El Presidente de México dijo ayer domingo que su Gobierno accedió a la propuesta de la ONU de demorar los envíos de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus a países como México, que tenían acuerdos de compra con el fin de enviar más dosis a países más pobres con mayor rapidez.

Ciudad de México, 18 de enero (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo hoy que México tiene una reserva en congeladores y un arribo pendiente de 200 mil vacunas de Pfizer para garantizar las segundas dosis a los que ya fueron inmunizados con la primera, ésto para apoyar la intención de las Naciones Unidas (ONU) de llevar el medicamento a los países pobres.

“Hay países que no tienen la posibilidad económica para adquirir vacunas. Hay mucha pobreza en el mundo. Tenemos que caminar parejos, ser solidarios. Esa resolución fue aprobada en la ONU casi por unanimidad”, dijo el mandatario durante la conferencia matutina.

“Ahora que ONU plantea que quiere que Pfizer le entregue vacunas, no podemos no estar de acuerdo: sería injusto, inhumano y contradictorio. Tenemos la ventaja de que con anticipación firmamos contratos con varias farmacéuticas. Lo trabajamos desde hace seis meses”, agregó.

El Presidente dijo ayer domingo que su Gobierno accedió a la propuesta de la ONU de demorar los envíos de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus a países como México, que tenían acuerdos de compra con el fin de enviar más dosis a países más pobres con mayor rapidez.

López Obrador dijo que los envíos a México serán efectuados más adelante. “De todas formas, no cambia nuestro plan, porque ya estamos buscando otras vacunas, no sólo Pfizer”, dijo López Obrador, refiriéndose a la de AstraZeneca, así como a la china CanSino y a la rusa Sputnik V, de las cuales estas últimas dos aún no han sido autorizadas para su uso. “Ya vamos a tener vacunas suficientes”.

Hasta ahora México ha recibido cerca de medio millón de dosis de la vacuna de Pfizer y las ha aplicado casi todas. López Obrador criticó a países más ricos que han acumulado grandes cantidades de inoculaciones pero no las han utilizado.

“Vamos a tener más autoridad y más derecho que los que reciben la vacuna y no la aplican, la tienen congelada; éso está pasando en algunos países europeos”, señaló.

Equipos que están vacunando a trabajadores de salud que atienden a enfermos de COVID-19 en México han aplicado unas 463 mil inyecciones hasta ahora, por debajo de los 750 mil trabajadores de ese tipo en el país, cada uno de los cuales requerirá dos dosis.

México registró el sábado su segundo día consecutivo con más de 20 mil infecciones de coronavirus, lo que deja entrever un brote en un país que ya pasa apuros en muchas áreas con hospitales saturados.

Hubo 20 mil 523 nuevos casos confirmados el sábado, después de que el viernes se reportaron 21 mil 366 contagios. El domingo se confirmaron 11 mil 170 casos nuevos. Normalmente los fines de semana disminuyen los reportes, por lo que la próxima semana podrían registrarse cifras aún más elevadas.

Las autoridades reportaron mil 219 fallecimientos adicionales el sábado, una cifra casi récord para un día, y 463 muertes el domingo.

En lo que va de la pandemia, en México ha habido más de 1.64 millones de infecciones totales y más de 140 mil muertes registradas. Sin embargo, como la tasa de pruebas que se efectúan en el país es extremadamente baja, cálculos oficiales dejan entrever que la cantidad real de fallecimientos es cercana a 195 mil.

–Con información de Associated Press