El robot, construido casi en su totalidad con piezas recicladas, pasó por varias mejoras hasta llegar a la actual versión del Palmiche Galeno Plus, que en mayo último participó en la Primera Competencia Virtual de Robótica, organizada por Colombia.

Por Raúl Menchaca

LA HABANA, 18 de junio (Xinhua).- Un prototipo del primer robot autónomo cubano, llamado Palmiche Galeno Plus, es utilizado en las afueras de La Habana en una universidad que acoge un centro de aislamiento de personas sospechosas de estar contagiadas con la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19).

El robot, que toma su nombre de un simpático caballo de unos dibujos animados cubanos, ha sido desarrollado por profesores y estudiantes del Grupo de Robótica y Mecatrónica (GRM) de la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría (CUJAE), en colaboración con las facultades de Arquitectura y Automática.

“Este es un primer paso en el escalamiento de nuestros diseños iniciales”, dijo a Xinhua la profesora y doctora en Ciencias Técnicas, Ivón Benítez, quien coordina el GRM.

Palmiche Galeno Plus recoge los alimentos en un contenedor metálico y los lleva hasta un cercano edificio, por el que han pasado más de 3.000 personas desde la apertura de un centro de aislamiento dentro de la CUJAE, hace dos meses.

Al llegar a su destino, el robot lanza una señal sonora y después que entrega la carga, regresa a la cocina a la espera de una nueva misión.

El robot, construido casi en su totalidad con piezas recicladas. Foto: Joaquín Hernández, Xinhua.

El robot actual es una versión mejorada y mayor de Palmiche, un pequeño robotracer de la disciplina seguidor de líneas. Foto: Joaquín Hernández, Xinhua.

La singular máquina recorre por si sola apenas unos 50 metros, en un trayecto de ida y vuelta que hace a unos seis kilómetros por hora, aunque tiene capacidad de moverse hasta 60 kilómetros por hora con una carga de 500 kilogramos.

“Después de pasar las pruebas iniciales a una distancia corta, ahora vamos a programarlo para que recorra unos 400 metros hasta otro edificio del Centro de Aislamiento al que llevará también los alimentos”, informó Benítez.

Para los médicos y voluntarios que trabajan en el centro de aislamiento, el robot ha sido una inestimable ayuda no solo porque humaniza el trabajo, sino porque permite mantener las medidas sanitarias necesarias.

“Es una innovación que debe generalizarse en otros centros de aislamiento e incluso en otras instituciones de salud, porque ayuda mucho en la protección y reparto de los alimentos”, afirmó el médico Ariel Reyes, quien es el coordinador de los centros de aislamiento en el municipio habanero de Marianao.

El robot actual es una versión mejorada y mayor de Palmiche, un pequeño robotracer de la disciplina seguidor de líneas, que fue el primero de su tipo en Cuba en clasificar y ganar en una competencia internacional de robótica.

Palmiche obtuvo el segundo lugar en la competencia de Innovación y Robótica Estudiantil, que se disputó en noviembre pasado en Chile, organizada por la Universidad Técnica Federico Santa María.

El robot, construido casi en su totalidad con piezas recicladas, pasó por varias mejoras hasta llegar a la actual versión del Palmiche Galeno Plus, que en mayo último participó en la Primera Competencia Virtual de Robótica, organizada por Colombia.

En ese certamen, la máquina cubana obtuvo el primer lugar en la categoría Reto Innovación PRO y el tercero en Seguidor Velocista PRO.

Bajo la supervisión de la profesora Benítez, esta versión del robot nació del ingenio y la dedicación de Alexander González, estudiante de quinto año de Telecomunicaciones, y del recién graduado ingeniero en Sistemas Automáticos, Juan Antonio Piñera.

“Es un prototipo pensado en nuestras universidades y desarrollado en nuestras universidades”, expresó González sin ocultar su orgullo.

El joven estudiante subrayó el hecho de que construir esos artilugios con medios propios y programas de software libre, otorga soberanía tecnológica a Cuba, un país que enfrenta las vicisitudes del bloqueo que desde hace más de medio siglo aplica Estados Unidos.

Palmiche Galeno Plus recoge los alimentos en un contenedor metálico y los lleva hasta un cercano edificio. Foto: Joaquín Hernández, Xinhua.

Desde 2017 a la fecha, la veintena de miembros del GRM han desarrollado unos 25 proyectos de robótica y electrónica aplicada, siguiendo las indicaciones del Grupo Nacional de Electrónica Industrial, que busca soluciones tecnológicas para problemas de la economía y sociedad cubanas.

Palmiche Galeno Plus es el más conocido y exitoso de esos proyectos y ha venido como anillo al dedo para ayudar al sistema de salud en el enfrentamiento a la pandemia.