El organismo internacional detalló que debido a que se mantiene vigente la medida cautelar MC-409-14, al ser familiares de víctimas de graves violaciones de derechos humanos estos también deben ser considerados víctimas y ser tratados como tal.

Chiapas, 18 de febrero (Chiapas Paralelo).- La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), órgano máximo en su rama dentro del continente, recordó al Gobierno de México y Chiapas que las madres y padres de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa mantienen una medida cautelar, en la cual deben ser considerado víctimas y ser tratados acorde.

La CIDH, por medio de sus redes sociales, informó que ha tomado conocimiento de los hechos de represión y violencia policial cometidos por el Gobierno de Chiapas contra de los padres de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, durante su visita a una Escuela Rural Mactumatzá en Tuxtla Gutiérrez.

La Comisión recordó al país y al estado que los padres y madres mantienen la medida cautelar MC-409-14, la cual se encuentra vigente y que en el sistema interamericano los familiares de víctimas de graves violaciones de derechos humanos deben ser considerados también víctimas y ser tratados como tal.

En el marco de la medida cautelar, la CIDH brinda atención al asunto Ayotzinapa a través de su equipo en territorio lo que incluye asegurar la atención integral a familiares. La lucha por justicia y contra la impunidad no puede crear riesgos a las familias en Mexico.

Además, el Organismo internacional valoró positivamente que las autoridades de la Secretaría de Gobernación hayan solicitado públicamente la investigación de los hechos por parte de las autoridades de Chiapas.

Este hecho ya ha sido condenado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), activistas y organizaciones de todo el país, así como la Secretaria de Gobierno y ex Ministra Olga Sánchez Cordero y Alejandra Encinas, como Subsecretario de Derechos Humanos.

Asimismo, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) condenó el uso desmedido de la fuerza y documenta violaciones a los derechos humanos durante el operativo realizado por elementos de la Policía Estatal Preventiva en contra de la Caravana Sur en busca de los 43 en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez.

Como resultado de la agresión varias personas resultaron con heridas graves: las madres Hilda Legideño Vargas y María Martínez Zeferino; una niña de tres años; Isael Rosales Sierra, defensor de derechos humanos del Centro Tlachinollan; y estudiantes, entre ellos Daniel López Bernal y Alex Alberto Álvarez Hernández.

Por todo lo anterior el Frayba instó al Estado mexicano a garantizar la vida, seguridad e integridad personal de quienes conforman el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, El Comité de Padres y Madres de los 43 de Ayotzinapa, Guerrero y Estudiantes de la Escuela Normal Rural Mactumactzá, durante las actividades nacionales en búsqueda de los estudiantes desaparecidos.

Además, exhortó a investigar y sancionar a quienes resulten responsables de las violaciones a derechos humanos cometidas el día 16 de febrero, en la Ciudad de Tuxtla, Gutiérrez, Chiapas.

De igual manera, exigió respetar el derecho a la defensa de los derechos humanos, que incluye los derechos a la protesta, a la libre expresión y a la manifestación sin ser objeto de criminalización ni represión.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE CHIAPAS PARALELO. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.