Web Analytics

Portada

Lo +

Lo +

Portada
Lo + Leído
Lo + Comentado

Fedecocagua responde a un artículo de Carlos Castresana: “Emulando la figura de Jano”

Fundada en 1969, la Federación de Cooperativas de Café de Guatemala tiene 20,000 miembros, la mayoría indígenas mayas. Durante el conflicto armado, la Fedecocagua se vio en medio de la guerra: el ejército la tildaba de subversiva y la guerrilla la consideraba pro empresarial. La guerra cobró la vida de decenas de pequeños productores. Los cooperativistas […]

DE REVISTA | 14 comentarios
REGRESAR A LA NOTA
  • Este sr. Castresana es un payaso y don Rosenberg un cobarde que no supo mas que escupir su veneno y querer desestabilizar a Guatemala, destruir familias y querer culpar a gente honrada y honesta, ¿como se le puede llamar a esto HONORABLE ?. Sr. Castresana dedíquese a su vida y deje de joder la de los demás; y creo también como la opinión de los demás: USTED LE DEBE UNA DISCULPA PUBLICA A FEDECOCAGUA Y AL PUEBLO DE GUATEMALA!
    Yo tengo en honor de conocer a la gente de Fedecocagua y es gente HONRADA Y TRABAJADORA!

  • Hace 9 años que laboro en esta Federacion y con nuestro esfuerzo hemos llegado hasta donde estamos, es un gusto trabajar con personas honrradas, responsables, honestas e inteligentes que lo animan a seguir cada dia luchando con los problemas de la vida, pero el señor Castresana es un LOCO que en vez de venir a Guatemala a solucionar los problemas, nos ocaciono mas problemas, que renuncio a su cargo y se fue del pais como un cobarde, por las declaraciones que da, de nombrar Honorable a Roseberg cuando el, tenia problemas familiares, sentimentales, el mismo planeo su muerte, tiene dos personas inocentes en la carcel¿como se le puede llamar honorable a eso?
    Sr. Castresana dedique su vida a otra cosa, en vez de estar escribiendo cosas que a usted no le corresponden.

  • Fedecocagua: una organización noble que trabaja en pro de los pequeños productores de café de Guatemala desde hace mas de 44 años….un día de mayo 2009 fue una de las organizaciones seriamente afectadas por acusaciones realizadas por un supuestamente “honorable abogado” que planeo su propio asesinato que después de una larga investigación realizada en ese entonces por el señor Carlos Castresana Comisionado para Cicig se descubre que fue por motivos pasionales…… Señor Castresana así como se toma el tiempo para escribir acerca de nuestra Guatemala…también debería de tomarse el tiempo para corregir los errores que cometió durante su estadía en Guatemala principalmente en la investigación del “CASO ROSENBERG” y ofrecer UNA DISCULPA PUBLICA a Fedecocagua organización a la que tanto daño le hizo.

  • Personalmente, considero que Carlos Castresana Fernández es el menos indicado para hacer comentarios sobre la justicia de Guatemala y como debería de actuar, cuando él tuvo la oportunidad de cumplir un mandato como comisionado de la CICIG en Guatemala y fue incapaz de poderlo hacer, absorbido por presiones de intereses económicos y políticos que le hicieron perder el horizonte para lo cual fue contratado, favoreciendo como siempre a unos cuantos que dirigen nuestra nación a su sabor y antojo y que no les importa a quien se pasan llevando para lograr sus ambiciones. Realmente da tristeza ver como la corrupción esta tan enraizada en Guatemala y se hace aún más visible a través de personajes como Carlos Castresana Fernández, que lo dejo evidenciado en su informe supuestamente científico, buscando culpables donde nos los había y que lo único que hizo fue perjudicar al sector más vulnerable de nuestra sociedad como lo son los pequeños productores organizados en el marco del cooperativismo, atentando contra la dignidad de los campesinos, el desarrollo del movimiento cooperativo y dañando la imagen a nivel nacional e internacionalmente de la única Federación que durante 44 años ha luchado por lograr un mejor nivel de vida para cada uno de ellos. La conclusión la podemos visualizar en el desenlace de una novela producida y dirigida por un loco y desquiciado llamado Rodrigo Rossenberg que preparo su propia muerte como consecuencia de su cargo de conciencia que ya no lo dejaba vivir en paz.

  • Desde el momento en que el señor Castresana dio a conocer los resultados finales de su investigación acerca del caso Rossenberg y presento todas sus ´´pruebas científicas´´ donde presentaba como todo un desquiciado al señor Rossenberg para en ese mismo momento asegurar que era una ´´persona honorable´´ resalto su falta de profesionalismo al contradecir su propia investigación quedando como una persona fuera de foco, para ahora venir a opinar acerca de procesos politico/sociales en Guatemala, con su trabajo en Guatemala dejo en un abismo de dudas a instituciones y personas que ha la fecha siguen siendo afectadas por su mal trabajo.

  • Soy francesa y trabajo en la Fundación Ulrich Gurtner Kappeler de Fedecocagua, desde hace unos meses antes que la CICIG estableció este casi estado de sitio un día de mayo de 2009 en las oficinas centrales. Todavía no me aparece claro por qué una organización contra la impunidad haya podido utilizar métodos impunes: ¿la búsqueda de la justicia no supone quedarse en este mismo marco de leyes? De plano algo escapará a mi razonamiento. Pero no dudo que este golpe del destino ha hecho más fuerte a la Federación de Cooperativas.

  • He leído con atención “Guatemala bajo el espejo” de Dr. Castresana, Fiscal del Tribunal Supremo de España; he comparado con la respuesta de Fedecocagua, y que acertado: “Emulando a Jano”, los títulos de Castresana parecen ser UNA CARA y sus actos especialmente cometidos en contra de la Federación, fueron dignos de OTRA CARA COMPLETAMENTE DIFERENTE. A este señor se le olvidó considerar que esta organización nos ha dado la oportunidad de trabajar y mejorar nuestro nivel de vida: no solo a los trabajadores directos e indirectos, sino a todos los productores socios y no socios de Fedecocagua. Mis 19 años de trabajo casi se ven truncados con la trama amorosa, política, social y económica de Rosenberg, oficializada por el Dr. Castresana Fernández.

  • Después de haber visto y vivido directamente el desorden que llegó a causar el Sr. Castresana a Guatemala, a Fedecocagua y otras instituciones y personas del país, su artículo que se publicó en El Universal (al cuál este mismo artículo es una respuesta bastante válida) tiene un tono bastante cínico.

    En teoría tendrá razón con lo que escribe en su artículo Castresana. Pero es un descaro que sea justamente él quien escriba que Guatemala no tiene que perder ahora una oportunidad para empezar a resolver una “herencia maldita e irresuelta del conflicto” , si él mismo (por haber sido manipulado e instrumentalizado) no logró cumplir el mandato de la CICIG.

    Es un hecho lamentable que no haya logrado contribuir de forma sostenible a la erradicación de grupos clandestinos – posiblemente habrá identificado a uno… pero hasta ahí llego y luego dejó a solas al país al cuál ahora le hace recomendaciones desde España.

  • Es vergonzoso que Castresana se atreva a hacer comentarios sobre la situación política y social en Guatemala. Aún más vergonzoso es que la ONU nos mandó un” juez” de esta calaña, queriendo decirnos como debe funcionar la justicia en Guatemala y que terminó finalmente siendo parte y juez del sistema que el debía haber combatido. No me sorprende que él quería hacer su justicia persiguiendo gente honesta e indefensa como Fedecocagua, que es una organización de pequeños productores de café, con mucho prestigio mundialmente, y gente inocente como los hermanos Valdez Pais, dándoles la culpa de un crimen que cometió la persona a quién Castresana encubre y lo llama “honorable”. Sin duda Castresana retrocedió los relojes de Guatemala muchos años. ¿Cuando pedirá la ONU cuentas a este señor? Y me pregunto, porqué Castresana no viene a Guatemala a dar la cara y corregir sus errores garrafales?

  • Yo nací en San Rafael Pie de la Cuesta, San Marcos, hijo de padre cortador de café; hoy gracias a Fedecocagua soy experto catador de café en el laboratorio de control de calidad; tengo el reconocimiento dentro y fuera de Guatemala. Mi padre trabaja en el beneficio de café de Fedecocagua y además hoy produce café. Mi experiencia hace posible calificar las calidades de café que producen los pequeños productores, para su posterior exportación a los mercados de café más exigentes a nivel mundial (Dunkin’ Donuts, Starbucks, Nespresso y muchos más). El señor Ban Kin Moon al haber contratado a el señor Castresana, y este al haber dado validez al video de Rosenberg, estuvo a punto de hacer perder y truncar todo este desarrollo que tanto mi padre como yo hemos alcanzado. Es muy irresponsable y él, como representante de la justicia, debería de someterse a ser juzgado por sus malos actos y terribles consecuencias; por poco y provoca que mis hermanas volvieran a cortar café en las fincas de la costa sur de Guatemala, al igual que mi papá y yo…

  • Es lamentable los señalamientos que fueron hechos a Fedecocagua, de los cuales fue víctima dañando la imagen de una organización que agrupa a miles de pequeños productores unidos para comercializar su café y mejorar sus estándares de vida.
    Finalmente se dio a conocer que Fedecocagua era totalmente inocente; sin embargo desde esa fecha ellos han trabajado intensamente para resarcir el daño económico sufrido por parte de personas malintencionadas que buscaban opacar el éxito de esta organización.

  • Creo que la Federación está en todo su derecho de responder las opiniones que hace un “personaje” como Castresana y es muy atinado pues este señor solo vino a Guatemala a “alinearse” con los que dijo venia a meter presos. Y al señor Luis Garcia, con todo respeto, creo que nadie de ultraderecha estaría a favor de los cooperativistas pues es un modelo económico que poco tiene que ver con esa ideología.

  • Quienes escribieron esto tienen que leer dos veces el articulo porque les falta un buen curso de alfabetización y de comprensión de lectura, aunque no es dificil imaginar que la “periodista” mexicana que trabaja en este medio a las ordenes de otro “periodista” de la ultraderecha de Guatemala es la razon de que un medio que se dice independiente publique esto…

  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión