México

¿Qué pasó con Mexicana? De la quiebra y caída al desalojo del AICM y las protestas

17/09/2022 - 4:25 pm

Luego del cese de operaciones de la empresa Mexicana de Aviación, en agosto de 2010, y de la declaratoria de quiebra de la misma, en abril de 2014, los ocho mil 650 extrabajadores afectados por esta situación continuaban luchando para que se les pagara sus respectivas jubilaciones, para lo cual permanecían en el interior del AICM, en el espacio en el que por muchos años la aerolínea brindó sus servicios, sin embargo, a inicios del mes de septiembre los exempleados fueron desalojados de dicho lugar quedando en la incertidumbre por no saber si sus demandas serán resueltas.

Ciudad de México, 17 de septiembre (SinEmbargo).– Exempleados de la Compañía Mexicana de Aviación, S. A. B. de C. V., mejor conocida como Mexicana de Aviación, continúan luchando para que se les paguen sus jubilaciones, tras 12 años de que la empresa suspendió operaciones luego de que una crisis financiera, pero la respuesta a sus exigencias ha sido la de expulsarlos del área en la que se encontraban, al interior de las instalaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) en donde estuvieron más de una década en espera de que se resolvieran sus demandas.

El pasado 2 de septiembre autoridades del AICM recuperaron las instalaciones que extrabajadores de Mexicana de Aviación tenían tomadas desde hace 11 años en reclamo por el pago de sus jubilaciones. Durante la madrugada de ese viernes, elementos de la Secretaría de Marina (Semar) desalojaron del AICM a miembros de la Asociación de Jubilados, Trabajadores y extrabajadores de la Aviación Mexicana (AJTEAM), de la extinta aerolínea Mexicana de aviación, declarada en quiebra en 2014.

Mientras que el AICM argumentó que el desalojo fue legal y voluntario, debido a que los ocupantes no acreditaron su pertenencia a ningún sindicato, los extrabajadores expusieron que luego 11 años de ocupación en reclamo del pago de jubilaciones, simplemente se les desalojó de los espacios donde anteriormente se encontraban los mostradores de Mexicana de Aviación sin que “se resuelva la injusticia”.

“Al no obtener respuesta por parte de los ocupantes, en lo que se refiere a la exhibición de cualquier vínculo contractual que les permitiera llevar a cabo actos de comercio, se les solicitó desalojar citado espacio que ilegalmente ocupaban, llevando consigo sus pertenencias personales y el efectivo en caja, de lo cual tomó nota la Fedataria. Cabe destacar que la desocupación fue voluntaria, transparente y sin ningún acto de violencia de ambas partes; asimismo, ninguno de los ocupantes acreditó pertenencia a algún sindicato”, destacó el AICM en un comunicado.

El espacio que los exempleados ocupaban se localiza en la planta baja de la sala “B”, del edificio de la Terminal 1, mismo que cuenta con mil 044.43 metros cuadrados de superficie, en donde “se encontraban 37 mostradores de la Compañía Mexicana de Aviación S.A. de C.V., además de los espacios de la sala A y B y oficinas aledañas a la Terminal 1”, y que de acuerdo con la versión de las autoridades del AICM “la forma en que se venía ocupando este espacio y las actividades que se realizaban en el mismo, ocasionaron el quebranto económico del AICM, inseguridad para los usuarios y competencia desleal al comercio formal”.

Fue el 28 de agosto de 2010 cuando Mexicana de Aviación, orillada por una fuerte crisis financiera, entró en concurso mercantil. Casi tres años y ocho meses después del cese de operaciones, el 3 de abril de 2014, la empresa se declaró en quiebra, afectando a ocho mil 650 trabajadores y sus familias.

Sin embargo, los problemas de la empresa iniciaron mucho antes. En 2006, la compañía, bajo el argumento de que atravesaba por problemas financieros, solicitó a sus sindicatos que le proporcionara los ahorros de sus trabajadores sindicalizados, lo que ocasionó conflictos con ellos.

Por ello, y bajo la afirmación de que la empresa sólo era viable con la colaboración económica de sus sindicatos, Mexicana de Aviación firmó un contrato con la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) para adecuar los salarios y prestaciones de los pilotos, con lo que, por cuatro años, la aerolínea ahorró 200 millones de dólares.

Otra de las estrategias de la compañía fue la de crear filiales que brindaban servicios aéreos, pero que establecían condiciones desfavorables para los empleados, por lo que en 2009 se fundó Mexicana Inter (Link), la cual operaba a nivel regional.

Fue en 2005 cuando el Gobierno de Vicente Fox Quesada vendió a Mexicana de Aviación –empresa creada en 1921, lo que la convirtió en una de las tres aerolíneas más antiguas del mundo– a Grupo Posadas, propiedad de Gastón Azcárraga Andrade, por sólo 165 millones de dólares, tras 23 años de mantenerse como una empresa que contaba participación estatal mayoritaria luego de que en 1982 el Gobierno de México compró el 54 por ciento de las acciones de la empresa.

MEXICANA
En 2019, jubilados y pensionados de Mexicana de Aviación exigieron a la Secretaría del Trabajo el pago de pensiones adeudadas desde 2010. Foto: Armando Monroy, Cuartoscuro.

Con el AICM como su principal centro de operaciones, Mexicana de Aviación operó vuelos en varios puntos del territorio nacional, así como Centro y Sudamérica, el Caribe, España y Reino Unido. No obstante, en 2010, se dio a conocer que la misma atravesaba por una grave situación financiera, lo que provocó el cese de operaciones y que casi tres años más tarde, el 3 de abril de 2014, se decretara la quiebra de la aerolínea.

La situación de inmediato generó infinidad de protestas por parte de los extrabajadores de Mexicana, quienes emprendieron una lucha desde dos frentes: los afiliados al sindicato de ASPA y los 700 jubilados, quienes son el grupo más vulnerable, pues llevan años sin recibir su pensión y por cuestiones de edad no tienen oportunidades de empleo.

De acuerdo con la investigación de la periodista Guadalupe Fuentes López, titulada Gastón Azcárraga dejó Mexicana en ruinas y trabajadores urgen a AMLO lo extradite para juzgarlo, publicado en SinEmbargo MX, los jubilados que resultaron afectados con el quiebre de la empresa solicitaron la conformación de un Fideicomiso y que las aerolíneas que al día de hoy se han beneficiado con el uso de estas rutas de Mexicana de Aviación hagan una aportación para el pago de sus pensiones.

“ASPA de México presentó denuncias por el tema de Mexicana de Aviación, derivado de esas denuncias se obtuvieron dos órdenes de aprehensión que al día de hoy están vigentes, incluso, uno de los denunciantes es de la propia Secretaría de Hacienda”, detalló a SinEmbargo Agustín Liñán Salinas, uno de los abogados de ASPA, en una entrevista publicada el 21 de agosto de 2019. “Lo que falta es que las autoridades ejecuten esas órdenes y si Azcárraga está fuera del país, pues que realicen el trámite de extradición”.

Destacó que la petición de los extrabajadores de Mexicana es que si Gastón Azcárraga estaba en otro país, lo extraditaran, ya que lo último que se supo sobre su ubicación es que el empresario se encontraba en Nueva York, Estados Unidos.

“La Cancillería nos dice que estas solicitudes están en trámite, pero estas órdenes de aprehensión ya llevan bastante tiempo. Hemos tenido reuniones con el Gobierno y lo que nos han señalado es que están en el trámite para ver en dónde está y detenerlo, pero en realidad no hemos visto el avance”, mencionó el abogado en ese momento.

El expresidente Felipe Calderón (izquierda) y Gastón Azcárraga. Foto: Cuartoscuro.

El 28 de junio de 2011, extrabajadores de Mexicana afiliados a ASPA denunciaron a Gastón Azcárraga por difundir información falsa al público inversionista y omitir un evento relevante que consistía en el cese de operaciones de la aerolínea, hechos por los que se le giraron dos órdenes de aprehensión. Las violaciones en las que incurrió el empresario están previstas en la Ley del Mercado de Valores en la fracción I y II del artículo 383.

Además de ser acusado por los exempleados de Mexicana de los salarios caídos y pensiones no pagadas, a Gastón Azcárraga se le suman dos órdenes de aprehensión por violaciones a la Ley del Mercado de Valores. Hoy el empresario, quien es primo de Emilio Azcárraga Jean, dueño de Televisa, está prófugo de la justicia y la petición de los afectados es que sea extraditado a México.

Por ello, el 21 de agosto de 2019, los jubilados afectados se manifestaron afuera de Palacio Nacional para solicitar una audiencia con el Presidente Andrés Manuel López Obrador. Además, reclamaron que no estaban siendo escuchados por las secretarías del Trabajo y Previsión Social (STPS) y de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT).

“Estuvimos hoy antes de las 4 de la mañana en la entrada de Moneda de Palacio Nacional con el objeto de que los periodistas que entran a la ‘Mañanera’ escucharan nuestros reclamos, el tema aquí es que nosotros ya hemos pedido en otras ocasiones el apoyo, van seis veces, y nos han canalizado con la STPS y la SCT, sin embargo, no han resuelto nada en el tema de los compañeros jubilados, quienes somos el grupo más vulnerable, ya que por cuestiones de edad ya no tenemos oportunidades de empleo”, explicó en entrevista Fausto Guerrero Díaz, representante de los jubilados de Mexicana de Aviación.

La solicitud de los jubilados fue la de que se conformara un Fideicomiso y que las aerolíneas que al día de hoy se han beneficiado con el uso de estas rutas de Mexicana de Aviación hagan una aportación para el pago de sus pensiones.

“Un total de 700 jubilados cumplimos nueve años de no recibir nuestra pensión”, dijo en ese entonces Guerrero e insistió en que la SICT y la STPS le brindan una información incompleta al Presidente. “Le comentan que ya se está resolviendo el tema, pero ninguna de estas dos secretarías se ha tomado la molestia de analizarlo, esto nos parece una situación sumamente grave, sobre todo porque viene de un Gobierno de izquierda que se comprometió a realizar las cosas de manera diferente”.

A pesar de todas estas acusaciones contra Gastón Azcárraga, el 22 de noviembre de 2018, días antes de que Andrés Manuel López Obrador acudiera a San Lázaro para que Enrique Peña Nieto le entregara la banda presidencial, Alberto Elías Beltrán, encargado de despacho de la entonces PGR, y el subprocurador especializado en Investigación de Delitos Federales, Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, presentaron la solicitud de desistimiento en contra de las órdenes de aprehensión giradas al expropietario de Mexicana de Aviación.

La solicitud fue presentada ante el Juzgado Décimo de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México, en la causa penal 47/2014. El mismo que resolvió su improcedencia, por lo que Gastón Azcárraga sigue prófugo de las justicia.

Otra protesta tuvo lugar el 28 de agosto de 2018, ocho años después de que Mexicana de Aviación cesara operaciones. Los extrabajadores afectados por este cierre marcharon al interior de la terminal 1 del AICM para exigir que las autoridades resolvieran el pago de sus jubilaciones. Por ello, portaron un avión inflable con el que protestaron en el interior de los pasillos de la base aeroportuaria.

Ya en agosto de 2014, extrabajadores y jubilados de Mexicana de Aviación brindaron una conferencia de prensa en la que reiteraron que continuarán luchando para que se les reintegren los, aproximadamente, dos mil 530 millones de pesos del Fideicomiso F/797, mismo que serviría para el pago de sus pensiones.

En ese momento, detallaron que mantenían una demanda en contra de Mexicana de Aviación, Banorte y el anterior Comité Técnico del Fideicomiso, ante el Juzgado Octavo Federal de Distrito en Materia Civil, en donde se llevaban a cabo el desahogo de pruebas, con el propósito de conocer el paradero de los recursos faltantes, que estarían destinados a fondear el sistema de pensiones de los trabajadores de la aerolínea. 

Asimismo, indicaron que emprenderían varias acciones de tipo político frente a las instalaciones de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) con el propósito de que se resolvieran sus exigencias, no obstante, al no tener respuesta, las manifestaciones de los exempleados continuaron. 

Tras el desalojó del pasado 2 de septiembre, por parte de elementos de la Semar, los extrabajadores de Mexicana de Aviación reprocharon que, como candidato a la Presidencia de la república, López Obrador los visitó y hasta les dio esperanza para encontrar una solución al conflicto en el que se encuentran inmersos desde hace una década, pero luego de asumir el Gobierno de México los desalojó del espacio en el que no sólo mantenían una protesta, también les ayudaba a generar ingresos a los trabajadores afectados.

Esto, porque el espacio que recuperaron las autoridades fue adaptado por los exempleados de la aerolínea como una cafetería con la que obtenían algunos recursos para cubrir los gastos de quienes se encontraban ahí protestando desde 2011 para exigir el pago de sus jubilaciones luego de la quiebra de la empresa. En el establecimiento se ofrecían diversos servicios a los viajeros, además de tener pancartas sobre su movimiento. Sin embargo, con el desalojo ha dejado sin sustento a 70 familias.

“La acción de desalojo llevada a cabo el día de hoy nos deja en total estado de indefensión, sin recursos para apoyar a nuestros compañeros y recursos para mantener la lucha jurídica”, resaltaron los trabajadores y extrabajadores afectados.

Asimismo, refirieron que con esta acción, ejecutada por autoridades federales, se han sorprendido mucho debido a que si bien los gobiernos anteriores del PRI y el PAN no dieron solución a sus problemas, al menos mostraron mayor tolerancia.

“A diferencia de este Gobierno, que pensábamos que se caracterizaba por un alto sentido social, pero sobre todo una inclinación hacia las clases más desprotegidas, ‘primero los pobres y los de la tercera edad’”, agregaron los afectados.

Según los primeros informes, en el lugar encontraban cuatro exempleados de Mexicana de Aviación cuando la Semar arribó alrededor de las 2:00 horas de la mañana con la orden de desalojarlos; un poco después, llegó un notario para indicarles que los inmuebles propiedad del Gobierno federal son inembargables, pero no opusieron resistencia.

Tres días después de este desalojo, el 5 de septiembre, los exempleados de Mexicana de Aviación que fueron desalojados bloquearon la entrada a la Terminal 1 del AICM en exigencia para que se realice una reunión con el Director general del aeropuerto tras su desalojo ocurrido el pasado 2 de septiembre.

Miembros de la Asociación de Jubilados, Trabajadores y extrabajadores de la Aviación Mexicana (AJTEAM) exigen que sus espacios, ocupados por más de siete años tras el cierre de Mexicana de Aviación, les sean devueltos luego de su desalojo.

Por la tarde, a Administración del AICM dio a conocer que conversó con un grupo de personas que se identificaron como jubilados de Mexicana de Aviación, aunque, aparentemente, no lograron llegar a un acuerdo.

“Tal como lo anunciaron en algunos medios de comunicación que se presentarían para solicitar que fueran recibidos por autoridades del AICM, la mañana de este lunes 5 de septiembre, se presentaron en las oficinas de la Terminal 1 del Aeropuerto”, señaló el AICM mediante un comunicado difundido a través de sus redes sociales.

“La Administración del AICM, a través de la Dirección de Asuntos Jurídicos, dialogó con ese grupo de personas en las inmediaciones de la puerta 7, planta baja de Terminal 1, y le externó total disposición al diálogo, para lo cual, se les solicitó se identificaran como integrantes del sindicato en comento”, agregó.

De acuerdo con el boletín, el Aeropuerto mantuvo la disposición de sostener una reunión con tres personas que acreditaron ser integrantes de la Asociación de Jubilados, Trabajadores y Extrabajadores de la Aviación Mexicana (AJTEAM), además de con una persona más que presentó una credencial de El Barzón y dijo ser abogado de los manifestantes.

“La persona identificada como integrante de El Barzón advirtió que llevarían a cabo medidas de presión, ante lo cual la administración de este aeropuerto les reiteró la disposición de diálogo a quienes se identifican como jubilados de la aviación. Las personas se retiraron del punto de encuentro en que se dio este diálogo y se dirigieron a las áreas públicas del aeropuerto, procediendo a bloquear la circulación vehicular frente a la Terminal 1 del AICM”.

El comunicado culmina exponiendo que la administración del aeropuerto reitera su voluntad y disposición para entablar el diálogo con los manifestantes.

–Con información de Guadalupe Fuentes López.

Nora Nancy Gaspar Resendiz
Comunicóloga por la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM). Busca ejercer un periodismo libre, crítico y con responsabilidad social. Actualmente es parte de la Unidad de Investigación y Multimedia de SinEmbargo.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video