En este primer semestre, Andrés Manuel López Obrador sumó críticas a su administración federal no sólo de la oposición, sino también de algunos de sus aliados más cercanos y que jugaron un papel fundamental en el triunfo del 1 de julio de 2018.

Las inconformidades que se han manifestado en entrevistas e incluso en renuncias son por las decisiones que se han tomado principalmente en materia presupuestal, de seguridad y de relaciones exteriores.

Ciudad de México, 18 de junio (SinEmbargo).– Luego de la renuncia de Germán Martínez Cázares a la dirección del Instituto Nacional del Seguro Social (IMSS), el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en conferencia de prensa matutina que no sería la única, que vendrían más. El Presidente dejó entrever entonces que la situación en el Gabinete, tanto en el Legal como el ampliado, era tensa por los retos planteados que buscan rendir frutos lo más pronto posible, aún cuando la “austeridad republicana” vigilada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) se impone como una Ley inquebrantable.

Pero las desavenencias no sólo se han desprendido de lo presupuestal, sino también de los anuncios dados en materia de seguridad con la Guardia Nacional y más recientemente con la nueva relación entre México y Estados Unidos. Ambos temas provocaron críticas, ahora desde el Congreso, de dos personajes influyentes en la llamada 4T: Tatiana Clouthier y Porfirio Muñoz Ledo.

En esta lista, además, se encuentran Carol Antonio Altamirano, Irma Juan Carlos, Abelina López, Virginia Merino, Rosario Merlín, Irineo Molina, Dominga Pérez y Azael Santiago Chepi, todos ellos diputados federales del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y quienes emitieron su voto en contra de la Reforma Educativa propuesta por el Presidente de la República, aun cuando fue una de las políticas que más tiempo se dedicó a promover desde el periodo de campaña.

En apenas medio año del sexenio estas son algunas de las voces que se han manifestado en contra de las políticas de la Cuarta Transformación, encabezada por López Obrador, aún cuando algunos de estos personajes fueron fundamentales para que el movimiento social y político del tabasqueño alcanzara la victoria histórica del 1 de julio de 2018.

En este primer semestre, Andrés Manuel López Obrador sumó críticas a su Gobierno no sólo de opositores a la 4T y a los cambios que ha desplegado, sino también de algunos de sus aliados más cercanos. Foto: Cuartoscuro.

–Germán Martínez Cázarez

Semanas antes de presentar su renuncia al frente del IMSS, Germán Martínez compartió a SinEmbargo los planes que tenía para la dependencia y defendió que había razones por las que estaba un abogado y no un doctor al frente de esa dependencia. Luego, en su carta de renuncia el 21 de mayo, explicó las causas que lo orillaron a tomar la decisión de separarse del cargo:

“Quiero decirlo lo más claro que puedo y debo: algunos funcionarios de la Secretaría Hacienda tienen una injerencia perniciosa en el IMSS y ponen en riesgo la vocación igualitaria, de justicia y, concretamente, de prestación de servicios de salud que tiene el Seguro Social […] El Presidente del Gobierno de México proclamó el fin del neoliberalismo, pero en el IMSS algunas injerencias de Hacienda son de esencia neoliberal: ahorro y más ahorro, recortes de personal y más recortes de personal, y un rediseño institucional donde importa más el ‘cargo’ que el ‘encargo’”.

Horas después anunció su retorno a la Cámara de Senadores. Al día siguiente López Obrador lamentó la decisión del ex panista pero negó la injerencia de Hacienda y agregó sobre el reemplazo que “hay muy buenos servidores públicos para sustituir a quienes no están conformes, y además son libres, no se puede tener a nadie a la fuerza, hay que trabajar con convicción y a gusto”.

Finalmente, Zoé Robledo, que ocupaba un puesto en la Secretaría de Gobernación (Segob), quedó en la dirección del IMSS y su primer acto fue una reunión con Carlos Urzúa, titular de Hacienda. Ahí recalcaron ambos que no había ninguna fractura entre ambas secretarías.

Sin embargo, el día de ayer en el programa de Carlos Loret de Mola, Martínez insistió en que Hacienda debería tener mayor sensibilidad y dotar de más recursos al IMSS, a fin de atender las necesidades de la población con menos recursos en el país.

Sobre su salida dijo que las disputas con los “duendes hacendarios no valían la pena” ante la cantidad de pacientes en espera dentro de los hospitales de dicho servicio público y que la decisión de dejar al instituto fue personal y de “alguien que tiene vergüenza pública”, ya que no quería poner en riesgo la salud de miles de niños y personas.

En una entrevista en el noticiero de Carlos Loret de Mola, el Senador morenista Germán Martínez señaló que las disputas con los “duendes hacendarios no valían la pena” ante la cantidad de pacientes en espera dentro de los hospitales de dicho servicio público. Foto: Cuartoscuro.

–Porfirio Muñoz Ledo

Sólo un mes después de haber ganado la elección presidencial, Morena designó a Porfirio Muñoz Ledo como su candidato a dirigir la Mesa Directiva de San Lázaro. La mayoría de ese partido, una vez instalada la legislatura, votó porque así fuera.

Se cumplió en ambas cámaras con la agenda de reformas urgentes para el actual Gobierno de México y luego llegó  la amenaza de Donald Trump de imponer 5 por ciento de aranceles a los productos mexicanos. Fueron dos semanas de negociaciones en Washington en las que la delegación mexicana estuvo al frente del Canciller Marcelo Ebrard Casaubon.

Luego de detener, por el momento, la amenaza del Presidente de Estados Unidos, en el acto público que López Obrador encabezó en Tijuana el 8 de junio, Muñoz Ledo reconoció el esfuerzo en la negociación pero tachó de “inmoral e inaceptable” el compromiso de México de custodiar la frontera sur.

 “Lo que es en mi criterio, es inmoral e inaceptable, es el doble acero entre la frontera norte y la del sur. Por una parte exigimos que nos abran las puertas y, por el otro lado, sellamos el paso de los centroamericanos para hacerle un favor a los Estados Unidos”, dijo en el evento.

Días después, mientras Ebrard anunciaba el despliegue del operativo en la frontera sur, Muñoz Ledo volvió a criticar el acuerdo en una especie de regaño a su compañera Dolores Padierna, que dijo en la sesión de la Comisión Permanente que el Presidente Andrés Manuel “actuó con cautela” frente a las amenazas de Donald Trump.

“Gobernación ha sido privada ilegalmente de sus funciones. Se está violando el artículo 27, fracción 33, de la Ley Orgánica. Compruébelo usted”, le dijo y luego leyó: “formular y dirigir, competencia de Gobernación, la política migratoria, así como vigilar las fronteras del país y los puntos de entrada del mismo por tierra, mar o aire, garantizando, en términos de la ley, la libertad de tránsito, en coordinación con la Secretaría de Seguridad”.

“Para mí el problema más grave es la pérdida de soberanía. Nos quieren convertir en un país enjaulado. Si queda la condición de Tercer País Seguro, los que entren aquí ya no pueden salir, es la parálisis”, agregó.

Al respecto el Canciller dijo que al congresista le faltaban datos sobre el plan migratorio.

El pasado 14 de junio, el Canciller Marcelo Ebrard y Graciela Márquez Colin, Secretaria de Economía, comparecieron ante legisladores para explicar los acuerdos en temas migratorios con EU. En la imagen, Ebrard junto al Diputado Porfirio Muñoz Ledo, quien ha sido crítico del acuerdo. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro.

–Tatiana Clouthier Carrillo

Uno de los primeros desencuentros de Tatiana Clouthier, quien fue uno de los pilares de la campaña presidencial de López Obrador, con la “cuarta transformación”, fue la Guardia Nacional.

Desde el inicio de la discusión aceptó que el tema provocó preocupación a la sociedad civil y aseguró en noviembre de 2018 que sus compañeros de fracción no serían “levantadedos” cuando se discutieran reformas constitucionales para formarla.

La Diputada dijo que la Guardia Nacional no es lo que se ofreció durante la campaña en una reunión de la Comisión de Puntos Constitucionales con el Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, que estaba de acuerdo con la Guardia pero no como la plantearon porque no era como se dijo en campaña.

“Decía (Alfonso Durazo) muy claramente ‘desechamos la propuesta de campaña, recorrimos el país y dijimos otra cosa y 30 millones nos dieron la confianza porque dijimos otra cosa, y hoy les estamos diciendo que no’. Entonces yo me pongo ahí y me da nervio y empiezo a preguntarme ¿por qué tan pronto y por qué en la Constitución?”, criticó.

Dijo que los mexicanos no votaron por dejar todo el poder a un hombre o una persona: “Me quedo con el último punto, donde la pregunta sería: ¿por qué quitarle los contrapesos a la Guardia Nacional o al Ejecutivo quitando o eliminando el artículo 76 y el 78 constitucional o una redacción inclusive distinta, en donde quisiéramos dejar todo el poder en un hombre o en una persona? Eso es totalmente antidemocrático y es en contra de lo que votamos los mexicanos este pasado primero de julio”.

Finalmente, la Guardia pasó tal y como fue enviada de Presidencia.

Otra crítica se dio cuando luego del presunto ataque de un comando al ex presidente Vicente Fox, el Presidente instruyó a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la creación de una guardia de seguridad que protegiera a Fox y a su familia, pero sin los excesos de antes.

Clouthier respondió a ese tuit: “Este Fox ya andaba urgido por guardias…ahora seguirá Felipe, Peña y porque no, hasta Salinas”.

La Diputada Tatiana Clouthier Carrillo también ha cuestionado algunos decisiones del Gobierno como el caso de la Guardia Nacional, que en un principio proponía un mando militar. Foto: Cuartoscuro.

–Las diputadas y los diputados federales

El motivo por el que ocho senadores de Morena votaron en contra de una de las promesas de campaña que su partido más promovió, se debió a disposiciones administrativas para los maestros que se mantuvieron en la nueva legislación.

Estos legisladores han sido relacionados con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

El Presidente dijo al respecto que los diputados se unieron a los “fifís” en la votación y votaron en contra de la derogación de la Reforma Educativa del peñismo.

“Algunos maestros se opusieron a la Reforma que se votó en la Cámara de Diputados y votaron algunos diputados maestros igual que como votaron los diputados de los partidos conservadores, ahí se unieron con los fifís. Afortunadamente la mayoría entiende que nosotros tenemos la palabra y estos cumpliendo”, dijo el Presidente.

Los diputados de Morena que votaron contra la Reforma Educativa presidencial. Foto: Especial.