Este domingo después del encuentro entre México y Alemania, el primer partido de la Selección Mexicana de Futbol en el Mundial de Rusia, Netflix estrenará el spin-off de la serie Club de Cuervos, La Balada de Hugo Sánchez, donde nuestro protagonista buscará el triunfo de su equipo en Nicaragua.

Ciudad de México, 17 de junio (SinEmbargo).– El actor y cantante Jesús Zavala no se piensa perder el Mundial de Rusia, gracias a la serie donde participa, Club de Cuervos, sus conocimientos antes carentes en ese deporte se han visto enriquecidos, y hasta tiene un pronóstico para la Selección Mexicana, sin embargo prefiere reservárselo.

Jesús Zavala Esparza espera con ansias el primer partido del Tri, no sólo porque ya guste del futbol sino porque después de que termine el encuentro en contra de Alemania, se estrenará el Spin-Off de La balada de Hugo Sánchez, donde su personaje será el eje central.

“Estoy muy contento con el resultado, con la reacción de las personas que han trabajado en el proyecto, y estoy seguro que les va encantar. Me urge que salga”, dijo en entrevista con SinEmbargo.

En La balada de Hugo Sánchez, el asistente personal de Chava Iglesias tendrá que enfrentarse a su familia, sobre todo a su madre Luna, para no regresar a encargarse del negocio familiar de venta de ataúdes y poder emprender el reto de liderar al Club de Cuervos para ganar el Torneo Duelo de las aves en Nicaragua.

La Balada de Hugo Sánchez contará con seis capítulos. Foto: Netflix

Sus creadores, Mark Alazraki, Moises Chiver y Gaz Alazraki, decidieron poner manos a la obra en el Spin-Off de seis capítulos después del éxito de la serie Club de Cuervos, una producción de Netflix que se estrenó en 2015 y que ya cuenta con tres temporadas, y donde el personaje de Hugo Sánchez sobresalió por su carisma.

“Con Hugo hay un cierto misterio que ha tenido alrededor de él y de su vida, y que aparte se ha vuelto como un personaje demasiado encantador y retorcido a la vez, entonces el público ha abrazado muchísimo a este personaje. Tiene tantas cosas que mostrar y hay muchas cosas que todavía tenemos que investigar de su vida que lo verán en su serie”, explicó Zavala.

Jesús, de 26 años de edad, encuentra mucha empatía con su personaje y cuenta que aunque no son parecidos, sí coinciden en una manía por el orden y el perfeccionismo. Además, también le agradece la satisfacción laboral que le ha dejado y que le ha abierto camino.

“Gran satisfacción laboral, y también conocer a tantos compañeros con los que me he topado en el set que son grandes actores y grandes maestros. También me ha abierto muchas puertas, me ha puesto en el mapa del medio y con el de los productores”.

Antes de realizar el personaje que puso una pauta en su carrera, Jesús Zavala incursionó en el cine en las películas: All Inclusive (Rodrigo Ortúzar, 2008), en la que logró una nominación al premio Diosas de Plata. Le siguió Cabeza de Buda (Salvador Garcini, 2008), Malaventura (Carlos Rincones, 2014), Obediencia perfecta (Luis Urquiza, 2014) y La boda de Valentina (Marco Polo Constandse, 2018).

Zavala también ha actuado en obras teatro, sin embargo su participación en la pantalla chica ha sido mayor al ser parte del reparto en diversos melodramas de Televisa como: Alegrijes y rebujos, su primer trabajo; Querida enemiga, Atrévete a soñar, entre otros.

El inicio de su carrera se remonta dieciséis años atrás, su primera participación en televisión fue en el reality show Código F.A.M.A., de la productora Rosy Ocampo, en el que resultó uno finalistas colocándolo en el ojo de producciones televisivas.