Concanaco Servytur “solicitará sumarse al programa del gobierno federal poniendo a disposición de las instituciones de salud pública la infraestructura con que cuenta en las 256 cámaras de comercio del país, y en las 650 delegaciones, con las que tiene presencia en 900 ciudades”, planteó el grupo.

“Se podría reducir el número de personas que acudan a los centros de salud, clínicas y hospitales, a fin de avanzar más rápido en los tiempos planteados para cumplir con las metas impuestas”, dijo su presidente

Ciudad de México, 18 de enero (SinEmbargo).- El sector empresarial puede ser un apoyo en la campaña de vacunación contra la COVID-19, planteó la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur). Para hacerlo darían apertura a las instalaciones de las Cámaras de Comercio en todo el país y con ello evitar la aglomeración, al ampliar los centros de vacunación y acortar el tiempo.

“Ante los incrementos de casos de COVID-19 que se registran en el país, y la urgencia para la aplicación de las vacunas contra el coronavirus en el menor tiempo posible, la Concanaco Servytur solicitará sumarse al programa del gobierno federal poniendo a disposición de las instituciones de salud pública la infraestructura con que cuenta en las 256 cámaras de comercio del país, y en las 650 delegaciones, con las que tiene presencia en 900 ciudades“, planteó el grupo.

José Manuel López Campos, presidente de la organización señaló que los edificios de las cámaras de comercio siguen operando, aunque con el mínimo de colaboradores, porque en la mayoría de los casos trabajan en línea. Por esto, esos espacios se podrían utilizar por las autoridades sanitarias para la aplicación de las vacunas.

Además, explicó que las organizaciones empresariales podrían ser de utilidad para la difusión y coordinación de la convocatoria, con base en el calendario oficial —a las plantillas laborales de los sectores productivos, a la población en general— utilizando sus propios canales, medios de comunicación, redes sociales y anuncios.

“Se podría reducir el número de personas que acudan a los centros de salud, clínicas y hospitales, a fin de avanzar más rápido en los tiempos planteados para cumplir con las metas impuestas en las diferentes fases de la campaña de vacunación contra el COVID-19”, aseguró López Campos.

Otro elemento considerado es que las empresas podrán apoyar con personal capacitado de farmacias, laboratorios, clínicas u hospitales privados afiliados para atender a un mayor número de personas simultáneamente en varios frentes. “Hoy en México requerimos sumar esfuerzos con las autoridades, que los sectores productivos, que han sido de los más afectados por la pandemia, se solidaricen para salir adelante”, dijo.

López Campos llamó a sumar esfuerzos para regresar a la normalidad y reactivar todos los giros económicos considerados no esenciales que están cerrados o con operaciones parciales. Además, dijo que es necesario replantear la clasificación de empresas esenciales, privilegiando los establecimientos seguros, con protocolos sanitarios y de prevención, considerando que los establecimientos informales han permanecido abiertos y no cumplen con las disposiciones de las autoridades sanitarias.

“En el caso de las empresas que actualmente laboran, que continúen cumpliendo estrictamente los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias para su operación, garantizando la salud de clientes y empleados”, pidió.