“Tengo información que son ellos los que están promoviendo esta campaña, nada más que encubiertos, porque el conservadurismo tiene esas dos características, no lo olviden, son muy corruptos y son muy hipócritas”, aseguró.

Desde mayo el Gobierno de México citó a la pandemia del coronavirus para justificar la imposición de nuevas reglas que reducirán el papel de las energías renovables. Esas medidas desataron indignación entre inversionistas locales y extranjeros.

Ciudad de México, 17 de junio (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que Iberdrola, la empresa española de energéticos, financia una campaña contra el Gobierno de México, en colaboración con el periódico El País.

Aseguró que tiene pruebas para sostener sus dichos, porque es una campaña que busca ejercer presión sobre funcionarios públicos para que beneficien sus intereses en el país.

“Como ahora se están revisando normas y se van a revisar esos contratos leoninos, entonces hay una campaña en contra de nuestro Gobierno por las propias empresas. Es muy claro que el periódico El País de España está defendiendo a las empresas españolas, pero pueden estarnos cuestionando un día sí y el otro también y no vamos nosotros a seguir permitiendo el robo y el saqueo”, expresó el Presidente.

A partir de esta denuncia, López Obrador lanzó una serie de señalamientos contra personajes como Claudio X. González, Georgina Kessel (exsecretaria de Energía) y los expresidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. Según el Presidente, Iberdrola y otras empresas habían conseguido contratos leoninos en contra del interés de México.

Dijo que el tema con las empresas españolas también aplica para las estadounidenses, pero no queda claro su papel porque el monopolio lo llevan las ibéricas.

“Se habla de una presunta relación de complicidad y un acto de corrupción y no pasa nada; sin embargo, todo lo que tiene que ver con nosotros, que tiene que ver con el combate a la corrupción, es señalado, es cuestionado por El País. Callan como momias cuando les conviene y gritan como pregoneros cuando se trata de defender intereses de grupos, intereses económicos, intereses políticos”, arremetió.

Sobre un posible contubernio de Iberdrola aseguró “tengo información que son ellos los que están promoviendo esta campaña, nada más que encubiertos, porque el conservadurismo tiene esas dos características, no lo olviden, son muy corruptos y son muy hipócritas”. “Decirle a los de Iberdrola y a todos los de estas empresas que está abierta la posibilidad del diálogo para llegar a un acuerdo, que es lo mejor”, planteó el mandatario.

IBERDROLA ENEMIGO DE AMLO

De ser un discurso de campaña, los ataques del Presidente se han arreciado en el último mes. Ha querido encontrar en la empresa a un enemigo público, en tanto su gobierno ha pretendido montar un cerco a las inversiones privadas en el sector energético. Y de paso asociar a sus enemigos políticos con la empresa española haciendo énfasis en las puertas giratorias.

Apenas el 12 de junio, el Presidente llegó a decir que si su homólogo Donald Trump le hubiera preguntado por lo que pasa en el sector energético en México, éste hubiera contestado: “Voy a explicar cómo esta empresa Iberdrola tiene de funcionaria a la que fue secretaria de Energía y llegó a tener, no sé si todavía está, de consejero de su empresa a un expresidente de la República (Felipe Calderón). Una cosa vergonzosa”, dijo López Obrador.

El Presidente también se ha valido para atacar a los medios que le critican mediante el discurso contra Iberdrola.

ENDURECE LAS CRÍTICAS

El mandatario ha insistido en que quiere inversión extranjera pero que todas las empresas deben pagar los impuestos correspondientes y operar en condiciones justas para México. La última vez que arremetió contra España fue el año pasado, cuando mandó una carta en la que le solicitó al rey que pidiera perdón por los abusos de la conquista.

En mayo el Gobierno de México citó a la pandemia del coronavirus para justificar la imposición de nuevas reglas que reducirán el papel de las energías renovables, como la solar y la eólica, otorgándole un respiro a las viejas plantas de combustibles fósiles del Estado. Esas medidas desataron indignación entre inversionistas locales y extranjeros.

Asociaciones de la industria indicaron que la medida afectará a 28 proyectos solares y eólicos que ya estaban listos para entrar en operaciones y a otros 16 en construcción, con una inversión total de 6mil 400 millones de dólares, en su mayoría de compañías extranjeras.

Iberdrola, la compañía contra la que más arremetió López Obrador y cuya actuación en el país consideró “vergonzosa”, cuenta actualmente con 22 plantas en México y en 2019 produjo el 16 por ciento de la energía eléctrica del país, según los datos públicos de la empresa que rechazó contestar los comentarios del presidente.

Las nuevas normas energéticas del gobierno, que según López Obrador tienen como objetivo que no suba el precio de la electricidad, han sido contestadas por diversas compañías con amparos en los tribunales. El Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, anunció que interpondrá una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que invalide el acuerdo por el que se emitieron las restricciones.

-Con información de AP y Juan Luis García de Economía Hoy