Author image

Martín Moreno-Durán

17/08/2022 - 12:03 am

Narcoterrorismo – 4T: incendiar a México

Hoy por hoy, gran parte de México está en llamas. Arde entre la violencia desaforada y sospechosa, desatada por las bandas pertenecientes al crimen organizado.

En una acción simultánea, alrededor de 20 vehículos fueron quemados en Baja California. Un automóvil transporte público fue quemado e la delegación La Mesa de Tijuana.
“Hoy por hoy, gran parte de México está en llamas. Arde entre la violencia desaforada y sospechosa, desatada por las bandas pertenecientes al crimen organizado”. Foto: Omar Martínez, Cuartoscuro

+ Ingobernabilidad

+ Ataques sospechosos

Esto es México, hoy:

Sicarios del crimen organizado atacan y queman comercios y asesinan a 11 civiles, entre ellos a un niño, una mujer embarazada y cuatro empleados de una emisora de radio. Entre el 10 y 14 de agosto hubo 341 ejecuciones, según cifras oficiales. Es la barbarie. Y estos abiertos actos de narcoterrorismo ocurren, con diferencia de pocas horas, en Jalisco, Guanajuato, Chihuahua y Baja California. Ciudadanos indefensos. Toque de queda de facto en Tijuana. Vacío de autoridad.

Estos son López Obrador y la 4T, hoy:

“No es nuestra función capturar a los capos…”: Andrés Manuel López Obrador.

“También cuidamos a los integrantes de las bandas criminales, son seres humanos…”: AMLO. 

“La gente se portó muy bien…y los que pertenecen a la delincuencia organizada, en general bien”. López Obrador, un día después de las elecciones intermedias de 2021 cuando, durante semanas previas, fueron asesinados casi 100 candidatos a puestos de elección popular por parte de bandas criminales. Las mismas a las que el Presidente defiende y cuida desde Palacio Nacional.

Hay lugares donde predomina una banda fuerte y no hay enfrentamientos entre grupos y por eso no hay homicidios. Se los explico más: Sinaloa y Durango no están entre los estados con más homicidios porque hay una sola banda, y en Michoacán no hay un solo grupo, sino 10 distintos y los enfrentamientos entre bandas son mayores…”. López Obrador, justificando así la no violencia del narco por encima de la tranquilidad ciudadana. (Léase: la llamada Pax Narca).

“¡Arriba el Cártel del Golfo…”, festinó en un video Gastón Arriaga, exdelegado de Morena en Tamaulipas y militante de ese partido. Sin comentarios.

“Le pedimos al crimen organizado que cobren las facturas a quienes no les pagaron lo que les deben, no a las familias, no a los ciudadanos…”, pidió públicamente la Alcaldesa de Morena en Tijuana, Montserrat Caballero, justificando y respaldando el cobro de derecho de piso por parte de los criminales en contra de comerciantes establecidos que pagan impuestos y trabajan de manera honrada. La declaración de esta mujer se encuadra en legitimar un Narco-Estado en Baja California. Terrible que lo haya dicho. Criminal que así lo crea esta morenista.

Son sus propias palabras. 

Esto es Morena.

Los aliados del crimen organizado.   

*****

Hoy por hoy, gran parte de México está en llamas. Arde entre la violencia desaforada y sospechosa, desatada por las bandas pertenecientes al crimen organizado y la complicidad del Gobierno de López Obrador quien, desde el inicio de su régimen, marcó la hoja de ruta: “Abrazos, no balazos”, en un lema entendido por los criminales como la luz verde para “dejar hacer, dejar pasar”, como la licencia para matar, como la autorización para hacer lo que les venga en gana. 

La consecuencia: el Gobierno de Estados Unidos lanzó alertas a sus ciudadanos para considerar de alto peligro viajar… ¡a 16 estados del país!, bajo tres códigos: violencia, narcoterrorismo y secuestro. Ese es México con AMLO en la Presidencia.

¿Y por qué López Obrador y la 4T han apoyado, respaldado y se han aliado con el crimen organizado?

¿Por qué de la mano de la benevolencia de AMLO para con el crimen organizado, millones se preguntan alarmados por qué el Presidente defiende a los criminales que han enlutado a la Nación? ¿A los que asesinan a familias y niños? ¿A los que ejecutan a inocentes? 

¿Por qué Gobierno socialista y narcotráfico ahora son socios en México?

Por razones de fondo y peso alarmantes y peligrosas: 

Porque López Obrador, bajo una estrategia clara, canalla y de alto peligro para México, pretende que el crimen organizado -como ya ocurrió en la elección intermedia de 2021 en la franja del Pacífico-, le ayude a Morena a ganar la elección presidencial de 2024.

Y porque hay un cálculo eminentemente político-electoral. Por eso, la sumisión, el arrodillamiento de AMLO para con el crimen organizado y su brazo más poderoso: el narcotráfico. Aliarse al narco bajo un juego de mutua conveniencia que permita la convivencia entre ambos poderes: Gobierno y narco, para lograr sus respectivas metas a mediano y largo plazo.

Esa es la tragedia que hoy vive México, bajo el sexenio más violento y sangriento de la historia encabezado por López Obrador: más de 130 mil ejecutados y contando, día a día, por decenas, por centenas.

¿El Gobierno está detrás de los ataques del crimen organizado contra ciudadanos en Ciudad Juárez, Guanajuato, Tijuana, Mexicali y otras ciudades, para justificar así la incorporación de la Guardia Nacional al Ejército, infundiendo terror para legitimar esta decisión presidencial? 

No lo sabemos a ciencia cierta. Pero lo que sí sabemos, es que AMLO sería capaz de esto y de mucho más, de cualquier cosa, con tal de ganar la Presidencia en 2024 para Morena. El Presidente tiene mucho tiempo que se envileció y se volvió miserable dentro de sus ambiciones de controlar el poder en grado absoluto. “Lo mejor, es lo peor que se va a poner…”, advirtió recién el propio López Obrador. Así festina la desgracia nacional a la que nos conduce. 

¿Fue deliberado el ataque directo a las tiendas OXXO a las cuáles AMLO ha agredido, de manera sistemática, desde Palacio Nacional, convirtiéndolas en enemigas del Gobierno y de la 4T?

No lo sabemos a ciencia cierta. Pero lo que sí sabemos, es que los OXXO han exhibido  -con pruebas y cifras- las mentiras en su contra propaladas por AMLO y por Manuel Bartlett por cuestiones eléctricas, y eso no ha gustado en Palacio Nacional. Estas tiendas son clasificadas como enemigas del Gobierno de Morena y así son tratadas hoy, con ataques arteros por parte de los criminales. Bajo fuego narco.

Y ya sabemos que si tiene cola de pato, pico de pato y patas de pato…pues es un pato.

*****

“A lo mejor viene otro Presidente y hace exactamente lo que tú quieres: que no se metan, se va a quedar sentadito, calladito, volteando para otro lado, pero pensar que eso va a acabar con la violencia y con la criminalidad, es una ingenuidad…”, advirtió Felipe Calderón durante su Gobierno. Hoy, se quiera o no reconocer, esa descripción le ajusta como anillo al dedo a López Obrador.

Gobierno y narco, aliados.

Y van por el 2024.

¡No lo permitamos!

TW @_martinmoreno

FB / Martín Moreno-Durán

[email protected]

Martín Moreno-Durán
Periodista. Escritor. Conductor radiofónico. Autor de los libros: Por la mano del padre. Paulette, lo que no se dijo. Abuso del poder en México. Los demonios del sindicalismo mexicano. El Derrumbe Retrato de un México fallido. El Caso Wallace. 1/Julio/2018: Cambio Radical o Dictadura Perfecta, y de la novela Días de ira.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas