El hermano de George afirmó, en una videoconferencia con el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que en Estados Unidos la vida de los afroamericanos no importa; por su parte, Michelle Bachelet pidió un debate urgente sobre las actuales violaciones a los derechos humanos.

Ginebra, Suiza, 17 de junio (Xinhua).- “Las vidas de los negros no importan en Estados Unidos de América”, este es el mensaje que presentó el hermano de George Floyd, Philonise Floyd, en un debate urgente realizado hoy por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

“Los oficiales no mostraron ninguna piedad ni humanidad, y torturaron a mi hermano hasta matarlo en medio de la calle en Minneapolis con una multitud de testigos observando y suplicando que se detuvieran, mostrándonos a las personas negras nuevamente la misma lección, que las vidas de los negros no importan en Estados Unidos de América“, afirmó a través de un videomensaje.

La alta comisionada de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, dijo hoy que la muerte de George Floyd se ha vuelto emblemática del uso excesivo de la fuerza desproporcionada por parte de las fuerzas de aplicación de la ley contra las personas de color, las personas indígenas y las minorías raciales y étnicas en países de todo el mundo.

“Desde la muerte de George Floyd a manos de la policía en Minneapolis el mes pasado, ha surgido una ola de protestas masivas, no sólo en cada estado de Estados Unidos sino también en decenas de países en Europa y en todo el mundo”, dijo Bachelet.

Para Michelle Bachelet las manifestaciones son la culminación de muchas generaciones de dolor. Foto: Christophe Petit Tesson, EFE

La alta comisionada hizo las declaraciones en un debate urgente sobre las “actuales violaciones a los derechos humanos inspiradas racialmente, el racismo sistemático, la brutalidad policial contra personas afrodescendientes y la violencia contra las protestas pacíficas”, llevado a cabo en la 43ª Sesión Regular del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Bachelet señaló que las protestas son la culminación de muchas generaciones de dolor y luchas por la igualdad, “se lo debemos a quienes se han ido antes, así como a aquellos que vienen, para aprovechar este momento y demandar un cambio fundamental”.

“Necesitamos acción decisiva en todo el mundo, no sólo para reformar o reimaginar las instituciones y las agencias de aplicación de la ley, sino para resolver el racismo generalizado que corroe instituciones, arraiga la desigualdad y es la base de tantas violaciones a los derechos humanos”, dijo.

Floyd, un afroestadounidense de 46 años de edad, murió el 25 de mayo durante un arresto por el presunto uso de un billete falso en Minneapolis, Minnesota, en Estados Unidos, después de que un oficial de policía blanco mantuvo la rodilla sobre su cuello por cerca de nueve minutos.

El afroamericano estaba esposado y tirado con la cara al piso mientras suplicaba por su vida; en repetidas ocasiones dijo “no puedo respirar”. Los videos de cámaras de seguridad y otros grabados por testigos que registraron el hecho se hicieron públicos posteriormente.