Cecilia Roht y José María Yázpik en Los amantes pasajeros (Foto: Especial)

Cecilia Roht y José María Yázpik en Los amantes pasajeros (Foto: Especial)

Ciudad de México, 17 may (SinEmbargo).- La actriz argentina Cecilia Roth luce esplendorosa en la portada de la Hola! Tiene 56 años y aunque no faltaron las críticas que apuntaron a que el magnánimo photoshop ha hecho de las suyas para esconder el magro cuerpo de la ex mujer de Fito Páez y darle, como diríamos, más carnita, hay que decir que no ha perdido un ápice de su encanto y elegancia.

Una de las actrices preferidas de Pedro Almodóvar, habitual en sus filmes de los ’80,  fue protagonista de Todo sobre mi madre (por la que ganó un Goya) y ha vuelto a encontrarse recientemente con el cineasta, para formar parte del elenco coral de la comedia Los amantes pasajeros, que todavía no ha sido estrenada en nuestro país.

Para Cecilia ha sido escrita la canción “Un vestido y un amor”, de Páez, que en la versión original y en algunas inolvidables como la que llevó a cabo Caetano Veloso en Fina Estampa, se constituyó en un himno de la relación amorosa, integrando además el disco El amor después del amor, el más vendido en la larga carrera de Fito.

Los artistas, que trabajaron juntos en la ópera prima del cantautor, Vidas privadas, y que protagonizó nuestro Gael García Bernal, ya no están juntos, aunque comparten amistad y la custodia del único hijo en común de ambos, Miguel Páez Roth.

“Fito es un padrazo, un gran referente, un puntal muy importante. Nosotros tenemos un excelente vínculo como padres de Martín y eso es genial”, le dijo a Hola!

La actriz, una de los rostros más atractivos del cine argentino, no tiene por ahora ninguna pareja sentimental, aunque en varias entrevistas ha expresado su firme voluntad y su enorme deseo de volver a enamorarse.

UN AVIÓN EN RIESGO DE ACCIDENTE

Cecilia Roth regresó con Almodóvar en una comedia que quienes la vieron describen como hilarante y que funciona, según la estrella sudamericana, como una metáfora de la España contemporánea.

Así lo dejó saber en un chat que mantuvo en marzo pasado con los lectores del periódico español El Mundo.

“Al leer el guión para mí fue clarísimo: se iluminó la metáfora de un avión en riesgo de accidente y ese avión era España. Tengo muchas sensaciones en relación a lo que pasa en España en este momento: una indignación brutal, un profundo dolor y la pregunta de lo que si lo que vivimos en los 80 fue un espejismo porque esto que está pasando ahora era insospechable. Es como meterse en una cápsula del tiempo. Me duele este momento de España. Me duele porque esto no es una crisis, es una estafa”, dijo Cecilia.

“El ejercicio de la política y el poder es muy atractivo para el corrupto. Como sociedad tenemos que estar muy atentos para vivir en una democracia real”, advirtió.

En Los amantes pasajeros, Roth comparte cartel con un nutrido grupo de actores muy conocidos, entre ellos la estelar Penélope Cruz, el no menos célebre Antonio Banderas y el mexicano José María Yázpik, en un filme cómico que marca, según la rubia intérprete, la evolución lógica del director de Mujeres al borde de un ataque de nervios, Átame y La piel que habito, entre otras.

“Nunca ha traicionado el camino que ha elegido y que recorre aún, siempre buscando más allá. Tiene una naturaleza curiosa, explosiva, intensa, que lo obliga a mirar siempre lo que aún no conoce, pero siempre desde su propio universo”, dijo de su amigo y mentor.

Cecilia, que considera que “el dolor es la gasolina del alma”, ha descubierto  recientemente un nuevo amor, el teatro, despuntado el vicio profesional en exitosísimas series televisivas en su país de origen, sin que por ello abandone o descuide la gran pasión por el cine que cultiva desde los primeros años del oficio.

Cecilia con el actor argentino Darío Grandinetti (Foto: Especial)

Cecilia con el actor argentino Darío Grandinetti (Foto: Especial)

Ha trabajado con los actores latinoamericanos más importantes de la filmografía contemporánea, entre ellos los argentinos Julio Chávez y Ricardo Darín y el ya mencionado mexicano Gael García Bernal.

En estos momentos, protagoniza en Buenos Aires la obra teatral Una relación pornográfica, dirigida por Javier Daulte, una comedia que le permite mostrar su bis más chispeante y en la que comparte créditos con Darío Grandinetti, su compañero también en el recientemente estrenado filme Matrimonio.

Mientras, se cuida practicando a diario yoga ashtanga, recibe amigos a comer en su casa y se empeña en ser mejor persona, un privilegio que –asegura- le otorgan la edad y las experiencias vividas.