Es un puerto lleno de gatos, como antes lo fue de gacelas.