México

Un Juez mexicano detiene temporalmente que Rafael Caro Quintero sea enviado a EU

18/07/2022 - 11:16 am

Caro Quintero es acusado en Estados Unidos por los delitos de delincuencia organizada, asociación delictuosa, y secuestro y homicidio del agente de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos, conocida como DEA por sus iniciales en inglés, Enrique “Kiki” Camarena, cuya tortura y muerte tuvo lugar en 1985.

Ciudad de México, 18 de julio (SinEmbargo).- Un Juez federal otorgó un amparo al narcotraficante Rafael Caro Quintero, capturado el viernes pasado en México, que impide al Gobierno federal extraditarlo a Estados Unidos sin antes enfrentar un juicio.

El fundador y líder del Cártel de Guadalajara fue notificado de la orden de detención temporal con fines de extradición desde el penal de máxima seguridad de El Altiplano, lugar al que fue trasladado después de haber sido detenido por elementos de la Secretaría de Marina (Semar).

El amparo fue solicitado por la hermana del narcotraficante, Beatriz Angélica Caro Quintero, quien requirió la protección de la justicia contra la deportación o expulsión del país, sin que se haya seguido el procedimiento de extradición correspondiente de acuerdo con lo establecido en el tratado de extradición entre México y Estados Unidos.

“Se concede la suspensión de plano para el efecto de que de no se ejecute y el interesado quede en el lugar donde se encuentre a disposición de este órgano jurisdiccional de amparo, sólo en lo que se refiere a su libertad personal, hasta que se resuelva el presente juicio de amparo”.

Hoy en conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer que la defensa de Rafael Caro Quintero había presentado amparos luego de que fuera capturado en el municipio de Choix, Sinaloa.

El mandatario federal detalló que los amparos no van en contra de la extradición de Caro Quintero a Estados Unidos, sino que son para que se le libere bajo el argumento de que hubo fallas en el proceso de su aprehensión.

“Entiendo que estos amparos no van en contra de la extradición, sino que es para que se le libere esgrimiendo que hubo errores en el procedimiento. Entonces la autoridad va a contestar cómo fue el procedimiento legal”, dijo.

En ese sentido, López Obrador afirmó que dicho procedimiento se llevó a cabo de acuerdo con lo establecido en la Ley, por lo que confió en que se ejerza la justicia y al mismo tiempo señaló que no habrá impunidad “para nadie”. “Que se entienda esto, porque el que tiene una orden de aprehensión y cree que no hay ningún problema, eso ya no”, agregó.

Cuestionado sobre si durante su visita a Estados Unidos habló de Caro Quintero con su homólogo Joe Biden o con la Vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, el mandatario mexicano afirmó que no y que por el contrario trató otros asuntos.

“Yo no trato estas cosas, estos son acuerdos que tienen que ver con intereses generales. Un Presidente de México no puede tratar con el Presidente de otro país el asunto de un presunto delincuente. Eso a lo mejor lo hacían antes, nosotros no. Aquí hay la decisión de que se haga valer un Estado de Derecho […] no son negociaciones en lo oscurito con nadie”, expresó.

Caro Quintero es acusado en Estados Unidos por los delitos de delincuencia organizada, asociación delictuosa, y secuestro y homicidio de un agente de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus iniciales en inglés), Enrique “Kiki” Camarena, cuya tortura y muerte tuvo lugar en 1985.

El líder del Cártel de Guadalajara, fue detenido el viernes pasado por elementos de la Secretaría de Marina, en el municipio de Choix. Un perro adiestrado de nombre “Max” fue quien lo encontró entre los matorrales.

28 de enero de 2005. Rafael Caro Quintero es trasladado del Cefereso de Puente Grande, Jalisco, hacia el penal de Matamoros, Tamaulipas.
Foto: Cuartoscuro.

El capo era buscado por Estados Unidos desde que en 2013 fue liberado de una cárcel mexicana por un aparente error judicial después pasar casi tres décadas encarcelado por el asesinato de un agente de la DEA y de un piloto mexicano, un fallo que se revirtió después, pero que indignó a Washington y tensó las relaciones entre ambos países.

Sin embargo, la captura de Caro Quintero fue celebrada por altos funcionarios del país vecino y Anne Milgram, titular de la DEA, dijo que era fruto del trabajo conjunto aunque desde la Embajada en México se aclaró después de que no hubo personal participando en el operativo táctico.

El proceso legal de extradición de Caro Quintero inició el sábado pasado cuando le notificaron su situación jurídica y los cargos en su contra. Estados Unidos había dicho que intentaría una extradición de manera inmediata, pero el proceso legal tardaría meses.

Caro Quintero era considerado uno de los padrinos del narcotráfico mexicano y aunque las autoridades dicen que había vuelto a la vida delictiva no tenía el mismo poder que en las décadas de los 70 y los 80 cuando era uno de los principales traficantes de drogas a Estados Unidos.

Rafael Caro Quintero. Foto: Victor Mendiola, Cuartoscuro.

-Con información de AP

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas