El Bebé Trump fue diseñado por un grupo de amigos que se reunieron en un bar de Londres para discutir cómo podían pronunciarse contra las políticas de Trump.

LONDRES, 18 enero (AP).- El enorme “Bebé Trump” inflable vivirá más allá de la presidencia del mandatario estadounidense.

El Museo de Londres dijo el lunes que adquirió el globo gigante que presenta a Donald Trump como un bebé llorón como una ilustración de las protestas que recibieron al Presidente estadounidense cuando éste visitó la capital inglesa en 2018.

“Al coleccionar el bebé dirigible, podemos conmemorar la ola de sentimientos que inundaron la ciudad ese día y capturar un momento particular de resistencia”, dijo Sharon Ament, directora del museo, en un comunicado.

El dirigible será parte de la colección de protesta del museo, que incluye artefactos del movimiento por el sufragio femenino, de activistas de paz que se opusieron a la guerra de Irak a principios de la década del 2000, y de manifestaciones más recientes contra los recortes del gasto público.

El Bebé Trump fue diseñado por un grupo de amigos que se reunieron en un bar de Londres para discutir cómo podían pronunciarse contra las políticas de Trump. Lo que se les ocurrió fue un enorme globo que lo caricaturizaba como un bebé gritón en pañales, con un mechón de pelo rubio y un celular en la mano.

El dirigible voló afuera del Parlamento el 13 de julio de 2018, cuando miles de manifestantes salieron a las calles de Londres a protestar la visita de Trump.

“Esperamos que el lugar del bebé en el museo sirva como un recordatorio de cuando Londres se alzó contra Trump, pero que lleve a quienes lo vean a examinar cómo pueden continuar luchando contra la política de odio”, dijeron los creadores en un comunicado.