Rocío Nahle García, Secretaria de Energía, destacó que hoy, al igual que hace 81 un años, es una fecha importante porque ahora el Presidente López Obrador anuncia el rescate petrolero. Y anunció a las cuatro empresas a las que hoy se les entregó la licitación para participar en la construcción de Dos Bocas: Consorcio Bechtel-Techint (Estados Unidos, Italia y Argentina), Consorcio Worley Parsons-Jacobs (Australia-EU) y las empresas Technip (Francesa) y KBR (EU).

Ciudad de México, 18 de marzo (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó hoy un reto a las empresas privadas que ganaron contratos con la Reforma Energética y que casi no han producido crudo: Petróleos Mexicanos (Pemex) será más eficiente que ellas, dijo, al conmemorar en esta ciudad el 81 aniversario de la Expropiación Petrolera.

“Esta fecha es histórica porque significó un cambio en la política petrolera, en la política económica de nuestra país de ese entonces. El petróleo estaba en manos de extranjeros desde que se perforó el primer pozo en San Luis Potosí se concesionó la industria petrolera a compañías extranjeras, durante el Gobierno de Porfirio Díaz.

Destacó que fue “todo una gesta el recuperar el petróleo, comenzó con este proceso de nacionalización del petróleo el Presidente Venustiano Carranza y los constituyentes de 1917 que establecieron, en contra de los intereses de la compañía, en el artículo 27 de la Constitución que el petróleo era de la Nación”.

El Presidente acudió hoy a un acto con motivo del 81 Aniversario de la Expropiación Petrolera en el campo de fútbol de la Refinería “Miguel Hidalgo”, en de Tula de Allende, Hidalgo, y estuvo acompañado por varios secretarios de su Gabinete Federal.

López Obrador recordó ahí que “esto fue cambio importante en la Constitución, pero era tan fuerte el poder de las empresas extranjeras que aunque estaba establecido en el artículo 27 esto no podía llevarse a la práctica”. Y señaló que en las regiones donde explotaban el petróleo, en todo el Golfo de México, tenían hasta Ejército.

“Indicó que fue hasta el 18 de marzo de 1938 en que se toma la decisión histórica de expropiar el petróleo, de regresar a la nación mexicana lo que es de todos nosotros”, señaló.

El Jefe del Ejecutivo Federal indicó que “siempre ha habido el acecho, siempre la intención de regresar el petróleo a manos de particulares”.

“Después del Gobierno del general Cárdenas se llevaron a cabo contratos que se les conoció como ‘contratos riesgos’, se entregaron grandes extensiones de territorio para que compañía extranjeras explotaran el petróleo y se compartieran las utilidades”, precisó.

El Presidente estuvo acompañado por diversos funcionarios federales, legisladores y el Gobernador de Hidalgo. Foto: Gobierno de México

Con Gustavo Díaz Ordaz se cancelaron los contratos riesgos, los cuales incluían lo que después fue Cantarell. “Fue como un milagro el cancelar pocos años antes esos contratos riesgos”, indicó.

“Pero llega el llamado período neoliberal. El neoliberalismo es neoporfirismo, eso fue lo que padecimos 36 años. Por eso ayer dije que se abolía en México la política neoliberal”, recalcó. Y dijo que México está entrando al posneoliberalismo.

“¿Qué hicieron en los 36 años de política neoliberal o de pillaje? Apostaron a destruir la industria petrolera y la industria eléctrica, pero no pudieron. También fue como un milagro, porque ya cuando estaban a punto de consumar la destrucción […] tocó la campana, sonó la alarma el 1 de julio del año pasado”, criticó.

“El pueblo decidió por un cambio verdadero y hemos hecho el compromiso de que vamos a rescatar de nuevo a la industria petrolera nacional”, aseguró. Y dijo que los contratos entregados sólo comprometen el 20 por ciento de todo el potencial petrolero, y reiteró que no se va a incumplir con esos contratos.

“Les vamos a demostrar que vamos a hacer más eficiente a Pemex que las empresas particulares”, previó. “Que continúen y ojalá y un día inviertan y extraigan petróleo. No ha habido nada, engañaron” a la gente con la Reforma Energética, acusó.

El primer mandatario recordó que se están produciendo menos productos petroquímicos y la Hacienda pública está recibiendo menos recursos de este ramo. Dijo que hace unos años el 40 por ciento de ingresos venían del petróleo.

Aseguró que por ello su Gobierno va a recuperar la producción de petróleo con 20 nuevos campos petroleros; con la rehabilitación de las seis refinerías, precisó que en la de Tula hay “fierros viejos que no han recibido mantenimiento”; y se a a construir una nueva refinería en Dos Bocas, Tabasco, y aseguró que desde hace 40 años no se construye una nueva.

“Queremos en tres años dejar de comprar la gasolina en el extranjero y producir en México todo lo que consumimos”, añadió. Aseguró que México se volvió dependiente por la política neoliberal.

López Obrador aseguró que con el apoyo de los trabajadores petroleros se llevará a cabo la transformación de Pemex; así como acabando con la corrupción en la para estatal y el huachicoleo.

A su llegada al evento, el Presidente fue acompañado con una porra que no era propia: “¡Omar, Omar, Omar!”, le gritaron. Era para el Gobernador priista Omar Fayad. Luego empezó a imponer otra: “¡Presidente, Presidente!”. Pero en todo el trayecto, hubo porras para el mandatario emanado del PRI.

ANUNCIAN EMPRESAS PARA LICITACIÓN

Rocío Nahle García, Secretaria de Energía, destacó que hoy, al igual que hace 81 un años, es una fecha importante porque ahora el Presidente López Obrador anuncia el rescate petrolero.

“Hace 81 años el Presidente Lázaro Cárdenas tomó la decisión de expropiar la industria petrolera y eso en 81 años nos ha dado riqueza, nos ha dado sobrevivencia a los mexicanos […] ese dinero ha servido incluso para hacer respaldo de deuda, generar trabajo. Hoy en esta fecha el Presidente López obrador da inicio al rescate petrolero”, destacó.

“Pemex es una identidad nacional, una empresa que nos ha dado muchísimo. Por eso hoy el Gobierno Federal ha decidido y ha planeado un proyecto sobre el sector”, añadió.

Aseguró que el rescate de las refinerías se hará con el apoyo de todos los trabajadores petroleros.

Informó que la séptima refinería se ha comenzado a licitar. Se tienen especificaciones técnicas; la ubicación georeferenciada; el plano general y detallado; el origen de la materia prima. También se tiene un listado de productos terminados; diagrama de flujo; contrato de compraventa entre las subsidiarias de Pemex; acreditación de la capacidad financiera; declaración de impuestos; acreditación de capacidad técnica; dictamen técnico y económico; manifiesto de conocimiento regulatorio, entre otros.

Anunció que la licitación inició con cuatro empresas, “las mejores del mundo en construcción de refinerías, aquellas que demostraron tener una amplía experiencia […] con antecedentes transparentes y códigos de ética”.

A las 9 de la mañana se entregaron las invitaciones a las cuatro empresas: Consorcio Bechtel-Techint (Estados Unidos, Italia y Argentina), Consorcio Worley Parsons-Jacobs (Australia-EU) y las empresas Technip (Francesa) y KBR (EU).

Dijo que en las bases de licitación se contemplaron los siguientes requisitos: contenido nacional del 50 por ciento, para garantizar que el personal que se contrate sea mexicano; se fijó un límite de construcción de tres años.

“Pemex manifiesta apegarse a la protección industrial de las mejores prácticas internacionales”, aseguró.

EL RESCATE DE PEMEX

Octavio Romero Oropeza, director de Pemex, informó sobre la situación que guarda la exploración y producción de la empresa. Dijo que a partir de 1960 la producción histórica del petróleo ha tenido varios períodos: hasta 1978 la producción se elevó; mientras en 1999 y 2004 se registró la producción más grande de Cantarell. A partir de 2004 comenzó la caída de esa refinería.

De 2012 a 2018 el 40 por ciento de la inversión en la exploración se destinó a estudios de aguas someras. Fueron 160 mil millones de pesos utilizados, dijo, de una manera totalmente improductiva.

Las inversiones registraron una caída en los últimos siete años, lo que se reflejó en una fuerte disminución en la perforación. En 2017 se perforó tan sólo el 6 por ciento de lo que se perforaba en 2012; de los 80 pozos perforados sólo seis fueron de desarrollo terrestre para extraer crudo.

En años 2012 y 2013 una de las calificadoras internacionales le dio a Pemex una calificación BBB, y en 2014 cuando empezó a caer la calificación, esa misma calificadora mejoró la calificación de la petrolera a BBB+.

Romero Oropeza precisó que se busca llegar a 506 pozos perforados durante este 2019, un incremento de 212 por ciento con respecto a 2018 y de 532 por ciento sobre la cantidad de pozos perforados en 2017.

El director de Pemex detalló que de los 20 campos nuevos que se están desarrollando, 16 están en aguas someras en Campeche y Tabasco; y tres en la zona sureste. En conjunto suman una reserva de casi 3 mil millones de barriles de petróleos crudo. Dijo que se podrá iniciar la inversión a sólo diez meses de su contratación.

El desarrollo de los 16 campos nuevos implicará la construcción de importantes obras de infraestructura.

Omar Faya, Gobernador de Hidalgo, destacó que “la política energética de un país no puede remitirse al simple comercio de un bien o un producto […] tienen que constituirse viendo más allá de una generación”.

Y señaló que esa fue la visión que tuvo Lázaro Cárdenas al decretar la nacionalización de la industria petrolera. Indicó que la medida fue respaldada por todos los mexicanos, el mismo respaldo que el pueblo de Hidalgo brinda hoy al Presidente López Obrador.

“En 1938 los mexicanos no sólo recuperaron el más preciado de nuestros recursos naturales sino que volvimos a creer en la política como la mejor de las vías para enfrentar el porvenir”, dijo.

Dijo que la ventaja que México tiene con el petróleo no se debe de despreciar, se debe de defender y convertirlo en el sustento de un desarrollo más equitativo. Dijo que a nuestra generación le toca conservar la riqueza del petróleo.

SIN ROMERO DESCHAMPS

Por primera vez en los 26 años que lleva al frente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps no está invitado formalmente a la conmemoración del 81 aniversario de la Expropiación Petrolera, así lo confirmó Jesús Ramírez Cuevas, director de Comunicación de Presidencia.

Romero Deschamps, acusado de corrupción durante años, se ha codeado con los últimos al menos tres presidentes de México: Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto. Ha disfrutado durante dos décadas de su relación con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) para ser Senador y Diputado. Las acusaciones en su contra nunca han prosperado y en 2000, cuando ganó el PAN por primera vez la Presidencia, no pagó por el desvío de al menos mil millones de pesos a la campaña del PRI.

Pero ahora su suerte ha comenzado a dar una vuelta… lenta, para el gusto de los disidentes del sindicato petrolero.

Jesús Ramírez confirmó a SinEmbargo que Romero Deschamps no fue invitado al acto. Y antes, en entrevista para Grupo Fórmula, el Vocero del Presidente Andrés Manuel López Obrador mencionó que “si [Romero Deschamps] llega, no estaría en el presidium ni como invitado especial”.