Una vez que el oso pudo tomar la comida, bajó de la barda del asador y caminó un poco para empezar a comer. En ese momento se ve a un ozesno acercarse y comer también.

Ciudad de México, 17 de septiembre (SinEmbargo).- Un oso negro nuevamente apareció en calles del sur de Monterrey, Nuevo León. Esta vez, el oso robó la comida de una familia que convivía en un paraje turístico del municipio de Santiago.

La familia compartió el video en el que se ve al animal acercándose al asador de concreto donde preparaban carne, aunque las brasas permanecían calientes, el oso maniobró hasta que consiguió su objetivo.

En la grabación de poco menos de un minuto se escucha a las personas gritando que no se lleve las cosas. “¡Wey, no se quema”, dice la mujer que grabó el metraje.

Al mismo tiempo en que lo observaban a unos metros de distancia, el oso intentaba una y otra vez tomar un trozo de carne de la parrilla. Incluso, tiró una cacerola que tenía más comida.

Una vez que el oso pudo tomar la comida, bajó de la barda del asador y caminó un poco para empezar a comer. En ese momento se ve a un ozesno acercarse y comer también.

Las mujeres que se escuchan en el video repitieron en varias ocasiones al hombre que estaba con ellas que no se acercara al animal y que lo dejara en paz, pues era mejor que se alimentara y no fuera agresivo.

OSO DE CHIPINQUE PASEA POR CALLES DE NL

El oso de Chipinque que se volvió viral hace unos meses fue captado una vez más paseando en calles de Monterrey, Nuevo León.

Varios videos compartidos a través de redes sociales muestran al animal caminando en calles de la colonia Del Paseo Residencial.

Los hechos se registraron el 28 de julio alrededor de las 10:00 horas, y según los reportes, el animal permaneció aproximadamente dos horas en la colonia.

Poco después de que se avistara al oso, elementos de la Guardia Civil y la Policía Municipal llegaron para reintegrarlo a su hábitat.

En una de las grabaciones se observa al oso recostado a la entrada de una casa, mientras que los residentes de la misma lo filmaban. De espaldas a él, policías vigilaron sus movimientos.

En otras imágenes, el oso negro jugó junto con un gato para después trepar una palma.

Usuarios de Internet comentaron que las apariciones de osos en calles de Monterrey son algo muy común, pero que sigue siendo igual de impactante.

De acuerdo con la información, el oso negro es el mismo que se acercó a turistas en el Parque Ecológico de Chipinque y que días después se aproximó a una mujer en calles de la colonia San Pedro, en Nuevo León.