El informe entregado al Congreso de Guanajuato, señala que el Gobierno de Miguel Márquez Márquez compró de manera directa a la empresa JAOS & SGB –de ex funcionarios panistas– un total de 26 predios que equivalen a 259.99 hectáreas ubicadas en la comunidad de Caleras de Ameche, en Apaseo el Grande para instalar la ensambladora de Toyota, que se suman a las 10.17 hectáreas que le fueron expropiadas a la empresa vinculada con políticos locales en enero pasado: en total, el gobierno pagó a esta empresa 270.16 hectáreas.

Documentos: ZonaFranca para SinEmbargo

Documentos: ZonaFranca para SinEmbargo

Por Carmen Martínez

Ciudad de México, 17 de junio (SinEmbargo/Zona Franca).– El Gobierno de Guanajuato, encabezado por Miguel Márquez Márquez, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico, compró de manera directa a la empresa JAOS & SGB, un total de 26 predios que equivalen a 259.99 hectáreas ubicadas en la comunidad de Caleras de Ameche, en Apaseo el Grande para instalar la ensambladora de Toyota.

Además de estas compras directas, se le expropiaron a JAOS & SGB un total de 10.17 hectáreas, que fueron publicadas en el Diario Oficial del Estado de Guanajuato, el 22 de enero del 2016, y que corresponde a seis predios, que la empresa compró a particulares con antelación. En total, el gobierno pagó a esta empresa 270.16 hectáreas.

Lo anterior, según el informe presentado, el pasado 14 de junio, por el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable, Guillermo Romero Pacheco, al Congreso de Guanajuato con el propósito de esclarecer cómo se han adquirido las 607 hectáreas que el Gobierno estatal regalara a la ensambladora japonesa.

Una investigación de Mexicanos Unidos Contra la Corrupción y la Impunidad reveló que la empresa JAOS & SGB compró cerca de 294 hectáreas a los ejidatarios de Caleras de Ameche y luego las revendió al gobierno estatal con un sobreprecio cercano a los 290 millones de pesos.

A raíz de esta y otras publicaciones, incluyendo la que realizó Zona Franca, los diputados locales exigieron al ejecutivo estatal que se iniciara una investigación sobre los procesos de compra-venta y expropiación con los que han ido siendo adquiridos estos predios.

Esta solicitud fue aceptada el martes 14 de junio por el Gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, quien solicitó al Congreso local su intervención para que ordenen a la Auditoría Superior del Estado (ASEG) una investigación integral.

Ese mismo día, Guillermo Romero Pacheco entregó a los diputados un informe del estatus de estas adquisiciones, desglosándolas en propiedad social y privada.

promo Marquez

En estos documentos, que fueron recibidos por la Legislatura actual a las 10:01 de la mañana del 14 de junio, se explica que de acuerdo al Artículo Cuarto del Decreto Gubernativo Número 9, publicado en el Periódico Oficial el 20 de noviembre de 2015, se permite la formalización para adquirir las 607 hectáreas que requiere Toyota.

Respecto a la propiedad privada, la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable enlista cada uno de los 26 predios comprados de manera directa a la empresa JAOS & SGB, cuyos accionistas son José Antonio Ortega Serrano y Santiago Germán Bordes, ellos dos cercanos a Ignacio Soto Borja y Daniel Esquenazi, quienes son propietarios de la empresa Losrram, misma que tiene vínculos cercanos al Gobierno de Guanajuato.

Estos 26 predios suman 259.99 hectáreas, de las cuales sólo 231.77 han sido cedidas por el gobierno estatal a la empresa Toyota Motor Manufacturing de Guanajuato, S.A. de C.V., y 28.22 hectáreas quedan pendientes de transición.

En el documento entregado por la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable al Congreso Local se informa de otros 25 predios que fueron expropiados, equivalentes a 210.83 hectáreas, sin embargo, no se especifica si pertenecían a ejidatarios de Caleras de Ameche o a la empresa JAOS & SGB.

Sólo, conforme a lo publicado en el Periódico Oficial del 22 de enero de 2016, se pudo averiguar que 10.17 hectáreas de las 210.83 expropiadas, pertenecían a JAOS & SGB.

De las hectáreas expropiadas, sólo 155.45 han sido cedidas formalmente por el gobierno de Guanajuato a la empresa japonesa, es decir, que en estos momentos Toyota Motor Manufacturing de Guanajuato, S.A. de C.V. tiene en su posesión 387.22 de las 607 que necesita para su planta armadora.

El Gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, con ejecutivos de la automotriz Toyota. Foto: Gobierno de Guanajuato

El Gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, con ejecutivos de la automotriz Toyota. Foto: Gobierno de Guanajuato

El documento de 5 páginas entregado por la Secretaría de Desarrollo Económico al Congreso Local no especifica los montos de compra en los casos de venta directa, y tampoco las indemnizaciones en los casos de expropiación ni las personas o empresas afectadas.

El gobierno de Guanajuato determinó reservar la información de la adquisición de estas 607 hectáreas hasta septiembre de 2020, por considerar que de hacer públicos estos datos se pondría en riesgo esta y futuras inversiones.

Sin embargo, el Gobernador Miguel Márquez Márquez ya informó que estarán entregando al Congreso Local y a la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato los datos que soliciten para poder realizar la investigación sobre el proceso de adquisición de estos predios.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ZONA FRANCA. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.