La minera Fresnillo, parte del Grupo BAL, es la productora de plata más grande del mundo y primer productor de oro en México. Cubrió un adeudo de 4.9 millones de pesos por actividades relacionadas con la exploración, prospección, descubrimiento, desarrollo y extracción de minerales.

Se sumó a la lista de otras grandes empresas que pagan al SAT, a un lado de Toyota, Femsa, IBM de México, Walmart y las empresas del multimillonario Carlos Slim.

Coahuila, 17 de junio (Vanguardia).- Minera Fresnillo, la productora de plata y oro perteneciente a Industrias Peñoles, ­pagó alrededor de 4 mil 900 millones de pesos al Gobierno mexicano, de acuerdo con una información que proporcionó la empresa a la Bolsa de Valores de Londres, en cumplimiento de la legislación en el Reino Unido.

La agencia Infosel dio a conocer que la empresa minera, que es la mayor productora de plata más grande del mundo y primer productor de oro en nuestro país, informó de la amortización al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

El Grupo Baillères, conglomerado al que pertenece la minera, se une a las filas de las empresas que han cubierto sus adeudos con el fisco mexicano, como Walmart de México, Femsa, IBM de México, Toyota y las empresas del multimillonario mexicano Carlos Slim.

El anuncio destacó que el pago realizado a la hacienda pública mexicana corresponde a actividades relacionadas con la exploración, prospección, descubrimiento, desarrollo y extracción de minerales.

El presidente de su Consejo de Administración es Alberto Baillères, un empresario caracterizado por su lucha contra Andrés Manuel López Obrador. En 2018, llamó a sus trabajadores en el Palacio de Hierro y les pidió que votaran por el candidato que “pudiera ganarle a AMLO”.

La familia Baillères adquirió participaciones de Minera Fresnillo en 1962, y pronto se hizo del control de la empresa y se convirtió en el accionista mayoritario.

Según el “perfil” que aparece en la página de Minera Fresnillo, Alberto Baillères “actualmente es el accionista mayoritario. Además de Peñoles, como parte del grupo de empresas BAL, el señor Baillères tiene participaciones en Grupo Palacio de Hierro, una cadena de tiendas departamentales ubicada principalmente en la Ciudad de México, Grupo Nacional Provincial, una de las principales compañías de seguros mexicanas, Grupo Profuturo, un negocio de pensiones y jubilaciones, y otros negocios relativos a servicios financieros y agricultura”.

El Grupo BAL, también conocido como Grupo Palacio de Hierro (de la familia Baillères), también es dueño del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Apenas el 9 de junio el Presidente López Obrador aseguró que Toyota se sumaba a la lista de las grandes empresas que cubren el pago de impuestos atrasados al SAT, de la Secretaría de Hacienda.

Recordó que Walmart ya hizo el pago, sin embargo adelantó que Femsa planteó tres pagos que terminarían en julio. Aseguró que IBM de México ya realizó el pago de sus adeudos a la hacienda mexicana y comentó que Toyota ya inició trámites de pago.

“De nuevo agradecerle a Walmart, a Femsa y a IBM y a Toyota que ya está también haciendo trámites y a otros que están actualizando sus pagos y con esto nos están ayudando mucho”, enfatizó el mandatario mexicano pues al decidir ponerse al corriente con los pagos sin ir a tribunales se ahorró tiempo.

Después de que el gigante Walmart (Walmex en México) decidiera liquidar sus pendientes con la hacienda pública, otras empresas decidieron pagar sus deudas a la Hacienda mexicana porque temen a los juicios fiscales y a la “verguenza pública”, dijeron fuentes a la agencia internacional Bloomberg, especializada en economía y finanzas.

FEMSA e IBM de México siguieron los pasos de la cadena de tiendas minoristas, con pagos millonarios que ascienden a 9.5 mil millones de pesos en conjunto, y saldaron sus adeudos con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) hacia finales del mes de mayo. Respondieron al llamado público que hizo el Presidente Andrés Manuel López Obrador a 15 personas dueñas de grandes empresas que no cubrieron sus obligaciones fiscales en tiempo y forma.

POSTURA DEL GOBIERNO

Raquel Buenrostro, jefa del SAT ha dicho que la autoridad está lista para presentar denuncias penales en contra de las grandes empresas que adeudan pagos al fisco. En entrevista con la agencia Reuters adelantó que el Gobierno federal ya presentó “cuatro o cinco” casos de defraudación fiscal.

Aseguró que en otros Gobiernos no se le había dado la atención penal a la defraudación que ahora se implementa, a través de ello, el SAT ha logrado iniciar procedimientos de cobro de pagos atrasados a grandes empresas como la minorista Walmart de México, la embotelladora Femsa, IBM de México y Toyota, además de las empresas de Carlos Slim.

“Antes había defraudación fiscal y nunca se le dio vista al procedimiento penal (…) ahorita los empresarios ya saben que si cometen defraudación fiscal, se tendrá que abrir el procedimiento penal”, aseguró.

El 8 de abril, el mandatario mexicano afirmó que cubrir las obligaciones fiscales no es filantropía, porque no se les está pidiendo que aporten de más, sólo que cubran la parte correspondiente. Durante su conferencia de prensa matutina evidenció a 15 personas que, en conjunto, deben al país 50 mil millones de pesos que, de haber sido pagados, permitirían fortalecer la lucha contra el coronavirus en el Sector Salud y apoyar a pequeños negocios a enfrentar la crisis económica.

En las últimas semanas el mandatario mexicano ha hecho hincapié en que un grupo de mineras canadienses se ha negado a cubrir sus adeudos con el fisco mexicano y ha apostado por resolverlo en tribunales internacionales.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE VANGUARDIA. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.