Un proyecto de la Universidad de Harvard permite visitar diferentes espacios del antiguo Egipto donde se incluyen importantes tumbas ricamente decoradas. Ahora es posible conocerlas sin pagar entrada y sin salir de casa, además viajarás en el tiempo y aprenderás cómo era el Egipto de los grandes faraones.

Por Roberto Ruiz

España, 17 de julio (ElDiario.es).- La imposibilidad de viajar durante el confinamiento ha hecho que todos fijemos nuestra atención en descubrir nuevos lugares desde nuestras casas, recurriendo a las últimas tecnologías y a todo lo que una conexión a Internet nos puede ofrecer. Visitas virtuales a museos, webcams que nos muestran lugares en directo, lugares turísticos ahora desiertos, Parques Nacionales sin movernos del sofá… Pero ahora vamos un paso más allá, y además de viajar en el espacio también lo hacemos en el tiempo, concretamente hasta el Egipto de hace casi cinco mil años atrás.

Como tantos y tantos monumentos de todo el mundo los de Egipto también permanecen cerrados al público como consecuencia de la pandemia provocada por el coronavirus, lo que ha hecho que las autoridades y las entidades arqueológicas que trabajan en sus yacimientos se hayan puesto en marcha para mostrar algunos de sus tesoros más espectaculares de manera virtual. La Universidad de Harvard ha echado mano de la tecnología 3D para recrear tanto la explanada de las pirámides de Giza como el interior de tumbas con miles de años de antigüedad, por lo que ahora podrás descubrirlas sin pagar entrada y sin apretujarte entre grupos de turistas.

LA TUMBA DE LA REINA MERESANKH III

Empezamos fuerte y nos metemos directamente en una tumba real, concretamente en la de la reina Meresankh III, quien vivió entre los años 2509 y 2483 a.C., fue nieta del faraón Keops y esposa de Kefrén. Su importancia hizo que sus restos descansaran en la zona funeraria de Giza al este de la Gran Pirámide, recurriendo a una mastaba doble ricamente decorada.

La reina Meresankh III vivió en los años 2509 y 2483 a.C. Foto: matterport.com vía ElDiario.es

Se cree que en un principio esta tumba estaba destinada a Hetepheres, la madre de Keops, y fue descubierta en 1927 por el egiptólogo norteamericano George Reisner. Ahora y gracias a esta visita virtual puedes recorrer cada uno de sus espacios a tu aire, detenerte todo el tiempo que quieras en la sala C y admirar las tallas en las que Meresankh y la familia real están representadas en diez estatuas esculpidas en roca. Aprovecha y echa un ojo a las paredes, sus pinturas y sus grabados. Vas a aprender mucho más de lo que piensas sobre cómo eran las cosas en Egipto hace casi 5.000 años.

Pasa de estancia en estancia, utiliza cada uno de los puntos informativos que te ofrece la visita para conocer más de cada detalle, ver recreaciones y, por supuesto, no te vayas sin bajar hasta la cámara funeraria.

LA TUMBA DE MENNA

Viajamos a 600 kilómetros al sur de El Cairo para llegar a Luxor, a la antigua ciudad de Tebas, donde podremos meternos en la tumba de Menna, un alto funcionario egipcio que vivió durante la dinastía XVIII (aproximadamente entre 1550 y 1295 a. C.). Su alta categoría social le permitió disponer de una lujosa tumba que aún hoy sorprende a cualquiera.

Es una de las tumbas que mejor se han conservado a lo largo de los años y eso permite que al visitarla podamos disfrutar de una decoración excepcional y aprender sobre la vida de la época a través de Menna y su familia, narrada y dibujada con todo detalle en las paredes. Llaman la atención las escenas agrícolas en las que el protagonista vigila la producción del grano, desde su siembra hasta su recolección, como labor fundamental en el Egipto de hace 3 mil 500 años.

Tumba de Menna, un alto funcionario egipcio que vivió durante la dinastía XVIII. Foto: my.matterport.com vía ElDiario.es

Además, a través de esta visita virtual podemos acceder hasta rincones inaccesibles para los turistas, como la sala funeraria, ver escenificadas ceremonias, rituales y el viaje del mundo de los vivos al mundo de los muertos. Todo además perfectamente explicado mediante numerosos puntos informativos a lo largo de todo el recorrido.

Además de estas dos tumbas el Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto también ha abierto al público digital cinco lugares egipcios de especial importancia: la Sinagoga de Ben Ezra, el Monasterio Rojo, la Mezquita-Madraza del Sultán Barquq, las catacumbas de Kom Shoqafa y la tumba de Beni Hasan.

UN PASEO ENTRE LAS PIRÁMIDES

Junto a estas visitas virtuales el Giza Project de la Universidad de Harvard también incluye en su proyecto egipcio el desarrollo de Digital Giza. En esta página tienes a tu disposición una gran cantidad de información y material gráfico sobre las pirámides de Giza y todo su entorno, envuelto todo ello en una recreación 3D de todo este complejo funerario. Un recurso interesante para hacerse una idea de cómo fue en su día la única maravilla del mundo antiguo que aún sigue de pie.

Para comparar lo que fue con lo que es hoy día, también puedes recurrir a Google Street View y así darte un paseo por toda la explanada de las pirámides, rodearlas, ir a visitar su famosa esfinge, pasar por templos, admirar la barca funeraria de Keops y, en definitiva, ir entrando en ambiente para cuando puedas estar allí por tu propio pie.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ElDiario.es. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.