Joshua desapareció desde el 4 de enero; pero sus familiares levantaron la denuncia hasta el 16 de febrero; Melanie fue vista por última vez el 28 de enero, la denuncia fue hecha el 1 de febrero y la FGJ reactivó la alerta el 17. Finalmente, la pequeña Samara Geraldine, de tan sólo cinco meses de edad, desapareció el 14 de febrero, sus familiares levantaron la denuncia el 17 de febrero.

Ciudad de México, 18 de febrero (SinEmbargo).- En medio del asesinato de la pequeña Fátima, que ha dejado conmocionado a todo el  país, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CdMx) emitió nuevas fichas de búsqueda de tres menores reportados como desaparecidos.

Se trata del pequeño Joshua Joseph Peñafiel Martínez, de cuatro años de edad, quien desapareció desde el 4 de enero de 2020 a las 15:00 horas. La última vez que se le vio iba en compañía de su madre en la colonia Pedregal de Santo Domingo, en la Alcaldía Coyoacán; sin embargo, en la Alerta Amber no se especifica si también se emitió la ficha de búsqueda de la mamá.

De acuerdo con la ficha, la FGJ recibió la denuncia apenas el 16 de febrero.


Otra menor de la que no se sabe el paradero es Melanie Alto Nájera (seis años de edad), misma que fue vista por última vez en compañía de su padre el día 28 de enero del 2020 en la colonia Buenavista, Alcaldía Iztapalapa. Al momento de su desaparición, Melanie vestía una playera azul marino con flores rojas, pantalón azul con rojo y verde, y tenis plateados con un moño enfrente.

Cabe destacar que la Alerta Amber fue emitida el pasado 1 de febrero pero se reactivó el 17 de ese mes a petición del Ministerio Público.

El tercer menor desaparecido es Samara Geraldine Alcántara Sánchez, de tan sólo cinco meses de edad, quien fue vista por última vez en compañía de su madre el día 14 de febrero del 2020 en la colonia Olivar del Conde, de la Alcaldía Álvaro Obregón. La denuncia fue recibida el 17 de febrero.

La pequeña Samara vestía chamarra negra, pantalón lila, y tenis blancos. Cono seña particular, tiene un lunar en uno de sus glúteos.

Dado el caso de la pequeña Fátima, la FGJ activó y reactivó con caracter de “urgentes” las tres fichas de los menores desaparecidos.