“El triunfo de Andrés Manuel López Obrador se debe a que dijo a los cuatro vientos cosas que eran evidentes: había mucha corrupción y matanzas por el crimen organizado. Eso hizo que la gente pensara que tenía razón. Ahora lo duro es cumplir”, dice Alejandra Lajous Vargas, coordinadora y editora del libro La sociedad civil vs. la corrupción. 

Ciudad de México, 17 de agosto (SinEmbargo).– La corrupción y las matanzas ligadas al crimen organizado son los principales cánceres que lastiman a México, señala Alejandra Lajous Vargas, historiadora y cronista de la Presidencia de la República de 1982 a 1988.

“Si te matan un hijo, matan parte de tu alma, parte de tu vida. Son muchísimos los mexicanos que sufren por la violencia del narco”, dice Lajous Vargas, coordinadora y editora del libro La sociedad civil vs. la corrupción.

En entrevista con Puntos y Comas, Alejandra Lajous habla sobre la importancia de que los ciudadanos continúen organizándose para hacer frente a las cosas que el Gobierno no ve [o no quiere ver].

***

–Danos una breve introducción sobre la recopilación de entrevistas que hiciste.

La sociedad civil vs. la corrupción es una recopilación de testimonios que saqué a a través de entrevistas. ¿Por qué quise tener varios testimonios? Hoy en día estamos acostumbrados a ver las cosas desde muchos ángulos. No queremos verlas desde un ángulo. Aquí fue un trabajo que se hizo en conjunto. Diferentes entidades tuvieron diferente peso. Me parece que es más real dar diez versiones que una. No son de la misma cosa, pero están acomodadas de una manera en que la historia se va contando. ¿Por qué la sociedad civil contra la corrupción? Lo estamos viendo todos los días y a todas horas. Ahorita está muy de moda el asunto de la Estafa Maestra, realizada por dos organizaciones: Animal Político, que es una revista, y Mexicanos Unidos Contra la Corrupción y la Impunidad. El trabajo que estos grupos hacen puede llegar a cuajar en cosas importantes, en investigaciones que parece que ni queriendo podrán parar. Cada vez más vamos a ir viendo la voluntad participativa de la sociedad y la necesidad de hacerle caso. En una época no se hacía caso a las organizaciones de la sociedad civil. En el libro se narra cómo organizaciones lograron pasar en el Senado siete leyes contra la corrupción.

–¿Cuál es la importancia de un libro como este en los tiempos que vivimos?

–La sociedad civil empieza a tener actividades hace casi 30 años. Cobra cada vez más peso. No es un invento de ayer en la mañana. Se viene trabajando desde hace tiempo. Molesta al Gobierno que haya un vigilante más que puede captar cosas. Volvemos al caso de la Estafa Maestra: ¿cómo es posible que más de 5 mil millones de pesos se desviaron y nadie se dio cuenta? Sí se dieron cuenta, pero no se procedió a hacer una investigación. En el momento en que organizaciones llevan la información a la luz pública, ya no hay forma de detenerla. Hay funcionarios a los que no les gusta que esto salga a la luz pública.

–A ti te tocó ser cronista de la Presidencia de la República.

–Yo fui cronista durante el Gobierno de Miguel de la Madrid.

–Te tocó una época en la que llevábamos décadas y décadas de priismo. ¿Qué opinas? ¿Es el final del PRI?

–No lo sé. Eso no lo sé. Sé que el triunfo de Andrés Manuel López Obrador se debe a que dijo a los cuatro vientos cosas que eran evidentes: había mucha corrupción y matanzas por el crimen organizado. Eso hizo que la gente pensara que tenía razón. Ahora lo duro es cumplir. Por ejemplo, con la Estafa Maestra, ¿va a dejar ir, haciéndose de la vista gorda? ¿Le va a entrar al tema? Considero que la sociedad ha despertado muchísimo.

Alejandra Lajous. Foto: Carlos Vargas, SinEmbargo.

–La semana pasada quedó la sensación de que Rosario Robles se iba a marchar caminando, pero no, ya fue detenida.

–Es muy difícil. La información ya era pública. Tendría un peso muy grande para este Gobierno el dejar ir a Rosario Robles. Desde mi punto de vista es evidente que ella tenía conocimiento de que estaban ocurriendo los desvíos.

–Un juez pidió que se aclarara cuál fue el actuar de Enrique Peña Nieto y José Antonio Meade Kuribreña.

–No sé hasta dónde se irán las cosas. Lo que me interesa es eso que dices: el juez pidió. Es un ciudadano que pidió algo. Lo van a pedir las personas en la calle. Andrés Manuel vino a luchar contra la corrupción, no puede voltear a ver la pared.

–¿La corrupción sí es el gran cáncer de este país?

–Sí. Y peor todavía las matanzas por el narco. La cantidad de muertos que tenemos, las fosas y desaparecidos es lo más doloroso. Te duele que roben dinero, pero si te matan un hijo, matan parte de tu alma, parte de tu vida. Son muchísimos los mexicanos que sufren por estar involucrados o como consecuencia de la violencia del narco.

–En el libro tienes a personajes como Federico Reyes Heroles, a organizaciones como México Evalúa, ¿cómo conjuntarlos?

–No es que se conjunten, ellos son independientes, pero en un libro suman sus voces. No están en contra de sumar voces con los que luchan con la corrupción. Tenemos que salir de la idea de que sólo organizaciones titánicas se pueden hacer cosas. Animal Político no es titánico, pero hoy miles estamos enterados de la Estafa Maestra. Aportan todos y cada uno a su manera. Todos tratan de llevar la información al público.

–Tú lo haces.

–Yo soy historiadora. Mi aportación es que personajes diversos, inclusive enemistados, dieran su testimonio. Yo doy el testimonio de todos. Dejamos de lado las antipatías. Son gente buena que lucha contra la corrupción. En el libro hay un pensamiento en común: luchar contra la corrupción.