La consulta ciudadana realizada el fin de semana en cinco estados del país para votar por el Tren Maya fue irregular, denunció en entrevista Pedro Uc Be, un defensor del territorio maya que fue amenazado apenas terminó el proceso. El también promotor cultural aseguró que el activismo de defensores en Yucatán no solo se centra en oponerse a la consulta, sino a todos los megaproyectos que afectarán a comunidades indígenas. 

Ciudad de México, 17 de diciembre (SinEmbargo).– Pedro Uc Be, defensor de los derechos humanos y opositor a la construcción del Tren Maya, y su familia fueron amenazados de muerte un día después de que concluyera la consulta popular sobre el proyecto impulsado por el Gobierno federal. Para el integrante de la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíinbal, esta es una estrategia para que él y sus compañeros desistan de oponerse a los megaproyectos en Yucatán, pero aseguró que “no abandonarán la lucha”.

El defensor maya del derecho a la tierra recibió el lunes después de las 13:00 horas un mensaje de WhatsApp de un número desconocido que le dio 48 horas para frenar su trabajo como defensor amenazando con terminar con su vida, la de sus dos hijos y su ex esposa, esto lo alertó porque la persona agresora utilizó datos privados de sus seres queridos para intimidarlo.

“Ya vas a dejar de mamar o tu gente se muere, estas afectando a mucha gente local con tus mamadas y tu defensa del territorio, es solo inventó para agarrar Baro por nada. 48 horas (sic.)”, decía el mensaje recibido por el defensor luego de que el pasado 14 y 15 de diciembre el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) realizó en Yucatán, Quintana Roo, Chiapas, Tabasco y Campeche la consulta ciudadana.

Pedro Uc Be dijo en entrevista con SinEmbargo que tanto él como la Asamblea son conscientes de que la amenaza pudo venir de empresarios o personas cuyos intereses se verían afectados si se frenaran los megaproyectos a los que se han opuesto públicamente, como la construcción de parques eólicos y fotovoltaicos, el cultivo de soya transgénica, las granjas porcícolas, las plantas de energía renovable y el turismo de alto impacto.

“No estamos seguros de donde viene, hemos denunciado todos los megaproyectos que están afectando nuestro territorio, incluyendo el Tren Maya porque es también uno que está despojándonos de nuestras tierras. Es muy posible que tenga alguna relación con eso y si es así es muy lamentable porque nosotros en ningún momento hemos asumido acciones que no sean dentro de los causes de la legalidad y por la defensa de nuestros derechos”, externó.

Amenazas recibidas por Pedro U. Foto: Especial.

El también escritor y docente recordó que esta no es la primera vez que integrantes de la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíinbal son agredidos por su trabajo. Tan solo en agosto su compañero Gregorio Gau Caamal, el firmante principal de un amparo en contra del megaproyecto “Yucatán Solar”, fue amenazado de muerte por una persona que se identificó como integrante del Cártel Jalisco Nueva Generación. 

“Los megaproyectos amenazan nuestros derechos y culturas y tienen como objetivo arrebatar nuestro territorio. La estrategia de quienes nos persiguen es que abandonemos nuestra lucha, pero no nos vamos a dejar intimidar. En lo personal no pienso escapar o esconderme, este es mi territorio, mi tierra. Vamos a seguir dando la batalla, vamos a cuidar lo poco que nos queda, los pocos animales silvestres y flores que nos quedan”, aseguró firme Pedro Uc Be.

Pero para la organización Front Line Defenders, que condenó las amenazas recientes en un comunicado, la amenaza debe investigarse en el contexto de las recientes denuncias en medios de comunicación que el defensor hizo sobre las violaciones a los derechos de las personas indígenas que implicaría la consulta ciudadana. 

LA OPOSICIÓN AL TREN

Pedro Uc Be se desempeña como traductor y promotor cultural, además de ser integrante del Congreso Nacional Indígena (CNI). Desde la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíinbal su trabajo se centra, junto con otro compañero, en recorrer comunidades mayas para informarles sobre sus derechos, en hacer reflexiones sobre si estos han sido violados y cómo grandes empresas encabezan despojos al promover megaproyectos. 

Días antes de la consulta del fin de semana, el defensor llevó información a distintas comunidades de la Península de Yucatán sobre las afectaciones ambientales y sociales que el Tren Maya traerá. 

“Tenemos el lema de que no vendemos ni rentamos nuestra tierra porque la tierra es la herencia de nuestros antepasados y la vamos a cuidar, nos dedicamos a que la gente revalore su cultura, su territorio porque si perdemos el territorio perdemos nuestra cultura y nuestra lengua. Queremos conservar nuestra forma de vivir, de pensar, sin que nos cerremos al desarrollo, pero buscamos que éste parta de nuestros intereses, de nuestra visión y de nuestra forma de vida, no de una imposición”, externó.

Al recorrer distintas regiones en Yucatán, Pedro Uc Be concluyó que un sentir generalizado entre la población indígena es que el desarrollo no lo relacionan con la construcción de un tren, sino con mejoras en programas sociales.

“Nosotros no pedimos un tren, no hay ninguna comunidad que haya solicitado un tren, de hecho cuando el Presidente [López Obrador] hablaba de desarrollo para las comunidades pensamos que estaba hablando de mejorar la salud, vivienda empleo, pero resulta que hablaba de un tren. No estamos de acuerdo con eso”, indicó.

Imagen de la boleta para la consulta del Tren Maya. Foto: Martín Zetina, Cuartoscuro.

Uc Be, organizaciones civiles y personas especialistas se han pronunciado en contra del Tren Maya. Hace seis días la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíinbal, el Consejo Maya del Poniente de Yucatán Chik’in-já, el Colectivo Popol Wuj y la Articulación Yucatán -conformada por académicos- y el Grupo Conacyt Territorios Tren Maya alertaron en conferencia que la construcción implicaría la expansión del turismo masivo y la creación de centros urbanos, lo que traería riesgos económicos y socioambientales por los daños a recursos naturales y el despojo de territorios; además de agravar los problemas que ya enfrenta Yucatán como el crecimiento desenfrenado de megaproyectos agroindustriales, inmobiliarios y energéticos.

Sin embargo, todos esos riesgos no fueron mencionados en la boleta que Fonatur entregó este fin de semana a las y los 100 mil 940 ciudadanos mayores de edad que participaron en la consulta, denunció Pedro Uc, quien comprobó que las boletas condicionaban el voto al insinuar que solo si votaban por el Tren tendrán educación y salud. 

“Hay muchísimas irregularidades, una es que no se cubrieron todas las comunidades, entonces no puede presumirse una consulta peninsular. La boletas estaban en español, no en maya y no estaban foliadas. Por ello podemos decir que la consulta no fue libre, culturalmente adecuada ni de buena fe. Sin los elementos que la hacen legal -según los criterios establecidos en la Convención 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)- todo lo que se haga desde el poder es un pretexto para justificar un proyecto”, afirmó.

De acuerdo con datos ofrecidos por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, 93 mil 142 ciudadanos  votaron en favor del proyecto, es decir, el 92.3 por ciento. Por su parte, 7 mil 517, o 7.4 por ciento, se pronunciaron en contra, además de que se registraron 281 votos nulos, equivalentes a 0.3 por ciento. Este lunes el Director del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes, precisó en la conferencia matutina del Jefe del Ejecutivo que la consulta se realizó a través de 15 asambleas en las que participaron 5 mil 237 “autoridades y representantes de alrededor de 987 comunidades indígenas”.

La consulta por el Tren Maya se realizó este fin de semana. Foto: Segob.

Pese a ello, Pedro Uc aclara que las personas defensoras en la Península no sólo se oponen a una consulta, sino que defienden su derecho a la tierra.

“Nosotros no peleamos por la consulta, si no porque no nos quiten la tierra, porque se hagan las cosas de otra manera, si el Gobierno federal hará consultas que las hagan bien. Peleamos porque no afecten nuestros territorios y nos escuchen sin manipulaciones, como las que realiza ahora el INPI, Conatur y el Gobierno federal”.

Muestra de las irregularidades de la consulta es que a un día antes de realizarse comisarios ejidales denunciaron a medios que recibieron presiones para votar a favor, mientras que otros reconocieron no tener claridad sobre los beneficios o afectaciones que traería. Pese a ello,  Rogelio Jiménez Pons, Director de Fonatur, anunció el lunes que las primeras licitaciones se lanzarán en la primera semana de enero de 2020 y anticipó que los trabajos iniciarán a fines de marzo o principios de abril. Mientras que López Obrador indicó que ya están asegurados cerca de 60 mil millones de pesos hasta 2024 del Fondo de Promoción al Turismo, obtenido del cobro de impuestos a turistas.

ORGANIZACIONES PIDEN JUSTICIA

En seguimiento a las amenazas contra Pedro Uc, el defensor informó a este diario digital que se acercó al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas para denunciar las amenaza reciente, del mismo modo dijo que autoridades de la Secretaría de Gobernación lo buscaron para proponerle trabajar en una propuesta que garantice su protección y la de su familia.

Aseguró que sus hijos, quienes se dedican al activismo desde las artes y a la docencia, así como su ex esposa no han mostrado interés por dejar la entidad. “No creemos que tengamos que salir, esa es la estrategia de quienes nos persiguen, que abandonemos nuestro pueblo, que abandonemos nuestra lucha, pero nos levantamos porque queremos vivir aquí y en paz”.

Hasta el momento, 265 personas defensoras de derechos humanos, académicas y organizaciones civiles han sumado su firma para exigir al Gobierno federal y al estatal, encabezado por el panista Mauricio Vila Dosal, garantizar la seguridad y el respeto a la vida de Pedro Uc, de sus hijo Jánil Yumil Uc Tún, David Uc Tún y de su ex esposa Minerva del Socorro Tún Domínguez.