“Exigimos al Gobierno de facto de Áñez, Mesa y Camacho identificar a los autores intelectuales y materiales de las 24 muertes en cinco días por la represión policial y militar”, tuiteó el sudamericano. “Denuncio a la comunidad internacional estos delitos de lesa humanidad que no deben quedar en la impunidad”, añadió.

Ciudad de México, 17 de noviembre (SinEmbargo/AP).- Evo Morales Ayma, ex Presidente de Bolivia, señaló que en su país se están cometiendo delitos de “lesa humanidad”, por lo que exigió a la mandataria interina Jeanine Áñez no dejar en la impunidad los 24 fallecidos por la represión militar durante las protestas.

A través de su cuenta de Twitter, el otrora Jefe del Ejecutivo boliviano denunció ante la comunidad internacional tales delitos y recordó que deben ser detenidos los autores materiales e intelectuales de las víctimas.

“Exigimos al Gobierno de facto de Áñez, Mesa y Camacho identificar a los autores intelectuales y materiales de las 24 muertes en cinco días por la represión policial y militar”, tuiteó el sudamericano.


“Denuncio a la comunidad internacional estos delitos de lesa humanidad que no deben quedar en la impunidad”, añadió.

El pasado 15 de noviembre, familiares y amigos de cinco personas fallecidas durante la brutal represión en Cochabamba, Bolivia, organizaron un velorio con los cuerpos de las víctimas en el sitio en donde murieron.

Pasadas las 21:30 (hora local), cientos de personas cargaron los ataúdes hasta el puente Huayllani, que une la ciudad de Sacabe con Cochabamba, para velar a los manifestantes muertos tras la violenta represión ejercida por las fuerzas de seguridad que responden al Gobierno de facto de la autoproclamada Jeanine Áñez.

“Áñez, asesina”, gritaron las personas, mientras velaban los cuerpos en féretros que tenían la bandera wiphala, símbolo de los pueblos indígenas.


Ante los lamentables hechos, Morales ya se había manifestado al respecto. “Pedimos a las FFAA y a la Policía Boliviana que paren la masacre. El uniforme de las instituciones de la Patria no puede mancharse con la sangre de nuestro pueblo”, escribió en Twitter.

El 13 de noviembre, la cifra de fallecidos en los conflictos en Bolivia tras las elecciones del pasado 20 de octubre, había aumentado a 10. Ocho de ellos por “proyectil de arma de fuego”, informó la Fiscalía General del Estado. Posteriormente, conforme transcurrían las manifestaciones, la suma subió a 24 fallecidos.

La Senadora opositora Jeanine Áñez sorprendió la tarde del martes al autoproclamarse Presidenta interina de Bolivia.

Sobre la autoproclamación de Áñez, Morales dijo que se trata de un golpe que se consumó “sobre la sangre de hermanos asesinados por fuerzas policiales y militares”.

El ahora ex Presidente Evo Morales dejó el poder el domingo, acorralado por la presión de las fuerzas armadas y las protestas sociales tras las polémicas elecciones generales del 20 de octubre.

-Con información de AP.