El Frente Peninsular por la Vida y la Selva (FPVS) calificó de “capitalista y depredador” al Tren Maya, y aseguró que es un “proyecto de explotación”. Además, acusó que aunque el Presidente diga que habría empleo, desarrollo y vida digna para todos, han sido esclavos y testigos de la esclavitud y por ende, reconocen que no hay condiciones de equidad ante el Gobierno.

Ciudad de México, 17 de noviembre (SinEmbargo).- Siete Organizaciones No Gubernamentales (ONGs), reafirmaron y mantuvieron su postura ante la consulta anunciada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador para la construcción del Tren Maya, donde aseguran que el proyecto traerá más daños que beneficios.

“El Presidente no busca construir con nosotros los “Mayas” ni establecer una relación con nosotros”, puede leerse al inicio del texto firmado por el Frente Peninsular por la Vida y la Selva (FPVS); Culture Box Project (CBP); Kakuxtal Much Meyaj; Kanaantaal Sijnal; Frente Campesino en Defensa de la Tierra y la Vida; Red de Productores de Servicios Ambientales y la Escuela de Agricultura Ecológica U Yits Ka’an.

Ahí, denunciaron que pese a que el mandatario mexicano anunció que hay estudios de impacto ambiental, las ONGs no han tenido acceso a dichos análisis ambientales.

“El Presidente dice que este será un proceso de diálogo abierto, directo y constructivo con las comunidades indígenas, pero no puede haber diálogo abierto, directo y constructivo con las comunidades indigenas, sin que tengamos la información necesaria del proyecto”, aclararon las organizaciones firmantes.

Región que involucra la construcción del Tren Maya.Imagen: Gobierno de México.

Por lo que afirmaron que todas las consultas que sean realizadas deben de ser vinculantes, asegurando que en caso de llevarse a cabo estas consultas, éstas deberán de ser bajos su propios términos y condiciones; sin embargo, informaron que el mandatario no se ha acercado para entablar un diálogo.

“Mientras que regala migajas a nuestra gente en los pueblos y se alía con algunos de nosotros por medio de su partido, nos divide para el bien de su proyecto”, denunciaron las ONGs.

El Frente Peninsular por la Vida y la Selva (FPVS) calificó de “capitalista y depredador” al Tren Maya, y aseguró que es un “proyecto de explotación”. Además, acusó que aunque el Presidente diga que habría empleo, desarrollo y vida digna para todos, han sido esclavos y testigos de la esclavitud y por ende, reconocen que no hay condiciones de equidad ante el Gobierno.

“No queremos un proyecto capitalista, depredador, vulnerador y explotador. Y exigimos respeto a nuestra autonomía, a nuestros territorios, a nuestras tradiciones, a nuestras culturas, a nuestros pueblos y comunidades y, a, nuestros recursos”, puede leerse en el comunicado.

Las ONGs denunciantes señalaron que “no puede haber consulta, ni justicia, ni democracia o proyectos cuando tenemos comunidades enteras sin agua, sin escuelas, sin medicamentos, sin calles, sin electricidad y sin acceso a la comunicación”.

Dentro de las denuncias que fueron expuestas en el documento, el FPVS señaló que debido a la próxima construcción “ya hay personas vendiendo sus tierras a precios irrisorios. Su dizque proyecto no está lastimando y todavía no se empieza a construir. No queremos una simulada consulta de 15 días”, por lo que le pidió al mandatario que respete sus tierras, tradiciones y su autonomía.

AMLO ANUNCIA CONSULTA DEL TREN MAYA

El pasado 15 de noviembre, el Presidente Andrés Manuel López Obrador mencionó que se llevará a cabo una consulta ciudadana en comunidades indígenas de los estados involucrados, para definir si se construye o no el Tren Maya. Las consultas informativas se llevarán a cabo el 29 y 30 de noviembre, en tanto que las asambleas consultivas serán el 14 y 15 de diciembre.

Durante su conferencia matutina, el Jefe del Ejecutivo federal señaló que la consulta será para conocer el sentir de los habitantes, sobre todo, los que viven en las cercanías de donde se va a realizar la obra, especialmente en comunidades indígenas del sureste y la Península de Yucatán.

“El plan de consulta que vamos a llevar a cabo para tener el sentir de los habitantes por donde va a pasar el tren maya, es una consulta que se va a llevar a cabo a los ciudadanos y de manera especial en comunidades indígenas de toda la región del sureste, incluye Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, todos los municipios por donde va el tren como está proyectado”, dijo el mandatario.

El tabasqueño insistió en que su gestión está cumpliendo no sólo con lo que determina la ley, sino que obedece a la premisa de gobernar con el pueblo.

López Obrador explica la región por donde pasará el Tren Maya. Foto: Cuartoscuro.

Asimismo, López Obrador explicó que dicha consulta es de carácter “vinculatorio”, pues se va a respetar la decisión de los ciudadanos. “Si la gente dice sí, vamos. Ya tenemos los estudios técnicos y lanzamos la convocatoria para la construcción, tenemos también los recursos disponibles para el inicio y además previsto en el presupuesto que no falten los recursos necesarios. Si la gente dice no, hasta ahí llegó, ahí la dejamos, el pueblo manda. Lo hacemos así por la democracia y porque le tenemos mucha confianza al pueblo”.

Finalmente, el tabasqueño detalló que el Tren Maya estaría terminado en tres o cuatro años a más tardar, pero que debe esperar si se aprueba. De ser así, su Gobierno ya tiene un planeado el proceso.