Alfonso Durazo Montaño, quien se perfila para ser titular de la Secretaría de Seguridad Pública en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador, acusó ayer a Claudia Artemiza Pavlovich de querer impulsar la reforma constitucional “en lo oscurito”.

La iniciativa generó revuelo pues pretendía modificar la Constitución local para cambiar el equilibrio de poderes y dotar al poder Ejecutivo Estatal de facultades extraordinarias y vetar ciertos temas frente al nuevo Congreso que estará conformado por una arrolladora mayoría de Morena (de 21 distritos, 20).

–Información en desarrollo

Ciudad de México, 18 de julio (SinEmbargo).- Claudia Pavlovich Arellano, Gobernadora de Sonora, solicitó hoy al Congreso del Estado no discutir la polémica iniciativa del veto constitucional, con la que pretendía controlar al Poder Legislativo local y beneficiar las decisiones del Ejecutivo, confirmó Jacobo Mendoza Ruiz, presidente del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en el estado.

De acuerdo con el partido de Andrés Manuel López Obrador, buscaba vetar las decisiones que tomará el próximo legislativo sobre todo en materia de austeridad presupuestal.

“Ahorita venimos del Congreso porque citaron a sesión extraordinaria para discutir el dictamen de la iniciativa. La propuesta generó una gran movilización aquí en Sonora que llevó el escándalo a nivel nacional y hoy hubo un comunicado de la Gobernadora en donde exhorta al Congreso a retirar la iniciativa de la discusión”, dijo en entrevista con SinEmbargo.

Pavlovich Arellano informó a través de un mensaje, una hora antes de que iniciara la sesión, que en atención a las inquietudes ciudadanas generadas por la iniciativa de reforma que le daría facultad de veto y municipalización del transporte de Sonora, les pedía a los legisladores ampliar el tiempo de reflexión y consenso antes de su aprobarla.

La iniciativa generó revuelo pues pretendía modificar la Constitución local para cambiar el equilibrio de poderes y dotar al poder Ejecutivo Estatal de facultades extraordinarias y vetar ciertos temas frente al nuevo Congreso que estará conformado por una arrolladora mayoría de Morena (de 21 distritos, 20), explicó Mendoza.

“Eran reformas a la Constitución local para modificar el equilibrio de poderes, dotando de poderes extraordinarios al poder Ejecutivo por encima a las facultades del Congreso. Tenía una implicación seria porque si Morena quería eliminar privilegios, oficinas ostentosas, partidas presupuestales, ella tenía previsto ejercer un veto total al presupuesto y decir no se puede”, explicó.

De acuerdo con Jacobo Mendoza el capítulo sobre el intento de “madruguete” de la Gobernadora al nuevo Congreso que fue votado el 1 de julio pasado, es un capítulo cerrado.

Alfonso Durazo Montaño, quien se perfila para ser titular de la Secretaría de Seguridad Pública en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador, acusó ayer a Claudia Artemiza Pavlovich de querer impulsar la reforma constitucional “en lo oscurito”.

“En lo oscurito, sin informar al pueblo y buscando evadir su clamor de cambio”, Pavlovich Arellano quiere anular el poder de un “futuro Congreso de mayoría opositora y debilitar al mismo tiempo la capacidad de respuesta de los futuros presidentes municipales, de mayoría también opositora”, aseguró Durazo Montaño.

Lo anterior, apuntó Alfonso Durazo, representa un golpe legislativo.

“Ni el PRI, ni el PAN, ni la Gobernadora Claudia Pavlovich han entendido la lección de la derrota fulminante que la gente les dio en las urnas el 1 de julio pasado”, indicó.

Las palabras de Durazo se dieron después de que en el Congreso de Sonora anunció que se discutiría la figura del veto constitucional. El Congreso actual de la entidad, y que va de salida, está conformado por 15 diputados priistas, 13 panistas, dos de Nueva Alianza (Panal), uno del Partido de la Revolución Democrática (PRD), uno de Movimiento Ciudadano (MC) y uno de Morena.

Claudia Pavlovich Arellano pertenece al grupo de priistas que lidera Manlio Fabio Beltrones en Sonora. Su candidatura se vio envuelta en polémica en 2015 pues para los sonorenses el candidato con mayor aceptación era Ernesto Gándara Camou.
Sin embargo la decisión final de Manlio Fabio favoreció a Pavlovich Arellano y sacó de la contienda por la gubernatura a Gándara Camou, quien no pertenecía al grupo de los beltronistas.