En el video, las mujeres, cuyas voces están distorsionadas, evocan los episodios de violencia que han presenciado. Para demostrar el grado de terror que ha impuesto el Estado Islámico, las mujeres van a comprar tinte para el cabello y se encuentran que todas las caras de las modelos en las cajas han sido pintadas de negro.

Por Guillermo Rodríguez

Ciudad de México, 18 de marzo (SinEmbargo/The Huffington Post).– “Completamente aterrador. Es como una pesadilla”. “No parece real, no puedo imaginarme una ciudad así”. “Parece ‘Call of Duty”. Estas son sólo algunas de las reacciones de los usuarios de Reddit tras ver el video que, mediante cámara oculta, grabaron dos mujeres sirias para reflejar cómo es la vida en Raqqa, el bastión del Estado Islámico en Siria.

Ambas eran conscientes de que que se enfrentaban a la ejecución en caso de ser descubiertas, según cuenta la cadena sueca Expressen TV, que ha publicado la grabación.

En varios pasajes del video en el que se denuncian los asesinatos cotidianos y las lapidaciones que soportan día a día, se puede ver cómo las dos mujeres llevan velo, van de compras, toman un taxi y caminan por los barrios de una ciudad desierta, con poco tráfico, repleta de hombres armados y edificios derruidos. “Todo el mundo se ha ido”, apuntan al tiempo que lo atribuyen al incremento de los ataques aéreos sobre la ciudad.

En el video, las mujeres, cuyas voces están distorsionadas, evocan los episodios de violencia que han presenciado, incluyendo la decapitación de un joven. “Me di cuenta de que había un hombre sentado en el suelo”, relata Um Mohamed, el nombre utilizado por una de las mujeres. “Los ejecutores estaban en fila, vestidos de negro”. “Cada uno le disparó cuatro o cinco veces. Murió y finalmente lo decapitaron. Intenté mirar pero no pude”, rememora.

En la grabación las mujeres lamentan que a lo largo de los años han perdido muchos de sus derechos. Por ejemplo están obligadas a cubrir sus cuerpos y caras: “A todas las mujeres les gusta mostrar sus caras. Hemos perdido esa opción. Hemos perdido nuestra feminidad”, denuncia Um Mohamed.

Para demostrar el grado de terror que ha impuesto el ISIS, las mujeres van a comprar tinte para el pelo y se encuentran que todas las caras de las modelos en los cajas han sido cubiertas de negro.

“Espero quitarme el niqab y la oscuridad que nos envuelve”, dice una de ellas. “Nada es más importante que la libertad”.

Según la cadena de televisión sueca, las imágenes fueron tomadas por dos mujeres, que se hacen llamar Um Omran y Um Mohamed. Como se muestra en el video, las mujeres son las más afectadas por la ley impuesta por el Estado islámico. En Raqqa, las mujeres no pueden salir de sus casas a menos que vayan acompañadas, tampoco pueden trabajar o estudiar.

La Guerra de Siria, de cuyo comienzo se cumplen ahora cinco años, ha dejado más de 270 mil muertos y millones de desplazados.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE THE HUFFINGTON POST. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.