El total de existencias de crudo y productos refinados, incluida la Reserva Estratégica de 644.8 millones de barriles, se situó en mil 941.7 millones de barriles.

Washington, 18 de septiembre (EFE).- Las reservas de petróleo en Estados Unidos ascendieron la semana pasada en 1.1 millones de barriles, hasta los 417.2 millones, en su primera subida en cinco semanas y justo antes de las tensiones en el suministro global provocadas por el ataque a varias refinerías saudíes, informó este miércoles el Departamento de Energía.

La cifra es superior a los analistas, que habían anticipado un alza de 500 mil barriles.

Tras conocerse los datos, el precio del barril de petróleo (WTI) para entrega en octubre bajó 1.07 dólares hasta los 58.27 dólares.

Las importaciones diarias de crudo alcanzaron la semana pasada un promedio de 7 millones de barriles, con un alza de 300 mil barriles respecto a la semana precedente.

Por su parte, las reservas de gasolina para automoción crecieron en 800 mil barriles, situándose en los 229.2 millones.

Las reservas de combustibles destilados, como el diésel y el gasóleo de calefacción, por su lado, aumentaron en 400 mil barriles, hasta los 136.7 millones.

Las refinerías operaron al 91.2 por ciento de su capacidad instalada.

El total de existencias de crudo y productos refinados, incluida la Reserva Estratégica de 644.8 millones de barriles, se situó en mil 941.7 millones de barriles.

El pasado domingo, el presidente estadounidense, Donald Trump, autorizó la liberación de petróleo de la reserva estratégica del EU para que, si es necesario, se garantice el suministro mundial.

Trump hizo el anuncio un día después de que dos refinerías de la petrolera estatal saudí Aramco, clave para el abastecimiento mundial de crudo, fueran atacadas con diez drones, causando una reducción de cerca del 50 por ciento de su producción.

El gigante petrolero saudí Aramco, el principal del mundo, ha indicado que llevará varias semanas hasta que sus instalaciones vuelvan a operar con normalidad, lo que hace temer sobre las consecuencias que ello pueda tener en el suministro de crudo a nivel mundial.