Norma Trujillo, reportera de La Jornada, viajó a la Ciudad de México con el fin de visibilizar la situación prevaleciente todavía en Veracruz. Foto Luis Barrón, SinEmbargo.

Norma Trujillo, reportera de La Jornada, viajó a la Ciudad de México con el fin de visibilizar la situación prevaleciente todavía en Veracruz. Foto Luis Barrón, SinEmbargo.

Ciudad de México, 17 de agosto (SinEmbargo).- El hostigamiento contra los periodistas en Veracruz continúa. De acuerdo con información difundida hoy en conferencia de prensa, los integrantes del colectivo Voz Alterna –fundado por el fotorreportero Rubén Espinosa y sus colegas de Xalapa– enfrentan persecución por parte de agentes de la Fuerza Civil, dependiente del Gobierno del Estado.

“A partir de ahí [el homicidio], los compañeros que estábamos integrando un colectivo para la defensa de la libertad de expresión, decíamos que es necesario exigir al Gobierno esta libertad, que nos dé garantías para ejercer nuestro trabajo, pero está pasando todo lo contrario: en este momento hay cinco compañeros cercanos a Rubén, y que integran el colectivo Voz Alterna, que están siendo hostigados, perseguidos, y nos preocupa mucho esta situación”, dijo Norma Trujillo, reportera de La Jornada Veracruz.

La periodista viajó a la Ciudad de México con el fin de visibilizar la situación que prevalece todavía en Veracruz, donde apenas la semana pasada se registró el asesinato de otro reportero en la ciudad de Orizaba.

El Colectivo Voz Alterna ha estado difundiendo a través de una página de la red social Facebook información desde Xalapa, como el 12 de agosto, cuando reportaron que un escolta del Gobernador Javier Duarte agredió a un fotoreportero de AVCNoticias en un evento del Movimiento Territorial del PRI.

Otra institución a la que pidieron apoyo para continuar con su labor informativa, dijo Trujillo, fue el Mecanismo de Protección a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas, dependiente de la Secretaría de Gobernación.

Pero el personal de dicha instancia, agregó, acudió hace una semana a Xalapa para darles una charla meramente informativa.

De izquierda a derecha Norma Trujillo, Guillermo Osorno, Francisco Goldman y Marcela Turati. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo.

De izquierda a derecha Norma Trujillo, Guillermo Osorno, Francisco Goldman y Marcela Turati. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo.

“NOS AMENAZAN A TODOS”

Trujillo lanzó la advertencia sobre la situación prevaleciente en Veracruz. Durante la conferencia de prensa organizada en el Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), presentó la carta con la que decenas de escritores y periodistas de diversas partes del mundo urgieron públicamente a que el Presidente Enrique Peña Nieto investigue los asesinatos de periodistas y establezca medidas de protección para los mismos.

“Hoy el periodismo en todo el mundo vive bajo asedio: los reporteros mexicanos, en particular, viven en peligro mortal. Las organizaciones criminales, los funcionarios de gobierno corruptos, y un sistema de impartición de justicia incapaz siquiera de determinar la responsabilidad de los asesinos son causa de la extrema vulnerabilidad de los reporteros”, dice el texto leído en la conferencia por Marcela Turati, fundadora de Periodistas de a Pie.

Junto a Turati, el escritor y periodista de The New Yorker, Francisco Goldman, enfatizó en la relación que hay entre periodistas de medios locales e internacionales, quienes requieren, dijo, del trabajo de los primeros para tener mayor conocimiento de los hechos.

“Entonces, cuando se amenaza a periodistas en provincia, en México, nos están amenazando a todos nosotros. Así lo sentimos”, dijo.

La carta dirigida a Enrique Peña Nieto y difundida desde el pasado sábado por Pen Internacional cuenta con 500 firmas de escritores, creadores y periodistas, como los estadounidenses Noam Chomsky, Paul Auster, Christiane Amanpour, Jon Lee Anderson y Junot Díaz. También, Salman Rushdie, John Coetzee, Seymour Hersh, Juan Villoro, Yuri Herrera, Arianna Huffington, Gael García Bernal, Guillermo del Toro, Sergio Aguayo, Lolita Bosh, Javier Darío Restrepo y cientos más.

Presente también en la conferencia, el periodista Guillermo Osorno, fundador de Horizontal.mx, informó que la carta fue entregada hoy lunes 17 de agosto en una oficina de Atención Ciudadana ubicada en Palacio Nacional.

Guillermo Osorno muestra la carta suscrita por escritores e intelectuales de todo el mundo. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo.

Guillermo Osorno muestra la carta suscrita por escritores e intelectuales de todo el mundo. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo.

LA CARTA

Más de 400 intelectuales, artistas y periodistas firmaron una carta para exigir al Presidente de México, Enrique Peña Nieto que investigue los asesinatos de comunicadores en México y establezca mecanismos efectivos para su protección, luego del homicidio del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril, la activista Nadia Dominique Vera y otras tres mujeres en la capital del país el pasado 31 de julio.

En la misiva, difundida en la página web del Pen Club América, los firmantes urgen al Mandatario mexicano garantizar el esclarecimiento inmediato y efectivo de los asesinatos contra Rubén Espinosa y “la enorme cantidad de periodistas en México que han caído como él, y la investigación sin contemplaciones de los funcionarios estatales y municipales que, en cada caso, se puedan haber visto involucrados”.

Así como la revisión inmediata de los mecanismos para la protección de periodistas y el “compromiso efectivo de su gobierno” para garantizar la libertad de expresión en México.

La misiva observa que desde el año 2000 decenas de reporteros han sido víctimas de homicidios en México, además de que 20 continúan desaparecidos.

“La abrumadora mayoría de estos crímenes permanecen en la impunidad. La CNDH [Comisión Nacional de Derechos Humanos] apunta a evidencia que involucra a funcionarios públicos en varios de los ataques contra periodistas y medios de comunicación. Las amenazas físicas extremas y generalizadas que padecen los reporteros llama la atención de las organizaciones encargadas de vigilar la libertad de expresión en el mundo, y de grupos como el Comité de Protección a los Periodistas (CPJ) y PEN, que abogan por los derechos de la prensa. Todos ellos han hecho campañas para acabar con lo que se ha llamado censura a tiros”.