La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que informa siempre de sus precios con un día de retraso, señaló que su barril de referencia se encareció 6.41 dólares entre el pasado viernes y ayer lunes, llegando a su precio más alto en casi diez semanas.

La petrolera estatal saudí Aramco, propietaria de las refinerías atacadas, ha adelantado que llevará varias semanas restablecer las operaciones, lo que puede tener un fuerte impacto en el suministro mundial de crudo

Viena, 17 de septiembre (EFE).- El precio del barril de crudo de la OPEP se disparó el lunes un 10.68 por ciento, hasta los 66.43 dólares, siguiendo la estela de otros petróleos de referencia internacional que reaccionaron al alza al ataque el sábado a dos refinerías en Arabia Saudí, principal productor de la organización.

Por su parte, el precio del barril de petróleo Brent para entrega en noviembre abrió este martes en el mercado de futuros de Londres con un ligero descenso del 0.53 por ciento tras el fuerte ascenso del lunes y el precio del petróleo de Texas (WTI) para entrega en octubre abrió con una suave tendencia a la baja, -1.07 por ciento, que compensan sólo en parte el récord del alza de ayer tras los ataques a los pozos petrolíferos, una cuestión sobre la que los inversores están a la espera de cómo evoluciona el suministro de Aramco.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que informa siempre de sus precios con un día de retraso, señaló que su barril de referencia se encareció 6.41 dólares entre el pasado viernes y ayer lunes, llegando a su precio más alto en casi diez semanas.

El precio del petróleo de Texas (WTI) para entrega en octubre abrió este martes con una suave tendencia a la baja (-1.07 por ciento). Foto: EFE, Aitana Vargas, archivo.

El ataque el sábado a dos refinerías de la petrolera estatal saudí Aramco, clave para el abastecimiento mundial de crudo causó una reducción de cerca del 50 por ciento de su producción.

Estados Unidos ha acusado del ataque a Irán, otro miembro de la OPEP.

Tras la fuerte subida de los precios del crudo el lunes, el barril del Brent europeo abrió este martes en el mercado de futuros de Londres con un ligero descenso del 0.53 por ciento.

EL ATAQUE

Los ataques con drones, de los que se responsabilizaron los hutíes del Yemen, el sábado redujeron la producción de Arabia Saudí en cerca de 5.7 millones de barriles diarios, lo que representa en torno al 5 por ciento del bombeo global.

Tras los ataques, el oro negro llegó a subir ayer de madrugada casi un 20 por ciento en la cotización electrónica, lo que llevó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a autorizar la liberación de reservas de petróleo de su país, para, si fuera necesario, garantizar el suministro mundial.

En la imagen, instalaciones en la región de Riad de la petrolera estatal saudí Aramco. Foto: EFE, Ali Haider, archivo.

Washington ha culpado a Irán de la ofensiva contra las refinerías saudíes y acusa a Teherán de haber perpetrado “un ataque deliberado contra la economía mundial”.

La ofensiva de los hutíes, alineados con Irán, amenaza con mantener la presión al alza de los precios del petróleo.

La petrolera estatal saudí Aramco, propietaria de las refinerías atacadas, ha adelantado que llevará varias semanas restablecer las operaciones, lo que puede tener un fuerte impacto en el suministro mundial de crudo.

En el mercado de Londres, el alza del Brent benefició a las petroleras, cuyas acciones subieron este lunes casi un 2 por ciento. El valor del petróleo de Estados Unidos, que ayer llegó a subir en algún momento hasta un 15.5 por ciento, se disparó el lunes después de que los ataques con drones contra dos refinerías de Arabia Saudí redujeran en más del 5 por ciento el suministro global del crudo, en lo que es la mayor alza del crudo tejano desde 2008.