“Aquí el problema ha sido que, con tal de cerrar el candado a la corrupción, se nos olvidó que aquí no era huachicol de gasolina; son personas, padecemos enfermedades donde no puedes suspender los tratamientos”, sentenció el vocero nacional del Movimiento de Lucha contra el SIDA, Luis Adrián Quiroz.

Ciudad de México, 17 de junio (SinEmbargo).- Un desabasto de medicamentos para tratar en VIH se ha agudizado en los últimos meses en gran parte de la República Mexicana. Así lo revela un reportaje realizado por la página Ruido en la Red.

De acuerdo con el trabajo periodístico, desde hace un par de meses, el Gobierno federal se ha desatendido de abastecer los medicamentos retrovirales que son empleados por pacientes portadores de dicha enfermedad.

En entrevista telefónica, un paciente de nombre Ignacio declaró que empezó a recibir el tratamiento hace tres años; empero, la semana antepasada acudió a su unidad para solicitar la medicina, mas le fue negada e, incluso, le quisieron dar una por otra.

“Empecé a recibir el tratamiento desde hace tres años, la antepasada fui y no me surtieron el medicamento que me quieren cambiar precisamente, porque no había… que había desabasto por movimientos que estaba haciendo el Gobierno federal […]”, señaló

De acuerdo con especialistas, debe haber una combinación muy concreta en este tipo de medicamentos, pues dependen de cada paciente, por lo que las mezclas deben ser prácticamente personalizadas, y si se cambia una sustancia por otra, entonces el portador no está recibiendo el tratamiento adecuado, para evitar cualquier tipo de efecto secundario.

Según la investigación, 14 estados de la República el abastecimiento de antirretrovirales para tratar el VIH es insuficiente. De 74 centros de atención CAPASITS, 47 han registrado un desabastecimiento total, lo que ha afectado sustancialmente a personas que mes con mes van en busca de los retrovirales sin una respuesta favorable.

A decir del vocero nacional del Movimiento de Lucha contra el Sida, Luis Adrián Quiroz, el problema radica en que el Seguro Popular únicamente cubre atención médica y los dos estudios de referencia Carga viral y CD4, además de los medicamentos, que, ya se ha manifestado, no hay los suficientes. Si el portador requiere estudios adicionales u hospitalización, eso ya no lo cubre dicho servicio.

A diferencia de otras enfermedades, descuidar el tratamiento contra el VIH resulta sumamente delicado, pues las consecuencias pueden ser fatales para el individuo y para el resto de la población. Así lo expresa Bernardo Moreno, coordinador de proyectos especiales en la Fundación AHF, que ayuda a personas con este padecimiento.

“Si deja de tomarlo [el medicamento] en promedio, por tres días, el virus empieza a replicarse de nuevo”, señaló.

Según el reportaje, México pertenece al grupo de países que compraba a un precio más alto los retrovirales.

“Aquí el problema ha sido que con tal de cerrar el candado a la corrupción, se nos olvidó que aquí no era huachicol de gasolina; son personas, padecemos enfermedades donde no puedes suspender los tratamientos”, sentenció Luis Adrián Quiroz.

En México, 81 mil 771 personas viven con VIH, de las cuales, 82 mil 303 han desarrollado SIDA. Los estados de la península de Yucatán y el golfo de México son los de mayor prevalencia.

Dado el problema, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó medidas cautelares para atender la situación de desabastecimiento  que se presenta en el país.