“Con el Acuerdo emitido por el titular del Ejecutivo para disponer de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública no se les otorga facultades extraordinarias, sino se les regula y delimita plenamente su actuación”, mencionó  Ricardo Monreal.

Ciudad de México, 17 de mayo (SinEmbargo).- Ricardo Monreal Ávila, coordinador de Morena en el Senado, afirmó esta tarde que la determinación del Gobierno federal de disponer de las Fuerzas Armadas en tareas de Seguridad pública no les proporciona atribuciones extraordinarias, sino que, más bien, su intervención será delimitada y regulada.

“Con el Acuerdo emitido por el titular del Ejecutivo para disponer de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública no se les otorga facultades extraordinarias, sino se les regula y delimita plenamente su actuación”, mencionó.

En ese sentido, Monreal Ávila explicó que dicho decreto tiene por propósito disponer del Ejército y la Marina durante cinco años, pero de manera regulada, subordinada y complementaria, tal cual lo indica la Constitución.

Y dejó en claro que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) es y será la responsable de diseñar la Estrategia Nacional de Seguridad Pública, así como los programas, políticas y acciones en ese tema.

Por otra parte, el legislador detalló que, con relación a la fiscalización y subordinación de las Fuerzas Armadas, este proceso no se llevaba a cabo, pues el uso de las mismas se realizaba sin una orden previa.

Luego del decreto presidencial, el pasado 11 de mayo, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) reconoció que requiere de las Fuerzas Armadas para hacer frente a la ola de violencia e inseguridad que vive el país, ya que la Guardia Nacional (GN) se encuentra aún en proceso de consolidación.

Mediante un comunicado, la dependencia de seguridad federal recordó el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), en el que se determinó que el Ejército y la Marina podrán intervenir en asuntos de seguridad pública hasta el año 2024. Tal acuerdo se encuentra asentado en el artículo quinto transitorio.

“El artículo quinto transitorio establece que, durante los cinco años siguientes a la entrada en vigor del presente decreto, en tanto la Guardia Nacional desarrolla su estructura, capacidades e implantación territorial, el Presidente de la República podrá disponer de la Fuerza Armada permanente sólo en tareas de seguridad pública de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria”, se lee en el documento.

De acuerdo con el documento publicado esa misma mañana, el actuar de las Fuerzas Armadas será regido por el respeto a los Derechos Humanos, en términos del artículo primero de la Constitución y de la Ley Nacional Sobre el Uso de la Fuerza y demás ordenamientos en la materia.

La Guardia Nacional nació en esta administración como una corporación para hacerle frente a los altos nieles de inseguridad que actualmente prevalecen en territorio nacional desde al menos 12 años atrás. El domingo 19 de abril de 2020 registró 105 homicidios dolosos y se convirtió así en el día más violento en lo que va del año.

Hasta el pasado 15 de abril, habían más de 79 mil elementos de la Guardia Nacional desplegados a lo largo de todo el territorio nacional. Las autoridades prevén que esta cifra llegue a los 100 mil elementos entre 2020 y 2021.