El universitario reveló que se inspiró en sus raíces para plasmar su obra como parte del “I Simposio Patrimonio y Cultura” que se realizó del 10 al 12 de marzo.

Ciudad de México, 18 de abril (SinEmbargo).- Un mural hecho por un estudiante de la Maestría en Historia del Arte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fue nombrado como patrimonio artístico y cultural de la Universidad de Matanzas, en Cuba.

De acuerdo con un comunicado de la máxima casa de estudios, Miguel J., quien firma bajo el seudónimo de “Graun”, se inspiró en sus raíces y plasmó su obra en la institución luego de que los organizadores del “I Evento Internacional Universidad Sociedad 2020” le consiguieran un espacio.

“Fue una gran sorpresa. Me reconocieron por mi contribución artística y nombraron mi grafiti como patrimonio artístico y cultural de esa institución”, comentó “Graun”.

Obra de Graun. Foto: UNAM

El artista visual expresó que su obra se acuñó en los descubrimientos de Pompeya y que actualmente el concepto del grafiti ha cambiado, pues en la actualidad también se incluye la escritura que realizan las pandillas para marcar su territorio o la que se hace durante las protestas.

“Es una marca en primera persona, es el nombre o pseudónimo de quien lo ejecuta y básicamente se trata de letras, aunque también puede incluir personajes, y tener diferentes estilos”, explicó.

De acuerdo a Miguel, el grafiti no es artístico ni lleva una intención de arte, aunque pueda tener esas características y alcanzar parámetros estéticos.“Es básicamente un juego, el de seguir pintando”, mencionó.

Obra de Miguel J., firmada bajo el seudónimo de Graun. Foto: UNAM

Asimismo apuntó que cualquier persona sin importar el género, clase social o formación académica puede hacer grafitis, “se trata del mejor ejemplo de inclusión”, reconoció.

Actualmente Miguel J. se encuentra trabajando en la tesis titulada El graffiti como agente en la gentrificación: un análisis del arte urbano contemporáneo en el Centro Histórico de la Ciudad de México, la cual está basada en el grafiti urbano como “adorno” que eleva la plusvalía de ciertos espacios e inmuebles.