Nicolás Maduro, Presidente de Venezuela, dijo a The Washington Post, que Venezuela está bajo control y que está dispuesto a iniciar un diálogo con el Gobierno de Estados Unidos si hay “respeto e intercambio de información veraz”.

Ciudad de México, 18 de enero (SinEmbargo).- Nicolás Maduro Moros, Presidente de Venezuela dijo a The Washington Post que es el momento para iniciar negociaciones con el Gobierno estadounidense.

“Si hay respeto entre los gobiernos, por muy grande que sea Estados Unidos, con respeto y diálogo, con intercambio de información veraz y comunicación, ten seguridad que se puede construir un nuevo tipo de relación”, dijo el mandatario venezolano al diario estadounidense.

La entrevista con el diario estadounidense es la primera con un medio de ese país después del desencuentro con el periodista Jorge Ramos, de la cadena Univisión.

El sucesor del comandante Hugo Chávez, quien falleció en marzo de 2013 víctima de un cáncer, habló al Washington Post de los beneficios que Estados Unidos encontraría en Venezuela si se hay respeto entre las dos naciones.

“En una relación de respeto y diálogo, todo es ganar-ganar. En una relación de confrontación, todo es perder-perder. Esa es la fórmula”, comentó el mandatario.

La entrevista, señala un reportaje firmado por Anthony Faiola y titulado “Maduro dice que se encuentra en control de Venezuela y que está listo a iniciar un diálogo directo con los Estados Unidos”, se llevó a acabo en el Palacio de Miraflores, sede del poder Ejecutivo de Venezuela.

Sobre la posibilidad de una sucesión presidencial, el mandatario venezolano descartó que vaya en suceder pronto, señala el diario estadounidense.

Y sobre el opositor Juan Guidó, Maduro comentó que él “es el responsable de haber perdido la asamblea. Él y sus errores. Que no me echen la culpa a mi ahora. Él es el que ahora tiene que dar respuesta a Estados Unidos”, comentó el Presidente venezolano.

“No me importa ni un poquito ni lo que haga Europa ni lo que haga Estados Unidos. No nos importa para nada. Solamente nos importa lo que hagamos nosotros… Por mil sanciones que pongan, no van a detenernos, ni a Venezuela”, señaló Maduro al Post en referencia a las acciones de Gobierno extranjeros en contra de se régimen.

El sucesor de Chávez también habló de los rumores sobre un petrolero ruso que supuestamente procesa 70 por ciento del petróleo venezolano:

“Eso es parte de falsos reportes que le pasan a Trump sobre Venezuela. Quién sabe quién en la oficina del (representante especial de EU, Elliott) Abrams hace un informe falso y se lo manda a Trump”, enfatizó.

También reveló que ha intentado acercarse a Trump de forma más directa, y habló de una llamada entre él y el Representante Peter Sessions, ocurrida en 2018, en la que estuvo presente el ex Alcalde de Nueva York, Rudolph W. Giuliani.

“En aquél momento era conocida su cercanía a Trump como su abogado. Sabíamos que era una persona que podía trasladar ese mensaje directamente. En este momento ya no se porque han pasado muchas cosas con lo de Ucrania y el impeachment”, comentó.

Y aprovechó para dar su opinión sobre Mike Pompeo, Secretario de Estado de los Estados Unidos: “Yo creo que Mike Pompeo ha fracasado en Venezuela y es responsable del fracaso de Donald Trump en su política hacia nuestro país. Creo que Pompeo vive en un mundo de fantasías. No es un hombre con los pies en la tierra. Pienso que Trump ha tenido terribles asesores que lo han llevado a tener una visión equivocada”, dijo.

Sobre las denuncias acerca de que su Gobierno a establecido negociaciones con guerrillas de Colombia, el líder chavista dijo que lo hacían reír dichos señalamientos.

DIFICULTADES DE VENEZUELA

Ante las próximas elecciones parlamentarias en Venezuela, el Presidente, Nicolás Maduro, aseguró -aún sin fecha- serán sometidas al escrutinio internacional.

Al referirse a las tensiones desatadas a raíz de la instalación a inicios de año de dos directivas en la Asamblea Nacional, una encabezada por el líder opositor Juan Guaidó y otra integrada por desertores del bloque opositor acusados de hechos de corrupción, el mandatario pidió a la mesa de diálogo -integrada pequeñas organizaciones opositoras y miembros del Gobierno- que medien para evitar que “no se envuelva de violencia el Palacio Legislativo”.

Maduro atacó con dureza a Guaidó, quien ha sido reconocido como Presidente interino de Venezuela por Estados Unidos, la Unión Europea y la mayoría de los países de la región, y lo llamó “miserable cipayo” y “muñeco ventrílocuo” de Washington.

Por otra parte, el líder chavista señaló que, aunque el Gobierno de Estados Unidos ha tratado de “desestabilizar” a Venezuela, ha fracasado en sus intentos; además, acusó a los gobiernos de Brasil y Colombia, por apoyar acciones violentas en territorio venezolano sin presentar pruebas.

Durante su informe, el Presidente venezolano reconoció también que las sanciones económicas “nos han hecho daño”, generando una “dramática restricción” en el ingreso de divisas al país petrolero, que desde hace varios años enfrenta una severa recesión, una desbocada hiperinflación y una fuerte escasez de alimentos, medicinas y bienes básicos.

A este respecto, Maduro expresó su confianza en que Venezuela superará las dificultades económicas, y agregó que durante este año espera que se recupere la producción petrolera y se alcance una meta de “por lo menos dos millones de barriles diarios”; durante el año 2019, el país sudamericano enfrentó una caída en la generación de crudos estimado en un millón de barriles diarios.

-Con información de AP