Los científicos señalan que la resurrección del microanimal toma mayor importancia pues hasta el momento sólo había sido posible resucitar a tardígrados con un periodo máximo de nueve años de congelación.

Ciudad de México, 18 de enero (SinEmbargo).– Científicos del Instituto Nacional de Investigación Polar de Japón (NIPR por sus siglas en inglés) lograron revivir a un animal microscópico conocido como tardígrado el cual fue recogido en unas muestras de musgo hace más de 30 años en la Antártida.

El microanimal también conocido como oso de agua permaneció congelado desde que fue hallado en 1983 cerca de la base polar Showa que tiene Japón en el Polo Sur.

Los científicos señalan que la resurrección del microanimal toma mayor importancia pues hasta el momento sólo había sido posible resucitar a tardígrados con un periodo máximo de nueve años de congelación.

No es la primera vez que se comprueba la resistencia de los osos de agua pues de acuerdo con diversos informes pueden llegar a vivir hasta 120 años.

Además en 2007 la Agencia Espacial Europea realizó un experimento y colocó a varios ejemplares dentro de una cápsula espacial. Los tardígrados lograron sobrevivir a condiciones extremas como la falta de oxígeno y la radiación ultravioleta la cual es mayor que en la Tierra.