Villahermosa, 18 Jun. (Notimex).- El secretario de Educación estatal, Rodolfo Lara Lagunas, informó hoy que unos mil 850 millones de pesos descontados del ISR a trabajadores de esa dependencia en los últimos cuatro años del gobierno de Andrés Granier no fueron entregados a la Secretaría de Hacienda.

Indicó que el gobierno actual tendrá ahora que pagar ese dinero del Impuesto Sobre la Renta, por lo cual la Secretaría de la Contraloría hará lo conducente y por eso los ex funcionarios de Educación son citados ante el Ministerio Público.

En entrevista, expuso que también se detectó la falta de pago a una aseguradora en el último semestre de 2012 para proteger al personal de la Secretaría de Educación, a pesar de que a los trabajadores se les descontó ese beneficio de su salario.

Indicó que los recursos por ese concepto fueron de 64 millones de pesos y por ello maestros con diversas enfermedades han llegado a protestar que les hagan efectivo el seguro, pero no está cubierto.

Lara Lagunas mencionó que se gestiona ante la Secretaría de Finanzas un primer pago por 13 millones de pesos a la aseguradora como muestra de “buena voluntad” por pagar, pues se trata de un recurso que el trabajador sí erogó.

Resaltó que fue “un desastre en todos los aspectos” como se recibió la institución, donde dijo que se descubren más problemas cada día.

Entre estos, comentó el otorgamiento de 20 plazas de maestro de Normal, que son las de mayor salario, a funcionarios de la Secretaría de Educación que no reunían el perfil, no cumplieron el procedimiento y no las trabajaron.

En este sentido, resaltó que se actúa jurídicamente a través de la Contraloría para retirarles las plazas a esas personas.

Puntualizó también que todas las anomalías se registraron en las gestiones de las ex secretarias Beatriz Luque Green –quien renunció en febrero de 2012 para ser candidata del PRI y perdió- y Deyanira Camacho Javier.