El corto Save Ralph, es un corto que habla de la vida de un conejo en el que experimentan. Foto: HSI México

La experimentación animal es de las cosas más atroces que realizamos los humanos. Existen animales que su vida es básicamente estar solos sufriendo en una jaula para ser sacados únicamente para lastimarlos, su existir se resume a esperar aterrorizados a que venga más dolor.

No sé si ya tuvieron la oportunidad de ver el corto Save Ralph, es un corto que habla de la vida de un conejo, cómo va trabajar, cómo hace su vida siendo un conejo en el cual experimentan, nos cuenta que toda su familia ha tenido la misma suerte, su papá, su mamá, sus hermanos, y es que muchos de estos animales son criados en laboratorio y nunca en su vida ven la luz del sol. Este mismo corto nos transmite de una manera muy sencilla y digerible el gran crimen que estamos cometiendo con estos animales, nos explica que le duelen las quemaduras que tiene en su cuerpo, nos cuenta que está ciego de un ojo y podemos observar cómo al final de que experimentan con él, le cuesta caminar y está completamente ciego.

Experimentación. Foto: JMcArthur, We animals

Tuve la oportunidad de adoptar a Tulia, una preciosa hurona que fue parte de un protocolo de investigación en un laboratorio por dos años y afortunadamente liberaron a los hurones al final. Toda mi vida he convivido con hurones y son los animales más irreverentes, curiosos, traviesos y adorables que existen, yo ya tenía a una hurona viejita, Leia, quien había perdido a su compañero y por eso yo buscaba adoptar para que no estuviera sola. Los hurones también pueden ser muy dominantes, a veces cuando llega uno nuevo hay muchas peleas, bueno, pues cuando fui por Tulia, era súper tímida, cada vez que la iba a agarrar se echaba para atrás con terror (lo cual no es normal), cuando llegó al cuarto con jaula donde vivía Leia, no hizo más que quedarse en un rincón, Leia la recibió e inmediatamente se refugiaron una en la otra, mis hurones viven libres, andan sueltos y suben a la jaula a dormir o a comer, pues a Tulia le tomó casi un año el querer bajar de la jaula por sí sola; Leia fue para ella una gran compañía, vital para su rehabilitación y para aprender que ya nadie la iba a dañar, conmigo le tomó un poco de tiempo pero nos hicimos buenas amigas, realmente me partía el alma darme cuenta el nivel de miedo y traumas que tenía.

¿Es útil la experimentación animal? Los humanos y los animales somos diferentes, muchas veces los resultados de estas experimentaciones no llevan a nada y todavía se necesitan pruebas definitivas en humanos, es mucho mejor y más ético un protocolo pagado de experimentación con humanos y seguramente sería mucho más eficiente. Leí una frase que me encantó de Ricky Gervais quién fue parte del corto Save Ralph, dice: “Que no te caiga shampoo en los ojos. Arde. Ahí está. Hecho. Ahora ya pueden parar de torturar animales”.

Existen muchas marcas que no experimentan con animales y que tienen precios accesibles, es solo cuestión de buscar en línea e identificar cada que compras un producto de belleza o de baño que tenga el sello de cruelty free o especifique que no experimentó en animales, solo es tomar 10 minutos extra al momento de elegir tus productos y estás cambiando la vida de un animal.

No consumas productos que experimentan en animales, realmente los consumidores tenemos el poder de cambiar industrias, si nadie compra estos productos es mucho más probable que las compañías se preocupen por ser libres de crueldad.

Por ti, mi Tulia.

Tulia. Foto: Adhara Talamantes

Actualmente hay una petición para prohibir la experimentación animal en México, fírmala y ayuda a todos los Ralphs y Tulias que hay a ser libres: https://www.hsi.org/saveralph/