Ayer, dos jueces federales suspendieron indefinidamente y con efectos generales la reforma de la Ley de Hidrocarburos. Hoy, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que recurrirán a todas las instancias para defender la citada ley.

-Con información de EFE.

Ciudad de México, 18 de mayo (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador estimó que será la Suprema Corte de Justicia de la Nación la que resuelva la aplicación de la Ley de Hidrocarburos.

“Todavía es un proceso que se va a concluir en la Corte, es lo más probable, porque se trata de una ley aprobada en el Congreso”, dijo hoy en conferencia de prensa.

La respuesta del mandarlo se dio luego de que dos jueces federales suspendieran indefinidamente y con efectos generales la reforma de la Ley de Hidrocarburos.

En este sentido, el Presidente destacó que su administración recurrirá a las instancias necesarias para defender dicha ley.

“Los particulares, empresarios que recibieron contratos y en la mayoría de los casos contratos muy jugosos, muy favorables a ellos, muy malos para el interés público, pues acudieron a esos recursos de amparo, pero todavía faltan otras instancias”, agregó.

López Obrador criticó que los jueces aumenten su eficacia cuando las decisiones benefician a grupos de interés, sobre todo aquellos con poder económico.

“Nada más que son muy eficaces los jueces cuando se trata de defender intereses de grupos o de particulares con recursos económicos, no así cuando se trata de amparar y de proteger al pueblo, esa es una deformación que se trae sobre el funcionamiento del Poder Judicial”, aseveró.

Recalcó que su administración buscará poner orden en el sector para garantizar la soberanía energética del país, y dijo que por eso los que estaban haciendo negocios están inconformes.

“Por eso tenemos que poner orden y de eso trata la Ley de Hidrocarburos, y por eso los que estaban haciendo estos jugosos negocios están inconformes y cuentan con el apoyo de los jueces, que esa es su función, atender a todos los ciudadanos”, puntualizó.

LA SUSPENSIÓN

Ayer, dos jueces federales suspendieron indefinidamente y con efectos generales la reforma de la Ley de Hidrocarburos. Juan Pablo Gómez Fierro y Rodrigo de la Peza López, jueces Segundo y Primero del Distrito en Materia Administrativa, Especializados en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, anunciaron las suspensiones definitivas derivadas de un amparo solicitada por las empresas Grupo Base Energéticos, Pharaoh International Products, Antluc, Distribuidora de Combustibles Mil y Dalia Pilar Lamarque Picos.

Durante las medidas cautelares contra la reforma, quedará sin efectos el artículo 57, que permite la ocupación temporal, la intervención o la suspensión de cualquier permiso otorgado al amparo de la Ley de Hidrocarburos, y poder cedérselos a Pemex.

Así como los artículos cuarto y sexto transitorios de la reforma que permiten revocar los permisos que no cumplieran los requisitos de almacenamiento de hidrocarburos ordenados por la Secretaría de Energía (Sener).

La decisión fue dictada ante un seguimiento de una serie suspensiones provisionales que fueron otorgadas por los mismos jueces en días anteriores.

La nueva Ley de Hidrocarburos faculta a la Secretaría de Energía (Sener) y a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para revocar permisos cuando “los titulares de los mismos cometan el delito de contrabando de hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos”.

Políticos de oposición y empresarios han tachado a la reforma de “expropiatoria” porque permite a la Sener tomar el control de permisos de instalaciones privadas que representen un “peligro inminente para la seguridad nacional, la seguridad energética o para la economía nacional”.

Desde la reforma energética de 2013, que abrió el sector a los privados, las compañías tienen un total de 41.449 millones de dólares en inversión aprobada por los Contratos para la Exploración y Extracción de Hidrocarburos, según la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (AMEXHI).