de la Ideas. Aun así, hay elementos a tener muy en cuenta respecto al nuevo atuendo de Falcon, especialmente porque pueden llevar al superhéroe por otros derroteros de los que el público esperaba inicialmente.

UN TRAJE PARA EQUILIBRAR LA BALANZA

El traje está creado en Wakanda, o sea, estaría hecho de vibranium, igual que el escudo del Capitán y el traje de Black Panther. Para Sam, esto sería de gran ayuda. A diferencia de Rogers, de Bucky y, ahora, de John Walker, Wilson no es un supersoldado. Con un traje de vibranium, junto con el escudo, Falcon logrará equilibrar algo la balanza a la hora de enfrentarse con Walker, ahora villano, y a otros futuros enemigos con poderes sobrehumanos. Algo que, por cierto, ya hacía el propio Black Panther.

Como pudo verse en la filtración, el traje es una combinación de su atuendo como Falcon y del Capitán América, lo que deja la duda de si Sam abrazará la identidad del Capi o, por el contrario, mantendrá la de Falcon. Tanto en una elección como en otra, sería una decisión propia del superhéroe, que llevaría a su propio terreno ambas identidades, pues no hay que olvidar que el traje, en caso se confirme que esa caja lo contiene, no sería de fabricación estadounidense, sino de Wakanda, nación extranjera.

Escena de la pelea de Falcon y Bucky con John Walker. Foto: Twitter, @disneyplusla

También iría en la línea del pensamiento de Wilson y sería una respuesta a la visión pesimista de la nación estadounidense con la población negra que tiene el anciano Isaiah Bradley, el primer Capitán América negro, resentido con ese apodo debido al terrible trato que sufrió por parte del Gobierno.

Por otro lado, si confirma que es el traje, demostraría que la amistad de Sam y Bucky se ha fortalecido, que ahora tienen un vínculo mucho más fuerte, similar al que Barnes tenía con Steve Rogers durante la Segunda Guerra Mundial. En el quinto episodio ha podido verse que ambos confían el uno en el otro y que pueden formar un tándem muy interesante. No obstante, toca esperar al episodio final para ver si, finalmente, esa caja contiene la nueva identidad de Sam Wilson.