La ofician del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo publicó esta semana un estudio en el que prevé que la pandemia no se mitigará en 2020 y alertó que México podría rebasar las 90 mil muertes por la enfermedad.

Ciudad de México, 17 de julio (SinEmbargo).- La Oficina en México del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) advirtió en un informe que presentó esta semana que el número de víctimas mortales en México a causa del nuevo coronavirus podría llegar a más de 90 mil en el mes de octubre.

La oficina explicó que la pandemia no se mitigará en 2020, sino que podría prolongarse hasta 2021.

El estudio  titulado “Desarrollo Humano y Covid-19 en México: Desafíos para una Recuperación Sostenible”, señala que “las medidas del Gobierno de México para la reapertura económica y el comportamiento de la pandemia en las tasas de contagio podrían sugerir que la ola epidémica se mantendrá durante 2020 y 2021”.

Por esta razón, el organismo sugirió al Gobierno tomar las medidas necesarias para enfrentar un panorama adverso, como la adquisición de equipo médico sin escatimar recursos, y orientar a la población para llevar a cabo los protocolos sanitarios correspondientes y así evitar que el virus se siga propagando por todo el territorio nacional.

Dicha oficina también recomendó a las autoridades sanitarias del país realizar una investigación serológica a fin de determinar la prevalencia del SARS-CoV-2.

Anteriormente, el 7 de julio, el Instituto de Métricas y Evaluación de Salud (IHME, por sus siglas en inglés) había previsto 103 mil 977 decesos.

El estudio también reveló que si el cubrebocas fuese empleado con regularidad, las víctimas mortales ascenderían a 85 mil 742; pero, sin las medidas de sana distancia y otros protocolos de prevención, la suma aumentaría hasta 140 mil 277 muertes.

El instituto lamentó que, debido al comportamiento de la población ante la pandemia, los decesos podrían llegar a los mil 722 diarios.

MÉXICO YA SUPERÓ A CHILE

Hasta la tarde de este jueves 16 d julio, en México se han confirmado 324 mil 041 casos de COVID-19, mientras que en Chile se han registrado 323 mil 698.

México se encuentra abajo de Estados Unidos, Brasil, India, Rusia, Perú y Sudáfrica, muy cerca ya de este último país africano, que registra 324 mil 221 contagios de COVID-19. De acuerdo con información de la Secretaría de Salud, en México han perdido la vida 37 mil 574 personas por la COVID-19.

17 entidades tienen Semáforo Naranja desde el 6 de julio, mientras que 15 continúan en Semáforo Rojo, de acuerdo con información de la Secretaría de Salud federal.

En Semáforo Naranja están Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Ciudad de México, Durango, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Yucatán y Zacatecas. En Semáforo Rojo permanecen Baja California, Chiapas, Coahuila, Colima, Estado de México, Guanajuato, Nayarit, Nuevo León, Puebla, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz.

ADULTOS JÓVENES EN MÉXICO, VÍCTIMAS FRECUENTES

México es el país con mayor mortalidad de adultos jóvenes por la COVID-19, informó anoche Hugo López-Gatell Ramírez, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud. Lo anterior, agregó el funcionario, se debe a las enfermedades crónicas que afectan a la población causadas por modelos alimenticios que predominan en la nación desde hace décadas.

“México, indiscutiblemente, la evidencia científica es clara, consistente y prolongada… México ha sufrido una de las mayores epidemias de enfermedades crónicas y las causas fundamentales están en los estilos de vida, pero cuando se habla de estilos de vida hay que tener claro que no se trata de preferencias individuales. Se trata del ambiente construido, en cómo se organizan las ciudades, en cómo existe un uso preferencial del automóvil, en que no existen espacios públicos suficientes para realizar actividad física, entre otros factores”, explicó el funcionario durante la conferencia de prensa en Palacio Nacional de la Ciudad de México.

El factor de mayor en importancia es la alimentación no saludable que depende de la sobreoferta de productos industrializados, de muy baja calidad nutricional, de alto contenido calórico, lo que se llama comida chatarra, incluidas las bebidas azucaradas, explicó López-Gatell.

“México ha sido a veces el primer lugar o el segundo lugar en consumo de refrescos, también en el primer o segundo lugar en epidemias de sobrepeso y diabetes. Y hoy México es el país que sufre la mayor mortalidad en adultos jóvenes por COVID-19 porque COVID afecta a personas con este tipo de enfermedades. 81 por ciento de las personas que fallecen por COVID tienen una de las enfermedades crónicas que se las ha causado estos modelos de alimentación que predominan en México desde hace más de 30 años”, agregó.

EL GOLPE ECONÓMICO

La pandemia de coronavirus provocó ya la pérdida de 12 millones de empleos y disparó la tasa de desempleo a 33 por ciento, de acuerdo con los datos del Observatorio del Trabajo Digno del Colectivo Acción Ciudadana Frente a la Pobreza. En el país hay ahora 21 millones 600 mil personas sin empleos, de las cuales 11 millones 600 mil son mujeres.

De acuerdo con estos datos, la cifra presentada por el Instituto Mexicano el Seguro Social (IMSS) sería solo “la punta del iceberg”, al señalar que los empleos perdidos en el periodo de la pandemia son 1 millón 113 mil y maneja una tasa de desempleo de 4 por ciento.

Con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), los empleos perdidos son casi 12 millones, el IMSS reporta 1 millón 113 mil al 30 de junio, pero eso solo cubre una parte de la fuerza de trabajo, que son los registrados en el IMSS, explicaron Rogelio Gómez Hermosillo y María Ayala, investigadores del Observatorio.

Al inicio del 2020, el IMSS registró poco menos de 20 millones de trabajadores y el Inegi, más de 55 millones de personas ocupadas.

“El Inegi llama la tasa de desocupación. En abril era de 4.7 por ciento. Nosotros decimos que es solo una parte del empleo, porque son las que se quedaron sin empleo y las que están buscando, ahora en la crisis. La Población Económicamente Activa (PEA) tenía 57 millones, para mayo 45 millones, pero no se van a desocupados, el Inegi señala que no están ocupadas pero que no buscan trabajo pero porque no pueden salir a buscar por la pandemia”, comentó Gómez Hermosillo.

La cifra del Observatorio suman los desocupados y los disponibles, “es un desempleo abierto, desocupado y para entender que son personas sin trabajo, disponibles para trabajar y que quieren empleo, es la PEA disponible”, agregó.

-Con información de Daniela Barragán, SinEmbargo.