El IMSS advirtió que los conocimientos actuales sobre las causas del cáncer de mama son insuficientes, por lo que la detección temprana representa el arma más eficaz contra esta enfermedad.

Ciudad de México, 17 octubre (EconomíaHoy).- Autoridades mexicanas, principalmente las sanitarias, toman al cáncer de mama en serio; y es que, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), este mal representa la primera causa de muerte por tumores en las mujeres de nuestro país, por lo que la importancia de la detección temprana es innegable, sin embargo, ésta representa un costo distinto para las ciudadanas, de acuerdo con la zona geográfica en que viven.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) describe a este cáncer como un tumor maligno que se origina en las células de la mama, “entendiendo por tumor maligno un grupo de células que crecen de manera desordenada e independiente, que tiende a invadir los tejidos que lo rodean, así como órganos distantes”.

El IMSS también advierte que los conocimientos actuales sobre las causas del cáncer de mama son insuficientes, por lo que la detección temprana representa el arma más eficaz contra esta enfermedad. “Cuando el cáncer de mama se detecta en una etapa temprana, las posibilidades de curación son elevadas, si se detecta tardíamente es raro que se pueda ofrecer un tratamiento curativo”, advierte el IMSS.

¿Y cómo detectar este cáncer oportunamente? De acuerdo con los expertos, dos son los estudios clínicos básicos para hacer frente a este mal: la mastografía (o mamografía) y el ultrasonido mamario.

La mastografía es una radiografía que sirve para detectar nódulos (masa de células redonda, abultada y dura de tejido) o quistes, que a veces son muy pequeños y son imposibles de detectar en exámenes manuales.

Hay dos tipos de mastografias: de detección, a la que se someten mujeres aparentemente sanas; y de diagnóstico, que se realiza cuando en una exploración clínica o en una mamografía de detección se presenta alguna lesión sospechosa. Es recomendable que las mujeres de entre 40 y 69 años se sometan a una mastografía cada dos años.

Por otro lado, el ultrasonido mamario es un estudio que, utilizando ondas de sonido, permite visualizar el interior de alguna parte del cuerpo y brinda información sobre la dureza y la vascularidad de los tejidos del seno.

Expertos consideran que los ultrasonidos mamarios, deben ser realizados a mujeres mayores de 30 años o cuando se considere oportuno como complemento de una mastografía.

COSTOS VARIAN DE REGIÓN A REGIÓN

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) advierte de las disparidades en los costos de estos estudios según la región en que se realicen, encontrando los precios más accesibles en la Ciudad de México y Nuevo León, y los más caros en Jalisco y Yucatán.

Por ejemplo, en la ciudad de Monterrey, Profeco detecta la mastografía más barata del país, en 75 pesos en la Clínica y Laboratorio Teresita, que también brinda la posibilidad de someterse a una mamografía y a un ultrasonido mamario por sólo 315 pesos.

En la Ciudad de México, Profeco sitúa el costo de estos análisis en menos de mil pesos: 480 pesos en Salud Digna, 758 pesos en Laboratorios Azteca y 849 pesos en Laboratorio Clínico Jenner.

En Puebla, Salud Digna ofrece ultrasonidos de mama por 260 pesos y mastografías por 220 pesos; además, pone a disposición una oferta por ambos estudios en 480 pesos. En contraste, en este estado Profeco encuentra costos por estos análisis en mil 135 pesos en Linfolab y de mil 395 pesos en Clínica Ruiz.

En Tijuana, Baja California, los costos de Salud Digna son los mismos que en Puebla, y Profeco añade a la lista un costo de mil 300 pesos en Imaxess y Radiología Imagen Médica.

Profeco centra su atención en Guadalajara, la capital de Jalisco, en donde el promedio de precios de estos estudios de detección oscila entre los 480 pesos y los 2 mil 100 pesos.

En Guadalajara, Salud Digna ofrece el costo más accesible, ya que una mujer puede acceder a ambos estudios por 480 pesos; sin embargo, Laboratorio Médico del Chopo y el Sanatorio San Francisco de Asís ofrecen las cotizaciones más altas, con precios de mil 075 y 2 mil 100 pesos respectivamente.

En Mérida también hay estudios caros, advierte Profeco; ya que las mastografías y los ultrasonidos mamarios alcanzan los mil 900 pesos.

En la capital de Yucatán, Salud Digna es también la opción más económica con un costo total de 480 pesos; los servicios más caros se encuentran en el Centro Radiológico Dr. C.J. Montes de Oca y el Centro Médico Metropolitana, con precios de mil 700 y mil 900 respectivamente.

Cada mes de octubre, México forma parte de una estrategia mediante la cual la Organización Mundial de la Salud (OMS) fomenta programas integrales en la lucha contra el cáncer de mama, dando prioridad a la prevención y a la detección oportuna con base en la autoexploración y la mastografía.

Cabe recordar que el 19 de octubre es el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama, por lo que en estos días se fortalece el llamado para que las mujeres hagan caso a los signos de advertencia que su cuerpo manifiesta.

El IMSS señala que la detección oportuna del cáncer de mama posibilita una sobrevida de más de cinco años en la mayoría de las pacientes.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍA HOY. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.